Home Cine/TV American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''

American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''

Por el Cine/TV

American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''El octavo episodio de la serie encabezada por Bryan Fuller tuvo características similares a los anteriores, como la dedicación a alguna subtrama en apariencias menor o el escepticismo de Sombra Luna. El problema es que se trataba del final de la primera temporada.

American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''

Si hacemos un balance de esta primera tanda de episodios, da positivo. Salvo que le encarguemos el balance a un contador, que sabemos que son capaces de lograr el resultado que a uno se le antoje. ¿Querés que dé negativo? Pues lo hace dar negativo.

La adaptación de la novela de Neil Gaiman (que por estos días comenzaré a leer... de nuevo) nos presentó a un tipo común, llamado Shadow Moon, quien pocos días antes de salir de la cárcel por un delito malogrado, sufre la pérdida de su esposa en un accidente de tránsito, mientras le practicaba sexo oral al mejor amigo de él.

Pucha, que hay que tener bastante mala liga para que te pasen tantas calamidades... O terminar en la mira de un viejo dios nórdico con un ojo solo, que te necesita para sus oscuros propósitos. Y te necesita viudo y cascoteado.

Lo de cascoteado, vaya y pase (aunque Ricky Whittle siempre parece demasiado entero), pero lo de viudo resultó más complejo. ¿Por qué? Porque Laura (la señora Moon) fue resucitada gracias a una moneda de oro de un leprechaun que le cayó justito en el pecho. Ojo, "resucitada" es una palabra muy fuerte. Más bien es un cadáver reanimado, que se viene pudriendo con el correr de los episodios. Su única esperanza está en una casita a la que su marido y el misterioso Señor Miércoles llegaron un rato antes.

American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''

¿Por qué llegaron ahí? Porque Anansi (uno de varios personajes que aparecen muchísimo menos de lo que uno querría) contó la historia de aquella diosa que se manda a los discípulos por la cachucha. Y, como nos tiene acostumbrados la serie, el "cuentito" de Bilquis estuvo bárbaro. Incluyó un baile cachondo al mejor estilo de la secuela de Matrix, música disco en la Irán (apenas) pre Jomeini, y una caída en desgracia de la que sólo se levantó con un poquito de ayuda del Chico Técnico, quien le explicó las maravillas de Tinder.

"Conseguite una reina", le dijo Anansi a Wednesday. Y en este juego de ajedrez entre deidades, que ya tuvo una pieza volando decapitada del tablero, el veterano de lengua filosa decidió dar una visita a Ostara, la representación de la Pascua, el comienzo de la Primavera, ésa que era idolatrada por los paganos hasta que los cristianos cooptaron la fecha con la resurrección del hijo del jefe.

American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''

Ostara estuvo encarnada por la siempre impecable Kristin Chenoweth, quien ya laburó con Bryan Fuller en Pushing Daisies. Justo la agarraron celebrando su día, junto a decenas de Jesuses, quienes le robaron el estrellato pero le permitieron conservar cierto poder, debido a los rezos que le llegan de rebote.

Todos querían algo de Ostara. Miércoles la quería de su lado en la guerra, mientras que Laura y el Loco Sweeney la querían para resucitar a la primera... algo que no pudo suceder, ya que la muerte de Laura fue causada por un dios. "¿Qué puto dios?", preguntó ella, aunque en el fondo (y no tanto) ya sabía la respuesta. Odín (¿ya podemos decirle Odín?) fue quien cagó el robo al casino y provocó, con ayuda del lepre, el accidente mortal que le costó la vida a la pequeña zombi.

Mientras tanto, un tercer grupo "humano" llegó hasta la casita de Pascua: Media (Gillian Anderson como Judy Garland), Chico Técnico y Señor Mundo, siempre dispuestos a putearse con la vieja guardia y buscando ganarse el favor de la dueña del lugar.

American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''

Los nuevos le explicaron a Pasculli que Papá Noel se adaptó como ella, que lo que vive es simplemente "darwinismo religioso". Odín les retrucó que no, que la vida puede ser distinta. Que las cosas pasan porque los dioses hacen que pasen, y que el negocio es simple: si das un poquito, recibís un poquito. Si donás dinero a los pastores brasileños, recibirás dinero de Dios (los resultados pueden variar). Así que luego del sacrificio de los minions sin cara de Media, Ostara se paró en los pedales y les robó la primavera a los humanos. "La tendrán de regreso cuando recen por ella". Tomá.

Mientras los Nuevos Dioses se retiraban/replegaban y Sombra Luna por fin (¡por fin!) empezaba a creer en algo, apareció Laura dispuesta a tener "unas palabras" con su marido. A unos kilómetros de ahí, Bilquis llegaba a la reunión del bando de los viejos, aunque debiéndole favores al bando contrario.

Para las palabras de Laura y para la reunión de dioses, deberemos esperar hasta la próxima temporada. Apurate, Bryan.

American Gods T1E8 - ''Come to Jesus''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3