Home Cine/TV Arrow primera temporada

Arrow primera temporada

Por el Cine/TV

Arrow primera temporadaOliver Queen se viste de verde y arco en mano combate el mal en su ciudad natal. No tiene barbita porque es una interpretación rejuvenecida del personaje, pero eso no impide disfrutar sus aventuras televisivas. Aquí está mi comentario de la primera temporada de Arrow.

Arrow primera temporada

Arrow primera temporadaLa moraleja sería "no dejes que la gente te diga lo que te puede gustar". Estuve esquivando durante meses esta serie y esperando con ansias la llegada de la nueva creación de Joss Whedon, porque aparentemente Whedon es un genio creativo y la CW solamente pasa porquerías.

Así que, cuando Agents of S.H.I.E.L.D. se convirtió en el remedio favorito para las noches de insomnio, decidí que sería la ocasión perfecta para ver Arrow, y terminé de ver la primera temporada (adquirida por pocos pesos en su edición DVD+Blu-ray) con ganas de seguir de largo.

Sería fácil encontrar otro enfrentamiento entre Marvel y DC en mis palabras; créanme que no es así. A diferencia de las referencias de S.H.I.E.L.D. ("acabo de reunirme con el Capitán América... si hubieras llegado un ratito antes lo veías, pero no, ya se fue, qué lástima"), en Arrow las menciones a otras propiedades de DC son una recompensa a los conocedores, sin perjudicar a los recién llegados.

En el mejor de los casos, permite a aquellos que entendemos las referencias captar por dónde podría venir el asunto.

El asunto, en general, viene de la mano de un Oliver Queen rejuvenecido, que toma varios elementos de la historia de Bruce Wayne. Algo que, cabe aclarar a los recién llegados, fue durante mucho tiempo un elemento de las aventuras de Flecha Verde, quien llegó a tener un Flechamóvil, un Flechaplano y una Flechacueva.

Comentario al margen: recomiendo el arco "The Arrow and the Bat", serializado en Legends of the Dark Knight #127-131 para más de la relación entre ambos.

Volviendo a la serie, está claro que sus creadores se inspiraron en el hombre murciélago, vicharon las películas de Christopher Nolan y crearon esta versión, con Queen regresando después de años perdido y luchando contra una siniestra organización que cree que la ciudad está más allá de toda salvación. ¿"Arrow Begins"?

Por supuesto que esta versión está acomodada para un público televisivo, así que (por un lado) se notarán tintes telenovelescos y (por el otro) los personajes tendrán tiempo de pantalla como para desarrollarse.

Arrow primera temporada

Esta podría ser la gran diferencia con S.H.I.E.L.D., aunque no necesariamente tenga que ver con mi juicio de cada una de ellas. En la serie de Whedon se dedica un gran porcentaje de tiempo al "caso de la semana", mientras que el resto de los puchitos sirven para contar alguna anécdota personal de uno de los miembros del equipo.

En Arrow el "nombre a tachar de la semana" (temática que evolucionó mucho más rápido y mejor que el "intoxicado con kriptonita de la semana" de Smallville) sirve de excusa para mostrarnos la relación entre Ollie, su familia, sus amigos y otros personajes secundarios que se van sumando a la trama. Punto alto, el equipo que se termina formando, con un ayudante que no es patiño y algo parecido a un Oráculo. Entre los tres acaparan la mayoría de los mejores momentos.

Conforme pasan los episodios, no solamente cambia el objetivo del protagonista (que no termina de encontrar un "nombre clave") sino también sus métodos. El encapuchado puede matar a sus enemigos, pero en el transcurso de los episodios esto se cuestiona en varias ocasiones, para que no crean que el Universo DC se ha convertido en un lugar sanguinario.

En veintipico de episodios lo veremos transitar dos caminos, ya que la acción en Starling City se intercala con sus aventuras en la isla, donde (punto bajo de la serie) tardó como cuatro episodios en desabrocharse el botón superior de la camisa. El segmento urbano lo verá lidiando con su fama de playboy, la policía local y el amor que dejó atrás hace años. Y de la camisa abrochada pasará al torso desnudo en suficientes ocasiones para despertar tanto suspiros como insana envidia.

Las actuaciones son de correctas para arriba, los personajes jóvenes son carilindos pero eso pasó con Buffy, Angel y todas esas series que siempre me embolaron. Pero no me hagan caso a mí: cada uno de ustedes se merece experimentarlo por sus propios medios.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3