Home Cine/TV Agents of S.H.I.E.L.D. T1E7

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E7

Por el Cine/TV

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E7En su séptimo capítulo, la serie vuelve a sus mejores momentos al centrarse en uno de los personajes menos obvios, pero pierde otra oportunidad de ocuparse de temas obvios acerca de la organización que lo controla todo, aunque aparezcan saludables cuestionamientos.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E7

La agencia de espionaje conocida como S.H.I.E.L.D., cuyo acrónimo ha cambiado un par de veces en los últimos años, nació en los años sesenta, en plena Guerra Fría, cuando el enemigo era claro y el espionaje casi una necesidad de supervivencia.

Sin embargo, Agents of S.H.I.E.L.D. se estrenó en 2013, en medio de polémicas por los ataques con aviones no tripulados, la filtración de información (con íconos como Julian Assange y Edward Snowden) y la constante lucha entre el estado benefactor y el estado entrometido.

Estos temas han aparecido de manera bastante light desde que comenzó la ficción apadrinada por Joss Whedon, con una hacker que se pasa al lado de los "buenos" y una organización de la que vamos conociendo más y más... o eso nos quieren hacer creer.

The Hub nos lleva hasta el sitio homónimo, suerte de cuartel general de S.H.I.E.L.D. donde se corta el gran bacalao del mundo. Allí, de la mano de la gélida Victoria Hand, el grupito de agentes de Coulson recibe una nueva misión. ¿Por qué a ellos en particular? Porque hay dos de sus operativos que reúnen las características necesarias. Gracias por darnos una razón valedera de vez en cuando.

A partir de aquí el grupo se divide en tres pares: el primero es el de siempre, formado por china-piloto y Coulson, pero los otros dos se mezclan y la historia gana en dinamismo. En lugar de los clásicos Fitz/Simmons y lindo/linda (sin despreciar a Simmons, ni mucho menos), Fitz y Ward son enviados a la misión, mientras que las chicas se quedan en el Hub.

Ellos atraviesan algunos inconvenientes, resueltos con mayor o menor efectividad, mientras ellas por obra y gracia del guión empiezan a sospechar que algo anda mal. Que S.H.I.E.L.D. les está ocultando información.

Aquí saltan los mayores problemas, no solamente por el salto lógico de las damas (que tienen un par de escenas entretenidas, sobre todo cuando involucran a Simmons) sino porque pone sobre la mesa las artimañas de la organización pero no se anima a demonizarla.

El pobre Coulson queda a medio camino, entre la hippie que se unió al grupo de espías porque sus padres son más importantes que el resto del mundo, y sus superiores a quienes debe obedecer a pies juntillas. Aunque sobre el cierre (e insistiendo sobre el tópico más recurrente de la serie) pueda haber sufrido un cambio de pensamiento.

Entre todo eso estuvo la misión, en donde Fitz pudo lucirse y donde, debo confesarlo, Ward se pareció casi a un ser humano tridimensional.

Un grupo de renegados dentro de una supuesta organización que busca la paz global (mediante acciones violentas alrededor del mundo) seguramente sea más interesante que un grupo de espías dentro de una organización de espías, a los que seguimos simplemente porque están dirigidos por Coulson y Coulson cayó bien en sus pasadas por el cine. Algo de eso hubo, pero no se la quisieron jugar.

Agents of S.H.I.E.L.D. T1E7
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3