Home Cine/TV Agents of S.H.I.E.L.D. T1E17

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E17

Por el Cine/TV

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E17¿Qué pasa cuando se estrena una película en la que la organización que da nombre a esta serie cambia por completo? Lo primero es contar la otra visión de estos cambios, en un capítulo lleno de intrigas y acción, donde nada es lo que parece. Aunque a veces sí.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E17

El episodio comenzó con Bill Paxton escuchando "(Don't fear) The Reaper" ("More cowbell!") y huyendo de un par de drones de S.H.I.E.L.D., anticipando un capítulo movidito.

Era de esperarse, ya que para esta semana nos habían prometido una historia "compañera" de Captain America: The Winter Soldier... aunque todos sabemos lo que pasó cuando prometieron lo mismo con Thor: The Dark World.

Claro que el cuadro de situación (Luis Ventura dixit) era muy diferente: la segunda entrega de las aventuras de Steve Rogers perfectamente se podría haber llamado Las aventuras cinematográficas de S.H.I.E.L.D., al menos en una ridícula traducción al castellano.

La hora entera fue dedicada a mostrarnos el "Lado B" de la transformación de la organización de espionaje e inteligencia. Al igual que ocurrió en 300: El regreso, ahora tenemos una mina, por momentos uno siente que lo más importante no está pasando ahí. La acción se traslada a la base "B" de S.H.I.E.L.D. y Nick Fury es el Leónidas de los agentes, pero hay suficiente acción y misterios para satisfacer a los televidentes.

Adentro del avión de Coulson y los suyos, la cosa venía mal barajada desde la semana pasada. Como era de esperarse, China-Piloto no era una "mala infiltrada", aunque guardaba sus secretos y eso le costó la confianza del equipo, en un capítulo en el que la clave era "no confíes en nadie".

Coulson la sedó ("she's a sleeper... I mean, the other kind of sleeper" fue el bocadillo de la temporada) y la mandó wardar. Es decir, la mandó guardar junto con Ward, quien estaba encerrado por haber matado al Clarividente la semana anterior. Aunque ni eso era seguro.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E17

Los guionistas manejaron un juego de intrigas superior al de la película, al menos en mi opinión personal. Durante los bloques manipularon (en el buen sentido) al espectador, haciendo que las sospechas y des-sospechas cayeran sobre buena parte del elenco.

Por supuesto que hubo detallecitos, como la revelación de la "frase secreta" para iniciar la revuelta, que llegó en un gráfico que recordaba a las frases de la Rueda de la Fortuna. O el romance entre Skye y Ward. Puaj. Pero por cada paso en falso había una China-Piloto gritándole a Coulson "¡Yo armé al equipo!".

Existía la genuina tensión de que todo podía pasar, incluso que alguno de los personajes principales resultara muerto en los enfrentamientos. De manera muy conveniente, toditos se iban salvando e infiltrándose en la base "B", en secuencias que me recordaron a la Star Wars original, adentro del Destructor Estelar.

Todo apuntaba a que la mala (y la verdadera Clarividente) sería Victoria Hand, pero desde el episodio anterior me la jugaba a que era inocente. Por un momento parecía que ninguno de los protagonistas ni secundarios sería un espía. Si así cerraba, sería criticable la falta de cojones de los realizadores por "quemar" alguno de sus personajes y descubrirlo como malo.

El cambio se dio en una conversación entre Coulson y Paxton, cuando este último queda pegado. Tenía sentido que Hand (buena) lo haya querido bajar del aire. De cualquier manera, no era una jugada TAN arriesgada. Sobre todo cuando entre tantos balazos no habían matado a nadie conocido.

Pero quedaba una vuelta de tuerca, cuando se llevaban a Paxton a prisión. La "acción estúpida que puede costarte la vida" de Victoria Hand fue decirle a Ward que, ahora sí, le disparara al verdadero Clarividente. Total, no era que estuvieran en la mitad de un viaje cuyo ÚNICO objetivo era encarcelarlo.

En ese momento, el zanguango de Ward revela que en realidad era... un zanguango traidor. Mata a Victoria Hand y a sus patiños y libera a su mentor. ¡Shyamalan!

O no tanto. Si me la tuviera que jugar, diría que Ward tiene una bombita de esas en la cabeza y lo tienen bajo control. ¡Mejor! ¡Mejor! La bombita está en la cabeza de la Googleadora, de la que él está enamorado. Así, no nos perderemos de la prometida "primera cita" entre ambos. Quizás así termine la primera temporada, conmigo vomitando del otro lado de la tele.

Lo importante es que tuvimos un capítulo vibrante, con cartas bien jugadas por los guionistas invitados, o los espectros que invadieron los cuerpos de los guionistas originales. Como sea, que se mantenga así.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E17

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3