Home Cine/TV Captain America: Civil War

Captain America: Civil War

Por el Cine/TV

Captain America: Civil WarLuego de las semillas plantadas en "The Winter Soldier" y "Age of Ultron", es necesario que los Vengadores asuman las consecuencias de sus actos. Las diferencias en cómo asumirlo resultarán en las mejores escenas de acción del Universo Cinematográfico de Marvel.

Captain America: Civil War

El U.C.M. es un monstruo grande y que pisa fuerte, que con el correr de las películas construyó una narrativa concisa, que por momentos hace que pierda originalidad, pero cuya dirección claramente conquistó al gran público.

Dentro de esta "gran" historia, los hermanos Anthony y Joe Russo vuelven a ser la bocanada de aire fresco que pega un volantazo al pesado camión que se mueve derechito hacia Thanos y el espectador se entretiene viendo cómo las piezas luchan por volver a su posición original (sin que jamás queden exactamente en donde estaban).

Si en la segunda película encabezada por el Capitán América (The Winter Soldier) desarmaban una organización global de lucha contra el crimen y dejaban a nuestros héroes con el culo para arriba, aquí logran ponerlos unos contra otros para que podamos ver enfrentamientos que hasta ahora sólo estaban en nuestra imaginación.

La excusa para comenzar a abrir la "grieta" es un tema del que comenzó a hablarse desde que Warner Bros. devolvió a Superman a la gran pantalla, no sin una importante cuota de polémica: las consecuencias de las acciones superheroicas.

Cuando en Man of Steel se destruía gran parte de Metropolis, los ciudadanos de "nuestro" mundo reclamaban por la responsabilidad del protagonista en estos hechos (algo que apareció en la imperfecta Batman v Superman). Sin embargo, solamente porque en la primera de Avengers se veía a los héroes poniendo a personas al resguardo o porque en Age of Ultron se salvaba a un perro, era como si ningún civil hubiera sufrido daños en enfrentamientos que ocupaban ciudades enteras.

Captain America: Civil War

Pues bien, trece películas después, el ciudadano de a pie del Universo Marvel dijo "basta" y pidió un mayor control de sus "superhéroes". Me corrijo. Quienes lo pidieron fueron los gobiernos; a diferencia de su contraparte de DC, aquí el sufrimiento del tipo común se limita a las víctimas de las batallas, en especial la que da comienzo a las acciones.

Las Naciones Unidas preparan una normativa que mantendrá a raya a los Vengadores y otros supertipos del estilo y allí comenzarán los problemas, cuando de inmediato algunos integrantes del grupo se manifiesten a favor de firmar el acuerdo y otros se opongan.

Si en el cómic que "inspiró" la historia había argumentos un poco traídos de los pelos, aquí el guion obliga a la discusión a resolverse en pocos minutos. Habrá algún saltito lógico y argumentos de peso obviados, como pensar qué habría ocurrido en Nueva York y Sokovia de no actuar los Avengers (por un lado) o qué habría ocurrido si ni siquiera hubieran existido (por el otro).

No hay un bando que tenga la verdad absoluta y los Russo lo tienen claro, aunque por momentos a Steve Rogers se lo muestre como "el idealista" y Tony Stark se convierta casi literalmente en punching bag humano.

Habrá que desenchufarse un poquito y disfrutar, ya que lo que vendrá a continuación, al menos en lo que refiere a la acción, estará entre lo mejor de lo mejor de toda la saga que comenzó con la primera Iron Man.

En cuanto a la historia, es secuela directa de dos películas: la anterior del Capitán América (por la presencia del Soldado del Invierno y lo que representa para el Capi) y la segunda de los Vengadores (por lo ocurrido en Sokovia y las adiciones al superequipo, sobre todo Wanda Maximoff). A los desmemoriados les convendrá verlas antes de mandarse al cine.

Captain America: Civil War

Más allá de que los buenos terminen dándose roscazos entre sí, toda película necesita un villano y aquí Helmut Zemo será quien manipulará algunas acciones desde las sombras para aumentar todavía más la tensión entre los que aceptan el control de las Naciones Unidas y quienes se oponen.

Zemo (el siempre lunático Daniel Brühl) es otro maloso de Marvel que no llegará a estar a la altura de los protagonistas, aunque con el correr de los minutos ciertas revelaciones lo dejen mejor parado. De cualquiera manera y como ocurre en muchas películas, el éxito de su plan requiere que tantas cosas salgan bien al milímetro, que tampoco conviene ponerse a analizarlo.

Leí por ahí que lo más disfrutable de la película son los momentos más calmos y no puedo estar más en desacuerdo. Si bien hay pequeñas escenas que funcionan (Tony reclutando a un nuevo héroe, por ejemplo), lo que catapulta a esta entrega a un segundo pelotón de lo más entretenido de Marvel son las escenas en las que se intercambian los golpes.

Quizás por aquella falta de villanos potables, los mejores enfrentamientos llegarán entre uno y otro bando de superhéroes. En especial la famosa escena del aeropuerto, que quedará en las retinas y deberá ser vista nuevamente, por más de que haya una trampita y "se olviden" de uno de los personajes más poderosos durante un buen rato.

Captain America: Civil War

Hablando de personajes, todo lo que aun no me convencieron Wanda y Visión (que tienen sus "momentos calmos") lo logró Peter Parker en milisegundos. La verdad es que hasta que aparece por primera vez, bastante entradas las acciones, mi cerebro había olvidado que Spider-Man estaba en la película.

Su subtrama revitaliza la película, no solamente por la brillante interacción de su entorno con Stark, sino por el aura de Tom Holland, quien hace todo bien pese a tener la voz de Federico Valverde. Queremos más Spider-Man pero que ya.

Habrá unos cuantos paladines más en la vuelta, con suertes dispares. Con poco, Hawkeye sigue destacándose del resto, mientras que a Black Widow le falte algún momentazo, pero cumpla. Falcon y War Machine funcionan mejor cuando están persiguiendo a alguien (o al otro) por el aire, mientras que Ant-Man funciona mejor cuanto menos hable Paul Rudd.

No me puedo-quiero olvidar de Black Panther, otro de los nuevos, que tendrá bastantes más minutos que muchos. Sin provocar lo que provocó Spidey, salva el examen.

Captain America: Civil War

Claro que todo terminará con Capi y con Iron Man (más Bucky, porque esta no deja de ser una película del Capi). Con Zemo como titiritero, chocarán una y otra vez por más que desde el asiento pensemos que lo mejor sería parar la mano y conversar. Y esta vez no habrá un "clic" para que dejen de pegarse, como el discutidísimo clic de Batman y Superman… aunque hay uno para que vuelvan a los golpes. ¿Llegarán los memes?

Si al comienzo hablábamos de consecuencias, también las habrá cuando todo termine. El Universo Marvel ya no será el mismo y habrá que ver cómo los siguientes directores recogen el guante y cuentan historias de este nuevo status quo.

Calculo que Thanos se estará relamiendo.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3