Home Cine/TV Agents of S.H.I.E.L.D. T1E18

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E18

Por el Cine/TV

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E18Da menos vergüenza hinchar por los Agentes de S.H.I.E.L.D., ahora que pasaron de ser los capos del espionaje a ser "Los Magníficos" en un avión (perseguidos por un crimen que no cometieron). Un nuevo aliado los estará esperando en la estación de la iniciativa Dharma.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E18

Está claro que Agents of S.H.I.E.L.D. levantó el nivel de sus primeros episodios, en donde el consenso global apuntaba a lo poco que aprovechaban los creadores de la serie el vasto universo en el que se situaba.

El cambio de estos tiempos no solamente obedece a una mejora en el "pulso" de los personajes y su mundo, sino en el cambio sufrido por el mundo en sí, debido al desenlace de Captain America: The Winter Soldier.

Si alguno sigue la serie pero no vio la película, para empezar no sé qué está haciendo en lugar de tomarse un par de horas para verla. Lo que sí podemos contarle, porque lo habrá visto en "Agents...", es que S.H.I.E.L.D. is no more. Al menos como la conocemos.

Agentes infiltrados en toda su organización salieron a la luz y la golpearon donde más le dolía, destruyendo la reputación hacia el resto del mundo. Alcanza ver cómo se dirige a ellos el coronel Glenn Talbot, que impone respeto pese a que parezca un stripper.

Los agentes se convirtieron en Agentes de Nada y eso, irónicamente, los benefició. Al principio se hacía evidente la contradicción en un grupito de supuestos "buenos", que no dejaban de ser peones de una institución creada para mantener el "orden global". Menuda arma de doble filo.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E18

Ahora que S.H.I.E.L.D. cayó junto a sus helicarriers, se hace sencillo hinchar por un grupo de talentosos hombres (y mujeres) que se encuentran solos en el mundo, sin saber en quién confiar. Surge el instinto humano de hinchar por el que le va peor.

En este episodio quedó más que claro lo mal que les va. A la amenaza de la Fuerza Aérea (con el stripper a la cabeza) se le suman los problemas de confianza dentro del grupete, personificados por Coulson y China-Piloto, quien desde un comienzo fue ordenada por Nick Fury para tener a raya a su amigo. Eso de volver de la muerte podría tener complejos efectos secundarios.

Mientras ellos buscan un aliado en donde sea, del otro lado están los agentes malos, con Garrett a la cabeza y Ward al costadito. Confieso que este capítulo derribó la mayoría de mis teorías acerca de un Ward "obligado" a hacer el mal, con bombita en el cerebro o alguna de esas cosas.

Los elementos que van en contra de mis ideas locas fueron sus sonrisas a la hora de rescatar a la botija del vestido floreado (nadie lo obligaría a sonreír) y que explicitaron que su plan estaba en marcha desde el primer episodio. La idea era meterse en el grupo y averiguar acerca de la resurrección de Coulson.

Claro que los otros desconocen este dato y creen que Ward sigue cumpliendo órdenes de los buenos. Esto permite aprovechar el eslabón más débil: la Googleadora, quien está enamorada de Ward y quiere una cita con él.

Nueva predicción: Ward a último momento no mata a Skye porque la ama, se besan, luego él muere a mano de los buenos. Música de violines.

Para cerrar, debo señalar un punto fuerte de esta semana, que fue la aparición de Patton Oswalt en el rol de Eric Koenig, quien tiene su propia estación cruza de S.H.I.E.L.D. con Dharma. Este agente algo torpe recuerda el estilo de humor del universo cinematográfico de Marvel y eso nunca está de más.

Nos acercamos al final de la temporada, y pese a que podemos anticipar algunas de las tensiones (Ward sí, Ward no, que la fiesta ya empezó), al menos no tendremos vergüencita porque estaremos siguiendo la pista de un grupito de rebeldes, no un selecto comando que sirve al establishment.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E18

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3