Home Cine/TV Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''

Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''

Por el Cine/TV

Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''¿Qué es lo que realmente queremos de la vida? Algunos prefieren un trabajo bien pagado que les permita darse los gustos, otros prefieren que sus pasiones sean las que paguen las cuentas, aunque apenas sobren vintenes. Y otros, como Mike, solamente quieren que los dejen en paz.

Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''

Jimmy McGill tiene problemas para conciliar el sueño. Y lo que es peor, durante su insomnio la suerte lo cruza con la publicidad de su estudio de abogados. Pero no aquella producción con la ancianita y la silla sirviendo de dolly, sino la versión pasteurizada y aprobada por el aburridísimo bufete de abogados para el que trabaja.

Jimmy McGill tiene su propia oficina, un apartamento rentado y un automóvil "de un solo color". Sin embargo, no puede ser más infeliz. La primera sonrisa que le vemos en el episodio llegará cuando conduzca hasta su apartamentito/escritorio, allá detrás del salón de belleza de las orientales, despliegue el sofá cama y por un segundo sienta que está de regreso donde todo comenzó.

Kimberly Wexler no está pasando mucho mejor. Es cierto que volvió a su antiguo puesto de trabajo (que tantos esfuerzo le costó obtener, como detalló esta semana), pero el nuevamente-sorete de Howard la trata con toda la frialdad del mundo, reservando su sonrisa "perfecta" para el momento en el que ambos se encuentran con el cliente que ella consiguió.

Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''

Kimberly Wexler tuvo la responsabilidad de enfrentarse a los poderosos abogados de Sandpiper ella solita, presentando argumentos claros en una pelea que estaba perdida antes de que comenzara. Para peor, el capo de los rivales le contó una anécdota de su juventud, que demostró que sus empleadores no le dieron la responsabilidad de luchar contra el enemigo, sino que la "quemaron" sabiendo que el triunfo era imposible.

Ese mismo capo, el señor Schweikart, le ofreció empleo. Uno mucho mejor que el que tiene en Hamlin, Hamlin & McGill. ¿Por qué será que duda tanto si debería aceptarlo?

Kim, que "perdonó" a Jimmy después de que sus tropelías la enviaran al sótano del bufete, lo envidia mucho. Jimmy sabe lo que hacer, tiene su propia oficina, un apartamento rentado y un automóvil de un solo color. Esperen... Esa frase me suena familiar. Será porque la utilicé justo antes de decir que Jimmy no puede ser más infeliz. ¿Por qué? Porque dedica sus días a un trabajo que odia, con una pasante que controla todos sus movimientos y empleadores que están esperando su próximo tropezón.

Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''

Para muestra, basta el catártico final de la lucha entre Jimmy y el agujero para colocar la taza en el auto, solamente comparable a la lucha entre la anciana y el contenedor de basura en la trilogía de Kieslowski. Chúpense ésta, también hay referencias "serias" en Multiverseros.

Tanto Kim como Jimmy parecen solamente ("solamente") tenerse el uno al otro, como lo demostró la rubia esperando la llamada del escurridizo para escuchar la canción que le dedicaría ese día. Que fue la canción que da título al episodio. O cuando ella, en medio de un mediodía rebelde (se fue a comer en lugar de preparar unos papeles para el sorete de Howard), llamó a Jimmy para que juntos le quitaran 10.000 dólares a un polluelo. Claro que ella solamente quiere el cheque como un souvenir.

Es fácil descubrir lo que NO quiere ninguno de ellos: sus actuales condiciones laborales. Y es fácil descubrir lo que NO quería Mike: que el asuntillo con el tío Ding Ding resultara en una escalada de violencia. You can’t always get what you want.

Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''

Primero un matón fue a amedrentarlo en la puerta de su casa. Luego fueron dos matones los que se colaron y quisieron darle un susto, pero no contaban con el papel carbónico debajo del felpudo (clásico Mike). ¿Cuándo la cosa pasó de castaño oscuro? Pues cuando aparecieron los primos primates, aquellos que en Breaking Bad te mataban sin decir "agua va" ni ninguna otra cosa.

Una vez que amenazaron con tocar a la nietita, Mike supo que tenía que agachar la cabeza y transar. Y con todos los momentos tristes que tuvimos en este episodio, el más grande fue verlo llegar a la conclusión de que esta batalla estaba perdida. Aunque antes trataría de poner las cosas en orden.

Con unos "huevotes" así de grandes, negoció al tío Ding Ding el pago de 50.000 dólares, 25 de los cuales fueron derechito para mi tocayo Nacho, ya que el chiste de sacarse a Tuco de encima durante muchos años ya no funcionará (todo el aprete era para que le redujeran los cargos).

Tres grandes protagonistas, los tres golpeados y en situaciones en las que no querrían estar. ¿Cómo no querer a esta serie?

Better Call Saul T2E6 – ''Bali Ha'i''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3