Home Cine/TV Better Call Saul T1E8 - "Rico"

Better Call Saul T1E8 - "Rico"

Por el Cine/TV

Better Call Saul T1E8 - RicoUn importante fraude descubierto por su hermano será el empujoncito que le faltaba a Chuck McGill para parecerse al feroz abogado que alguna vez fue. Todo estará bien hasta que haga la gran Wil E. Coyote y recuerde que está corriendo por el aire.

Better Call Saul T1E8 - Rico

Uno empieza a acostumbrarse a que esta serie lo trate bien como espectador. Que frente a sus ojos aparezcan escenas bien filmadas, que se note el disfrute de quienes la realizan, y que cada semana conozcamos un poco más acerca de la historia de Jimmy McGill, el abogado que un día será Saul Goodman.

Saber dónde terminará McGill en tiempos de Breaking Bad nos hace pensar que es imposible que todo le salga bien y que tenga un ascenso meteórico. Los responsables de Better Call Saul parecen estar conscientes de ello y manipulan (en el buen sentido) nuestros sentimientos cada vez que Jimmy da un buen o un mal paso.

Alcanza con repasar la escena con la que comenzó este episodio, en la que veíamos al protagonista trabajando dentro de Hamlin, Hamlin & McGill. Todo indicaba que se trataba de un pasado "aún más pasado" pero la pizca de duda se mantiene hasta que descubrimos el momento en el que el bueno de James se recibió de abogado. Nada de grandes fiesta de recibimiento: apenas una carta de la Universidad de Samoa Americana.

Los seguidores de la serie que permitió que existiera Better Call Saul (y la respetamos por eso) recordarán a esta universidad. Lo que en su momento sonaba a la peor de las estafas, aquí resulta ser la única opción para que el mandadero de la firma de su hermano pudiera terminar una carrera. Lo que hacen unos pocos años, para atrás o para adelante.

Better Call Saul T1E8 - Rico

Hubo beso con Kim y hasta un sentido momento al preguntarle a su hermano Chuck si estaba orgulloso de él. La alegría se terminó en una escena exquisitamente armada en la que una puerta cerrada y el ruido de una fotocopiadora impidió escuchar una charla que todos sabemos de lo que versó. El RGM (rubio garca mandamás) le dijo que por ahora no contarían con sus servicios profesionales.

El resto de la acción se situó en el pasado-presente y "premió" la insistencia de Jimmy en el rubro de dulces ancianitas que quieren hacer su testamento y apenas tienen dinero para pagarle. Si alguien recuerda a su abuelo o abuela juntando billetitos de diferentes partes para llegar a alguna suma y no se le estrujó el corazón al verlo en la pantalla, es porque no lo tiene. Debería consultar a un médico.

La recompensa por la paciencia y llevarse muchos menos dólares de lo esperado fue descubrir el chanchullo de la casa de salud que cobijaba a esa anciana y a muchos otros viejecitos más. Jimmy todavía no es un inescrupuloso, pero la serie se ha encargado de rodearlo de seres con un nivel de ruindad similar al abogado del comb over y los celulares de descarte.

Better Call Saul T1E8 - Rico

Además, escribe sentado en el inodoro, y yo respeto a quienes comparten esa práctica.

Mientras Mike recomponía la relación con su nuera y recomponía su relación con el bajo mundo para poder ayudar económicamente a su nuera, Jimmy se encontraba con un socio de lujo a la hora de enfrentar una posible demanda "grosa": su hermano Chuck.

Antes de eso, tuvimos la mejor representación del ingreso de un ser humano a un contenedor que haya visto en televisión. Esta actividad, que lamentablemente es moneda corriente en el mundo real para miles de personas, suele mostrarse en series y películas como algo a medio camino entre sucio y divertido. En esta ocasión pudo reflejarse lo desagradable de esta práctica, con un Jimmy al borde del vómito revisando bolsas de basura y encontrando un pañal (de adulto) usado, entre otras inmundicias. La escena podía olerse desde este lado del televisor.

El broche de oro perfecto fue descubrir que los papeles que buscaba estaban al costadito, en el cubo para papel. Porque hasta los que estafan ancianos reciclan por un mundo mejor.

Better Call Saul T1E8 - Rico

La injusticia combinada con la gravedad del asunto sirvieron para desengrasar los engranajes del viejo Chuck, afectado por un trauma psicológico camuflado en una hipersensibilidad al electromagnetismo. Y así como el contenedor recordó a aquellos que están en desventaja, las dudas de Chuck recordaron a todos aquellos que sufren a diario las trampas que les ponen sus propias mentes.

Volviendo un poco a la ficción, presenciamos el tira y afloje entre los McGill y los representantes de las casas de salud. Los primeros, gracias al viejo truco de "Argo" (imaginar que los pedacitos de papel triturado son piezas de un rompecabezas), tienen a los segundos agarrados de las partes nobles y quieren transar en... ¿cuánto, Chuck? Dale, que estás tan callado.

-20 millones de dólares.

Ápale. Mirá cómo se envalentonó y todo, después de pasarse toda la reunión como un pollito mojado. El más grande de los hermanos tendría un último momento de confianza, en el que las ganas de resultar victorioso fueron más que los obstáculos del cerebro y llegó hasta el auto de su hermano pequeño para llevar unos documentos.

Al igual que Wil E. Coyote con la gravedad, la enfermedad de Chuck solamente actúa cuando se acuerda de ella. Y unos segundos antes de que fundiera en negro y apareciera el nombre de los creadores, se acordó. Será otra larga semana hasta el regreso de la serie.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3