Home Cine/TV Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''

Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''

Por el Cine/TV

Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''No es fácil ser Jimmy McGill un rato del día y Saul Goodman el siguiente. Hay que atender el teléfono, andar a las corridas y convencer a los clientes de pautar en la tanda más fría de la televisión. Mientras él es víctima de la desesperación, Mike es protagonista de un amor de otoño.

Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''

El final del quinto episodio, que coincidió con la mitad exacta de la tercera temporada, mostraba a un Jimmy McGill victorioso contra varios pronósticos, en la demanda promovida por su hermano que amenazaba con terminar su carrera como abogado.

Si queríamos una mayor confirmación del éxito, el episodio seis comenzó con la lectura de la resolución del Colegio de Abogados, en donde suspendían al escurridizo por "apenitas" doce meses, luego de los que estaría habilitado para seguir defendiendo abuelitos sin ningún inconveniente. Ni lento ni perezoso, Jimmy se las arregló para encontrar una nueva ocupación, que no solamente le redujera los gastos de compromisos asumidos con la televisora local, sino que de paso le hacía ganar unos pesitos. Bienvenidos a Saul Goodman Producciones.

Restaba un montaje de 12 años de grabaciones divertidas, Kim recibiendo la mitad del dinero de los gastos de la oficina, y Chuck McGill alzando su puño ante cada nuevo acierto de su hermano menor. Porque Better Call Saul es una comedia, ¿no?

Arrimate una silla que te cuento. Por más que uno de los dos protagonistas heredados de Breaking Bad sea este abogadillo impresentable, en cuyo interior se da la lucha eterna entre el McGill y el Goodman, estamos ante un drama en el que hemos presenciado momentos oscuros de varios personajes. Y esta semana le tocó a Jimmy.

Parte de la condena por haber entrado intempestivamente a casa de su hermano incluía la realización de tareas comunitarias, que en este caso consisten en ir con un montón de condenaditos a un rincón sucio al costado de la carretera, a recoger desperdicios durante cuatro horas al día. De las cuales solamente le computaron media, ya que en el pasado de la serie la gente también se colgaba a hablar por celular. No lo culpen, si no vende esos segundos de publicidad no tendrá con qué pagarla.

Al principio Vince Gilligan y compañía nos hicieron creer que sería sencillo. Que a la vuelta del servicio comunitario alcanzaba con un baño polaco y un cambio de ropas antes de juntar al equipo de grabación y hacer dinero con los incautos comerciantes.

Sin embargo, los tiempos serán cada vez más cortos, el baño polaco cada vez menos eficiente y los clientes estarán menos dispuestos a desembolsar 500 y pico de dólares por un comercial durante la repetición de La Reportera del Crimen. Una cosa es ser un abogado que busca clientes de la tercera edad, y otra es ser un par de gemelos propietarios de una tienda de música.

Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''

Así pasamos del éxito económico a la desesperación, la sucesión de descuentos y el ofrecimiento de hacer el comercial gratis a cambio de trabajos futuros si resultaba beneficioso para la tienda. El rostro de Bob Odenkirk reflejaba la angustia del personaje, sin perder cierta dignidad (como cuando se negó a que un integrante de su equipo de filmación le devolviera el dinero del trabajo que él había regalado).

Quedaba un último obstáculo, que los guionistas dejaron para el final del episodio y que terminó dando un gran broche. Sin haber tenido grandes momentos, y planteando las tramas que seguramente se arrastren hasta el final de temporada, lograron traernos el cierre perfecto para seguir adorando la serie.

Todo ocurrió en la compañía de seguros a la que Jimmy les había adelantado un año entero de pagos de su póliza de seguro contra negligencia profesional. Un Jimmy cansado y golpeado intentó mantener la sonrisa mientras pedía por favor que le hicieran una excepción y que le devolvieran ese dinero que tanto necesitaba.

No solamente le dijeron que no, sino que le recordaron que cuando volviera a la práctica del Derecho, las primas aumentarían un 150% debido a lo ocurrido. Eso fue demasiado para él. El más joven de los McGill se quebró a llorar en la oficina de la aseguradora.

Fue difícil como espectador saber lo que sentir. Ese llanto parecía genuino y Jimmy tenía motivos de sobra para no contener las lágrimas. Sin embargo, estamos ante un profesional del engaño y el embuste, capaz de aprovecharse de los aprovechadores. Éste era un ejemplo perfecto.

Al final, entre llantos, deslizó el dato de que su hermano se había quebrado durante la audiencia y de que vivía en esa casa tan rara, sin artefactos eléctricos. El odio se transformó en sonrisa mientras abandonaba el lugar. ¿El llanto fue 100% falso o aprovechó el momento para ejecutar su venganza? Tratándose de una serie tan compleja como ésta, no necesito una respuesta, pero me gustaría pensar que no fueron solamente lágrimas de cocodrilo. Eso sí, las aprovechó al máximo.

Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''

Quizás haya una sola cosa más triste que su desesperación, y es la grieta que pareció abrirse, una vez más, entre él y Kim. Estamos ante una de las relaciones más interesantes de ver en televisión en los últimos años, junto a la de Rick y Morty, o la de Bojack y el Universo. La abogada no salió indemne de la jugarreta practicada a Chuck y esto quedó de manifiesto en el extrañísimo momento en el que perdió la paciencia durante una reunión con Meisa Verdei.

"Sólo destrozamos a un hombre enfermo". Por más que hayan sido compinches de engañifas, ella tiene un límite que no quiere cruzar. O que no quiere volver a cruzar.

Por eso fue tan chocante verlos en una salida a comer, supuestamente con el fin de desestresarse, que terminó con Jimmy planificando una treta para cada comensal del restaurante y ella dudando de si en verdad le interesaba ponerlas en práctica (por supuesto que sí... no puede evitarlo).

Las diferencias económicas no deberían ser suficientes como para separarlos, aunque sí la culpa que sentirá él por no poder afrontar sus compromisos y la culpa que siente Kim por las cosas que terminó haciendo por estar al lado de Jimmy.

Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''

Lo de Mike, en comparación, fue sencillo. Gran parte de su historia pareció destinada a introducir, de manera bastante evidente, a un interés romántico. O al menos eso quisieron decirnos con la llegada de Anita, una veterana que perdió (literalmente) a su marido y que comparte los mismos grupos que él y su nuera.

Además de la historia de "amor" (nótense las comillas), continuaron las aventuras de Nacho y la planificación de su golpe contra el tío Ding Ding, antes de que termine asesinando a su padre por negarse a entrar en la joda del transporte de drogas.

La semana pasada lo vimos muy atento a las pastillas que toma don Héctor y esta semana recurrió a aquel bobina que le conseguía los medicamentos, para ofrecerle 20.000 dólares a cambio de pastillas vacías del remedio de Ding para el corazón. El bobina ya aprendió que solito no se las arregla tan bien, así que recurrió de nuevo a los servicios de Mike, el guardaespaldas.

El momentazo del lado Mike de la vida fue cuando se encontró con Nacho y supo qué era lo que estaba planeando. "Si sos tan vivo, después de cambiarle las pastillas y que se muera, acordate de cambiarlas de nuevo". Eso es un buen consejo.

"Y una cosa más...". Porque si no le ponemos misterio a esta serie, parece que no levanta. Fin de la ironía.

¿Nos vemos la semana que viene? (EDIT: por un feriado yanqui parece que habrá que esperar un poco más)

Better Call Saul T3E7 - ''Expenses''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3