Home Cine/TV Arrow T3E8 - "The Brave and the Bold"

Arrow T3E8 - "The Brave and the Bold"

Por el Cine/TV

Arrow T3E8 - The Brave and the BoldLa acción se traslada a Starling City, donde Flash y Arrow se unirán en contra de un Capitán que arroja un objeto que rebota, le pega a sus enemigos y vuelve a su mano. No, otro Capitán. Además se discutirá la política internacional estadounidense o algo así.

Arrow T3E8 - The Brave and the Bold

Uno de los principales aciertos del crossover entre The Flash y Arrow es que no se trata de una "gran aventura doble", sino que cada serie tuvo su capítulo autoconclusivo, que (por supuesto) premiaba a aquellos que se hacían la panzada con ambas series. Que deberían ser todos, porque se trata de dos ficciones que se complementan muy bien.

La primera parte del encuentro ocurrió en la diurna Central City, donde sus expertos contemplaron con algo de miedo al arquero que llegaba con sus tácticas un poco violentas. Aquí la acción se traslada a Starling, la Gotham City de las dos, y será el Team Arrow el que deba mostrarle a los visitantes cómo se hacen las cosas.

El villano de turno es Digger Harkness, el Capitán Bumerán. Su historia viene de tiempo atrás, cuando ARGUS lo utilizó en una de las misiones del Escuadrón Suicida. Lyla, la pareja de Diggle ("no estamos casados") fue la que quiso limpiarlo detonando la bombita escondida en su cráneo, pero no anduvo. Y la venganza, como los bumeranes, vuelve con todo.

Es así, cada vez que habla el Capitán, dice un juego de palabras de mierda. Salvando las distancias, me recordó al Mister Freeze de Ahnold.

Oliver Queen se enfrentó con Harkness en pleno ARGUS y precisó de la ayuda de Flash para salvar su trasero. Los jóvenes patiños del velocista, mientras tanto, llegaron para recoger una muestra de sangre pero sobre todo para conocer la Arrow-cueva y todos los artilugios del arquero. Cisco confirmó que en su propia serie está desarrollando una personalidad ("red is so much cooler than green") y a Caitlin todavía le cuesta ser la "Felicity menos buena y menos graciosa".

Arrow T3E8 - The Brave and the Bold

Se desarrollará un nuevo duelo entre protagonistas, esta vez filosófico, debido a la manía de Batm... digo, de Arrow, de amenazar a los malosos con hacerles algún daño físico si no desembuchan lo que saben. "Starling es más jodida", explica Ollie, a quien Lyla entiende perfectamente. Esta diferencia de pensamientos se cuenta en paralelo con un nuevo flashback de Hong Kong en el que Amanda Waller básicamente le enseñaba la importancia de la tortura.

Los guionistas caminaron por la delgada línea de la justificación de los apremios físicos como forma de conseguir información vital en poder de un enemigo. Por la cabeza de muchos espectadores habrá pasado la "política internacional" de Estados Unidos. Lo cierto es que al principio era necesario que ambas posturas estuvieran "defendidas", para luego dar a entender que Barry Allen le enseñó algo a su mentor y éste será un poquito menos torturador de aquí en más.

Antes de eso, Queen tuvo una interesante reflexión a propósito de sus métodos (y los de Batman, vamos). Según él, con cada acción jodida pierde un poco de su humanidad, hasta que no quede nada excepto Arrow. El viejo dilema de la capucha y el hombre debajo de ella. ¿Es Bruce Wayne el disfraz? Y todo eso.

Las peleas contra Harkness tuvieron su atractivo y se notó la diferencia entre la acción de The Flash y ésta, mucho más influenciada por las artes marciales. Las habilidades del Capitán tenían similitudes con las de su tocayo, el Capitán América, en eso de arrojar el escudo y que rebotara un par de veces antes de volver a su mano.

El cierre tuvo una excelente pelea en la que (como siempre que está Flash involucrado) hubo que olvidar un detalle que lo arruinaría todo. Digger pretende huir de la ciudad y para eso se apronta a subirse a un tren. En ese momento, Barry Allen llega a la estación y comienza a llevarse a los otros pasajeros, uno por uno, hasta liberar el andén. Barry, ¿por qué carajo no te llevaste los bumeranes del malo?

De cualquier manera, el villano tenía un as en la manga, o cinco. Cinco bombas desperdigadas por la ciudad y que debían desconectarse en simultáneo o todo volaría al cuerno. Mientras Arrow luchaba por no torturarlo para que las desactivara, Flash utilizaba a los miembros de ambos teams para salvar el día.

Y el final final mostró a ambos héroes dispuestos a pelearse para determinar quién de los dos es mejor. Por supuesto que no vimos el desenlace, para que cada uno imagine el final que prefiera. El mío es empate. Lluvia de corazones.

Arrow T3E8 - The Brave and the Bold

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3