Home Cine/TV Better Call Saul T2E7 - ''Inflatable''

Better Call Saul T2E7 - ''Inflatable''

Por el Cine/TV

Better Call Saul T2E7 - ''Inflatable''En breve vamos a necesitar un diccionario de sinónimos para hablar bien de esta serie. Semana a semana, nos damos otro paseíto por la vida de Jimmy McGill, a ritmo pausado, como para disfrutar cada curva y sorprendernos con lo que aparece del otro lado.

Better Call Saul T2E7 - ''Inflatable''

Aquel enfrentamiento entre Jimmy McGill y el posavasos del automóvil de alta gama que le prestaron por ser miembro del bufete de Davis & Main era solamente un adelanto de lo que veríamos en este episodio. No es que nuestro protagonista sea "infeliz", pero es "no feliz". Creo que podemos identificarnos con esta clase de sentimientos.

Sería hora entonces de dejar esas verdes pasturas y dirigirse hacia lo desconocido, quizás motivado por la WM que dibujaba una y otra vez en su block de notas. Omar, su Sancho Panza de estos últimos meses de trabajo, fue el encargado de redactar la carta de renuncia. También fue quien le recordó que si renunciaba tendría que devolver el chequesote que le dieron ni bien llegó a la empresa.

Si fue el tráiler de una comedia romántica, aquí sonaría el ruido de disco de pasta que se detiene.

Pese a tratarse de una precuela, la historia continúa sorprendiendo a los espectadores. Podíamos acompañar a Jimmy durante los meses que restaban hasta que terminara el año y ver cómo la sonrisa resbaladiza iba quedando en el olvido, sin embargo, esa mueca regresó de la manera más fortuita: al cruzarse con uno de esos muñecos que serpentean en el aire ayudados por el ventilador que tienen debajo.

Lo que vino a continuación fue una catarata de color. Aquel bicho vestido de manera extravagante inspiró al más joven de los McGill a abandonar la vestimenta apagada y renovar su guardarropa con trajes que formarían una decente paleta de Pantone®.

Better Call Saul T2E7 - ''Inflatable''

¿Podría un simple cambio de atuendo alcanzar para que se sintiera más cómodo en el trabajo? La respuesta es no. Éste fue simplemente uno de los trucos que utilizó en busca del Santo Grial: un despido que le permitiera quedarse con el dinero del bufete.

Para lo sutil que ha sido la serie desde sus comienzos, este fue uno de los trucos narrativos más burdos. Por suerte fue igual de burdo "dentro" de la serie, ya que el jefe de Jimmy entendió de qué iba la cosa (los trajes, la gaita, no tirar de la cisterna después de cagar) y le dijo "ganaste, estás despedido".

Para lo sutil que ha sido la serie, en el diálogo entre Cliff y Jimmy se explicitó parte de lo que este último viene sintiendo. Cuando el capo del bufete le preguntó "¿qué te hice?", el recién echado le dijo que no pertenecía a ese mundo. "¿Entonces por qué aceptaste la oferta?".

La última pregunta no tuvo respuesta, pero todos sospechamos que ésta gira alrededor de Kim, la brújula moral que McGill no siempre elige consultar. A la misma a la que visitó con una propuesta arriesgada y una tarjeta troquelada con las iniciales WM.

Wexler y McGill.

A poco de cambiar de trabajo, él le ofreció ser dueña de su propio destino y unirse para ser sus propios jefes. La conversación fue obvia pero no por eso menos desgarradora (al menos un poquito) para los Jimmitos que estábamos del otro lado del televisor. En una semana de grandes preguntas, Jim tenía la suya: "¿qué tipo de abogado vas a ser?".

Y Jimmy, que había renunciado a un platal por resistirse a ponerle los puntos a las íes y cruzar las tes, contestó con esa sinceridad que solamente surge delante de Kim. "No puedo no ser yo".

Las cosas no fueron tan terribles, porque Kim sigue cerca de él. Como mujer, pero no como abogada. Claro que la idea quedó rondando en la blonda cabellera de la dama que dejó su pueblito en el medio de la nada porque quería más. Más, sin nada en particular.

Better Call Saul T2E7 - ''Inflatable''

Así que cuando terminaba el episodio, la dama visitó la oficinita detrás del salón de belleza con una contrapropuesta. No aceptará estar en otro gran bufete, tampoco ser socia de alguien "escurridizo", pero sí podría compartir oficina y dividir los gastos. Una forma de estar más juntos, pero no tanto como para tener que cortarle las alas a cada rato. ¿Funcionará? La verdad es que no lo sé y me encanta no saberlo.

Podríamos dejarlo por acá, pero es necesario nombrar a Mike y su lento descenso a las profundidades. Esta semana finalmente cambió su testimonio para salvar a Tuco, con Jimmy como su abogado. Son tan independientes las historias, que esa escena pareció un "crossover".

El veterano sigue sintiéndose responsable (y culpable) por lo que le ocurre a su nuera y nieta, así que les consiguió una casa más linda, más grande y muchísimo más cara. Ya veremos cómo la mantiene, lo único cierto es que se lo vio muy cerca del negocio del tío Ding Ding, no sé si para matarlo o para ofrecerle sus servicios. Y me encanta no saberlo.

Para el cierre, hay que mencionar la primera escena del capítulo. Un joven Jimmy, que prefería leer la Playboy antes que los cómics (¡tonto!) presenciaba cómo su padre era timado por enésima vez por resbaladizos timadores del pasado. Su viejo era tan buenudo que tenía una puerta giratoria para esa clase de seres, uno de los cuales le dejó aquella lección de que en el mundo hay lobos y ovejas, y uno debe decidir de qué lado está.

La clásica falacia del tercero excluido, pero andá a explicárselo a un niño chico. Ahora, para quedarse con unos pesitos nunca se es demasiado pequeño.

Better Call Saul T2E7 - ''Inflatable''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3