Home Cine/TV Agents of S.H.I.E.L.D. T1E4

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E4

Por el Cine/TV

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E4Luego de tres capítulos muy flojos, Agents of S.H.I.E.L.D. comenzó a mostrar signos de vida, alcanzando esta semana su pico más alto con el episodio "Eye Spy". Una historia en tono de espías que funciona, a pesar de que no hay rastros del universo Marvel. Despacito por las piedras...

Todo futbolero sabe que los primeros partidos luego de la pretemporada suelen ser bastante complicados. Los centrales salen a cortar a destiempo, las marcas en los córners se pierden con facilidad, y los delanteros no están finos en las definiciones. Con el correr de los partidos los equipos van aceitando su funcionamiento y, en mayor o menor medida, se nota en la cancha lo que se planifica en la semana. Salvo que te llames Diego Alonso y tengas en el cuadro a un muerto como el "Japo" Rodríguez.

¿A qué viene toda esta perorata futbolera sin sentido? A que Eye Spy, el cuarto capítulo de Agents of S.H.I.E.L.D., es el primero en el que uno siente que, sin descollar, la serie va saliendo de la pretemporada para de a poco ir encontrando su mejor forma.

Uno de los tantos problemas de los capítulos anteriores estaba en la indefinición respecto al rumbo que se le quería dar a la serie. Enmarcada dentro del universo Marvel, muy poco era lo que se tomaba de él más allá de alguna referencia o guiño tangencial. Y cuando se intentó un vínculo mayor, se apeló a un personaje olvidable como Graviton. En Eye Spy, directamente se optó por omitir toda referencia y, paradójicamente, el capítulo funcionó.

Esta semana, la historia lleva al equipo de S.H.I.E.L.D. primero por Estocolmo y luego por Bielorrusia (un nuevo intento por demostrar que el campo de batalla es global), siguiendo los pasos de Akela Amador, una desaparecida ex agente de la agencia, ahora involucrada en actividades non sanctas.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E4

Con la captura de Amador, se revela que en realidad la misma estaba actuando bajo el influjo de una figura misteriosa (quien la controlaba mediante un dispositivo colocado en uno de sus ojos y que según se dice más adelante, está fabricado con tecnología aún no conocida), lo que motiva a Coulson a darle una segunda oportunidad. Esta organización criminal, de la que no se brinda mayor información, agrega una nueva cuota de misterio a la serie, así como también lo hace la naturaleza no especificada (¿alienígena, quizás? especula Coulson) de unas fórmulas cuasi matemáticas de las que estaban detrás.

En ese contexto, el capítulo ofrece al menos un par de momentos interesantes en lo que refiere al desarrollo de personajes, uno de ellos vinculado a la agente May, que por primera vez en lo que va de la serie deja de ser una simple estatua decorativa con cara de tuje.

Otro punto para destacar está en el equilibrio que se logró en cuanto a la participación de los miembros del equipo, dándole a cada uno la posibilidad de tener su momento de destaque pero sin saturar, al tiempo que se logró una dinámica e interacción mucho más fluida entre ellos. Como si de alguna forma ya no hubiese la necesidad de que cada diálogo fuese rematado con una frase pretendidamente inteligente o graciosa. Uno de los que más había sufrido ese problema en episodios anteriores fue justamente Coulson, para quien en esta oportunidad se optó por un encare mucho más sobrio, que le da una nueva y bienvenida dimensión a su personaje.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E4

Quizás, esto tenga que ver con que los créditos del guión de esta semana corresponden a Jeffrey Bell, otrora productor de Alias, serie que tuvo en sus dos primeras temporadas un alto nivel de calidad. Seguramente por ese lado pueda entenderse el tono decididamente de historias de espías de Eye Spy.

Por ahí también puede encontrarse algún momento desaprovechado, como una escena en la que se le ordena al agente Ward que seduzca a un guardia de seguridad bielorruso, que no tuvo el remate humorístico que ameritaba.

El final del capítulo nos deja con un primer plano de Amador descansando relajada y contenta en una celda, y a la espera de un juicio justo, como le garantiza Coulson. Luego de tantos años de responder a las órdenes de una organización criminal, finalmente encontró la paz. Una linda y bien lograda escena final, para el mejor capítulo en lo que va de la serie.

Luego de tres malos resultados, Agents of S.H.I.E.L.D. encontró una victoria. Con lo justo y sin brillar, pero victoria al fin. Total, nunca me gustó el tiki tiki.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3