Home Cine/TV Better Call Saul T1E5 - "Alpine Shepherd Boy"

Better Call Saul T1E5 - "Alpine Shepherd Boy"

Por el Cine/TV

Better Call Saul T1E5 - Alpine Shepherd BoyEl abogado menos famoso de Albuquerque apenas si logró salir de pobre gracias al truquito de convertirse en héroe. Después de conseguir un millón ciento cuarenta dólares, pensará en dedicarse a la Tercera Edad además de dedicarse a cuidar de su hermano, como siempre.

Better Call Saul T1E5 - Alpine Shepherd Boy

Los fundamentalistas de Breaking Bad ya pueden estar tranquilos: Better Call Saul no va a arruinar de manera retroactiva su serie favorita de todos los tiempos, si es que uno creyera que determinado producto artístico puede cambiar su valor o respuesta emotiva debido a otro producto artístico independiente.

Lo importante es que, con cinco capítulos arriba, queda claro que esta no es una serie menor, no se trata de un experimento para Internet ni (solamente) un capricho de los creadores. La historia que gira en torno a Jimmy McGill está contada con la misma destreza que aquella de Walter White y, si se me permite la herejía, presenta personajes que generan una mayor conexión emocional que la del profesor moribundo y su familia, sacando los dos o tres primeros episodios.

La vida de nuestro protagonista también es una condena, pero se puede hinchar por él. Su sentido de la moral dista de ser perfecto y cae en tentaciones más veces que el promedio, pero periódicamente aparecen factores que lo redimen o que al menos hacen que su redención sea posible.

Y su mala suerte genera empatía. Primero se perdió a dos peces gordos a pocos segundos de firmar un contrato con él. Cuando dio con el paradero de ellos para salvar el pellejo de los tres, apenas si recibió un agradecimiento monetario (carente de toda legalidad), que utilizó para un polémico cartel publicitario y una artimaña que lo llevó a convertirse en tapa del diario.

No le sirvió de mucho. Los únicos que compraron la historia del "héroe local" fueron aquellos que creen todo lo que sale en los diarios. Como Ricky Sipes, el cazador blanco que quiere independizarse de Estados Unidos y le paga un millón de dólares a Jimmy... un millón de dólares de la República Separatista de Sandía. Y cuanto menos hablemos del inodoro que se cachondea cuando los niños van de cuerpo, mejor.

El único trabajo decente que consiguió fue el de una ancianita preocupada por el destino de sus figuras de porcelana una vez que ella abandone este mundo. Él se hizo de 140 dólares y barajó la posibilidad de convertirse en experto en Tercera Edad. La mejor forma de entrenarse fue viendo al favorito de los viejos en materia de representación legal.

Volviendo a los factores que redimen a Jimmy McGill, el más importante de ellos es su hermano Chuck, quien lleva un año y medio de reclusión debido a una "fobia a la electricidad", hablando pronto y mal. Su primera salida en meses terminó con la intervención de la policía y el trágico resto de lo que supo ser un abogado exitoso terminó internado y con la posibilidad de ser llevado a un psiquiátrico.

Better Call Saul T1E5 - Alpine Shepherd Boy

El protagonista de la serie siguió consintiendo las manías de su hermano incluso en el sanatorio, desviviéndose por apagar luces y otros aparatos eléctricos. Conversando con la doctora quedó claro que durante los últimos meses dedicó gran parte de su vida al bienestar de Chuck. Todavía se puede hinchar por Jimmy.

Es un poco más difícil hinchar por su hermano mayor. Si bien su problema de salud siempre fue descrito como una locura, hubo un momento en la conversación con la doctora, cuando enumeraba los síntomas y explicaba el funcionamiento de su sistema nervioso con claridad, en que todo tuvo sentido. El espectador pudo ver, más allá de la capa de papel aluminio, que la de Chuck podía ser una dolencia real. Inmediatamente después, la doctora presentó evidencia incontrastable de que todo estaba en su cabeza.

Aun así, Jimmy se negó a llevarlo a un psiquiátrico, incluso cuando esto le hubiera dado control sobre sus posesiones y una venganza perfecta contra el resto del bufete de abogados. Repito: todavía se puede hinchar por Jimmy, aunque su comportamiento no sea el mejor para que Chuck (tarde o temprano) se mejore.

Mientras todo esto se dilucida, a Jimmy no le quedó otra que conseguir más clientes viejitos, apelando a un gracioso mensaje debajo de los potecitos de postre que repartían en el cotolengo. "Need a will? Call McGill!".

Por último, hubo tiempo para Mike Ehrmantraut, otro personaje de la serie madre que supo mantenerse de este lado en cuanto a mis preferencias. Volvimos a verlo saliendo de su minúscula casilla de la barrera del estacionamiento, acechar a una dama y recibir la visita de la policía.

Este quinto episodio enganchó con la choreada de diario de la semana anterior, así que es de esperarse que el sexto comience con los agentes de la ley que llegaron hasta la casa de su ex colega.

Better Call Saul T1E5 - Alpine Shepherd Boy

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3