Home Cine/TV 13 Asesinos

13 Asesinos

Por el Cine/TV

13 AsesinosLuego de mucho tiempo, volvemos a tener una película de samuráis respetuosa, bien armada y muy entretenida. El director de horror Takashi Miike pasó de un tipo de sangre cinematográfica a otro, que salpica mucho más cuando cortan las katanas. Pasá y entérate por qué vale la pena.

13 AsesinosTodavía recuerdo los dolores de espalda que me provocó ver las películas de Akira Kurosawa, uno de mis directores favoritos,  en las andrajosas salas de Cinemateca Uruguaya. Como sabrán, soy un gran fanático del cine asiático, en gran parte debido a la influencia temprana que tuvo en mi formación cinematográfica la majestuosidad de las obras consagradas del maestro japonés (Ran, Yojimbo, La Fortaleza Escondida, Los Siete Samurái, Rashomon, Kagemusha, etc.). No fue fácil soportar a veces tres o cuatro horas de película con un resorte de una butaca en mal estado incrustado en la espalda, pero sobreviví y fui mejor persona desde entonces (además de que la cavidad que me quedó entre la cuarta y quinta vértebra me permitió acomodar mejor la mochila en años posteriores). “Formación del carácter”, creo que le dicen.

Pasaron unos cuantos años antes de que pudiese ver otra buena película Jidaigeki, o lo que equivale a decir, una película “de época” basada en la era Edo de Japón (alrededor del 1600 al 1800 y pico). Particularmente, hacía muchísimo tiempo que no veía una buena película de samuráis (confieso públicamente y con cierta vergüenza todavía no haber visto la trilogía del “Twiligth Samurai”, pero pienso rectificarlo pronto, por más que creo que la película está ambientada unos pocos años antes de la restauración Meiji). Por suerte, puedo considerar este período de sequía con respecto a  buen cine de samuráis  terminado, luego de maravillarme ante la joyita que es “13 Asesinos”, la mejor película del multifacético Takashi Miike. Este director japonés es generalmente reconocido por sus incursiones en el cine de horror y fantasía (Audition, Zebraman, etc.), y tiene una prolífica carrera con casi 70 películas. “13 Asesinos” está excelentemente filmada, con buen pulso, una fotografía espectacular y una batalla final de más de media hora que te hace comerte las uñas hasta dejarlas afiladas como katanas. Takasihi Miike pasó a ocupar así mi podio de privilegio actual para este tipo de cine, lugar bastante despoblado hasta ahora. Sin duda, esta película es su obra maestra.

13 AsesinosLa historia de “13 Asesinos” se basa en un hecho real y es una especie de remake de la película de mismo nombre de 1963 de Eiichi Kudo. Desde el comienzo de la acción, donde vemos con lujo de detalles un sepukku (suicidio ritual) ejecutado por un noble agraviado, podemos apreciar que la película no ataja ningún golpe. La era de los samuráis está en decadencia y la sociedad guerrera feudal lo siente. Los excesos del Señor Naritsugu (un tipo realmente perverso, sádico, megalómano, violador y sanguinario), casi intocable por su cercanía de parentesco con el Shogun (su hermano político), llevan a que un oficial asesor del Shogun, un anciano señor de la guerra, otorgue en secreto a otro samurái, Shinzaemon Shimada, la misión de acabar con la vida de Naritsugu lo más discreta y rápidamente posible. A tales efectos, Shinzaemon reclutará 12 guerreros que lo apoyarán en una gesta personal y secreta para liberar a Japón de una criatura realmente monstruosa, que amenaza con destrozar una paz ganada con mucha sangre.

La película gira en torno al reclutamiento de estos guerreros por parte de Shinza, retratando sus características vitales y personales y las razones por las cuales aceptan gustosamente esta misión suicida (el espíritu del Bushido, el código del guerrero samurái, sobrevuela todas las decisiones de un grupo disparejo pero unido en su devoción por la tarea de Shinza).  Al mismo tiempo, la película posibilita al espectador “pasarse de bando” y contemplar la visión de los guerreros leales a Naritsugu, samuráis con idéntico sentido del honor, que juraron proteger a su señor hasta la muerte. De hecho, el principal rival que enfrenta Shinzaemon es su antiguo compañero de armas, el samurái Hanbei.

13 AsesinosLa historia que da base a la película se desarrolla con muchísima habilidad, desde el golpe inicial del suicidio ritual, la violación y descuartizamiento de los enemigos del sociópata Naritsugu, para adentrarse en el terreno personal de esta sociedad improvisada de guerreros que constituye el reducido grupo que intentará acabar con la vida del sádico señor feudal, mientras este realiza un viaje anual por las tierras de distintos clanes. Para que se hagan una idea, el enfrentamiento final abarca un enorme porcentaje de la película, en una de las filmaciones de batallas más viscerales que recuerdo.  Más allá del desarrollo de la acción, Takasihi Miike se permite algunas reflexiones sobre el camino del guerrero, las intenciones de paz que a veces conducen a la guerra y cómo la sangre sólo puede generar más sangre, a la larga. Sin embargo, el centro de la película es la acción samurái. En este sentido, “13 Asesinos” me hizo acordar mucho a obras de Kurosawa como “Los Siete Samurái”, ya que cuenta con homenajes claros (más allá de algún momento de perplejidad que no pude esclarecer hacia el final de la película) a personajes como el encarnado por Toshiro Mifune en la película de Kurosawa (si no les suena, me refiero a la resonancia de Koyata Kiga con Kikuchiyo, el personaje “peculiar” de Mifune).

“13 Asesinos” es una de las mejores (si no es la mejor) películas de samuráis que vi en los últimos años. Sobria, excelentemente actuada y coreografiada, con una cinematografía impecable, vale la pena dedicar dos horitas a ver esta joya moderna del cine Jidaigeki. Tengan paciencia, si no están acostumbrados al formato, porque la similitud de vestimentas y apariencias hacen difícil la identificación de algunos de los actores a medida que se desarrolla la trama. Botón de pausado de DVD en mano, nada es imposible.

13 Asesinos

Absoluta e irrestrictamente recomendada si les gusta este tipo de cine. De lo mejor que hay en la vuelta. Y muy inspiradora para “Legend of the Five Rings”, para los roleros.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3