Home Cine/TV Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de Tronos

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de Tronos

Por el Cine/TV

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de TronosEl domingo pasado finalizó la primera temporada de la adaptación de HBO de “A Song of Ice and Fire”, de George R. R. Martin. Mucho hablamos del tema, pero el éxito y calidad de la serie merecen algunas reflexiones finales. Pasá y discutí con nosotros sobre la mejor propuesta televisiva del 2011.

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de TronosLa tarea que HBO se encontró entre manos a raíz de esta serie no era sencilla, ya que la saga ASOIF es una de las creaciones más aclamadas, amadas y odiadas de la historia de la literatura fantástica. HBO no va con chiquitas y la adaptación de “A Game of Thrones” (que para televisión perdió el “A” para transformarse en “Game of Thrones”) fue una jugada arriesgada desde todo punto de vista, ya fuese por el lado del desembolso económico de una producción millonaria o la posible recepción de crítica y público de una historia que, si bien cuenta con puntos en común con diversas creaciones fantásticas, cambia lo suficiente algunos de los tropos comunes a este tipo de obra como para resultar atípico y para muchos francamente poco digerible.

La serie fue un éxito a distintos niveles. Las actuaciones de un conjunto de actores y actrices de primera línea, la habilidad para traducir un mastodonte de casi 900 páginas a un formato diferente, y sobre todo el RESPETO por el material original promovieron una química casi instantánea con un público que acompañó en la emisión en su país de origen y fuera de fronteras, al punto de asegurar su renovación para una segunda temporada ni bien se conocieron los números de el primer capítulo. De todas formas, HBO ya había solicitado a los productores que comenzasen a mapear la traducción de formatos del segundo libro a una potencial segunda temporada, por lo que la cuestión estaba encaminada, y hoy en día va a cristalizarse en el comienzo de filmación de la serie-secuela, con fecha inicial del 25 de julio.

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de Tronos¿Por qué funcionó tan bien una propuesta tan arriesgada?

Como mencionamos, uno de los elementos fundamentales que mostró “Game of Thrones” fue un respeto inaudito por su material de origen. Si bien los escritores no temblaron a la hora de adaptar la historia a los constreñimientos del medio televisivo, cada capítulo demostró un entendimiento soberbio a la hora de destilar los hechos, parlamentos y giros argumentales cruciales que hacen a la obra una de las más laudadas de la fantasía moderna. Las diferencias, cuando existieron, en general potenciaron la historia original. La relación inicial de Khal Drogo y Daenerys, por ejemplo, aparece retratada con mayor crudeza de lo que se constata en las novelas, quizás, a mi modo de entender, para asegurar el entendimiento del espectador de que Drogo es un bárbaro temible en todos los aspectos de su vida, aún en la privada.

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de TronosOtros elementos aparecen desarrollados de manera un poco sorprendente, como por ejemplo la relación homosexual de Ser Loras Tyrell y Renly Baraethon, cuestión apenas insinuada en los libros y que me dejó con una franca confusión al ser representada sin ambigüedad. Sin embargo, nuevamente tenemos información adicional que aporta a darle a Renly un aire de tridimensionalidad en cuanto a su personalidad, que de otra forma podría aflorar poco en su reducido tiempo en pantalla.

Todos y cada uno de los cambios, por lo general menores o de estilo – matiz, añaden al conjunto general y permiten una mejor comprensión de elementos que Martin puede desarrollar con mayor detenimiento en cientos de páginas. De todas formas, recordemos que Martin figura como productor ejecutivo, asesorando a los productores a lo largo de todo el proceso creativo e inclusive escribiendo los guiones de algunos de los capítulos esenciales.

Cada episodio de la serie fue incrementalmente mejor en comparación al anterior, hasta desembocar en un capítulo final de temporada que deja sin aliento por su descripción cruda de muchas angustias y miserias. Cada línea magistral del libro, desde “las cosas que hago por amor” hasta “haz de tu debilidad tu fortaleza”, aparecen en la serie, sin obviar ninguno de los momentos cruciales de personajes que hacen de las palabras sus armas por elección.

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de TronosYa que nos referimos a los personajes, “Game of Thrones” nos dio una de las mejores propuestas de la temporada a nivel de actuaciones. Sean Bean logró impregnar a Eddard Stark del aura de honor condenado y desinteresado del señor de Winterfell, en una actuación cálida, profunda y digna de todo tipo de elogios. Peter Dinklage nos dio un Tyrion Lannister magnifíco, con una actuación absolutamente magistral que tendría que asegurarle un Emmy (si no fuese porque no estoy seguro que se puedan otorgar dos, uno a Sean Bean y otro al hombrecito más carismático de la televisión). Los actores que interpretan a los Stark (Bran, Jon, Robb, Arya, y en bastante menor medida, Sansa) lograron una actuación efectivísima, así como los que representaron a los Lannister, encabezados por un Tywin espectacularmente caracterizado y unos Cersei y Jaimie que me ganaron progresivamente con el nivel de sus actuaciones.

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de TronosPoco hay que decir de la fastuosa producción de la serie, descollante como acostumbra a ser todo lo relacionado con la cadena HBO. De todas formas, merece un apartado especial el cuidado con el que la adaptación del libro se generó en lo relacionado a algunas de las escenas claves de “A Game of Thrones”. Quien haya visto el noveno capítulo, por ejemplo, comprenderá la complejidad de filmar la escena que se desarrolla frente a la estatua de Baelor, cuestión magníficamente resuelta a nivel de paso narrativo, actuaciones y fotografía. Como esta escena vienen tantas otras a la mente que traducen formidablemente el material de origen a su contrapartida televisiva.

“Game of Thrones”  fue todo lo que se le pedía y aún mucho más. Con su meticuloso y cuidadoso amor por el detalle y respeto por las fuentes, logró generar una historia que tuvo en vilo a millones de espectadores por semana y aseguró una segunda temporada centrada en el enfrentamiento de las Casas Nobles de Westeros. El éxito de la serie quizás permita pensar en adaptaciones de obras similarmente consagradas. HBO demostró que es posible tomar material publicado de calidad y asegurarse una transferencia a un formato de serie que atrape a público de todo tipo, ya sea en hábitos televisivos o en segmento demográfico. En este sentido, vale recordar que cuando nos referimos a "demográfico" estamos hablando de la franja etaria del público objetivo de la cadena. Por lo general, el segmento televisivo más preciado es el de 18 a 49 años, precisamente la franja en la cual GOT funcionó mejor, con un récord de temporada de 1.4 de acuerdo a las mediciones Nielsen para el capítulo final (creanme, estamos hablando de mucha gente viendo cómo terminaba la cosa, al menos por este año).

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de TronosUna magnífica serie que merece todo premio que pueda llegar a cosechar (esperamos que los Emmy dejen de lado a los sospechosos de siempre y le den una oportunidad a lo mejor de HBO en años) y toda hora que un espectador potencial le destine para apreciar la sangre, el barro y el óxido del enfrentamiento de seres humanos ambiciosos, nobles, miserables y ambiguos, en un mundo que no perdona a ninguno, sin importar sus intenciones, en tanto no sepa jugar el juego de los tronos.

El invierno vino y se fue, dejando una de las mayores satisfacciones televisivas de los últimos años a su paso. Ahora nos queda esperar un largo año para el estreno de lo que seguramente se llamará (o debería llamarse) “Clash of Kings”.

Acaba Juego de Tronos, larga vida a Juego de Tronos

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3