Home Cine/TV Captain America: The Winter Soldier

Captain America: The Winter Soldier

Por el Cine/TV

Captain America: The Winter SoldierSin perder tiempo en el origen del Capitán América pero construyendo sobre elementos importantes de la primera película, Steve Rogers (y sus increíbles amigos) se enfrentan a una organización que busca ordenar quitando seguridad, con la ayuda de un soldado que lo conoce bien.

Captain America: The Winter Soldier

Entre las películas de personajes de Marvel filmadas por Marvel, la del Capitán América me había quedado bastante abajo en el ranking personal y subjetivo, bastante por arriba del bodrio que fue Iron Man 2. Irónicamente, esta segunda parte del Capi cambia el protagonismo único por las "aventuras de S.H.I.E.L.D." (como ocurría en IM2), y lo que arruinó a una mejoró a la otra.

La primera entrega de CA se tomaba su largo tiempo para establecer el origen, tenía un montaje de escenas de acción en la Segunda Guerra Mundial y terminaba con un clímax que me gustó poco y nada (ese sería mi resumen, de memoria).

Esta segunda parte, que explica lo ocurrido en la anterior de una manera concisa y muy efectiva, tenemos a un Steve Rogers metido directamente en la acción, acompañado por personajes que conocimos en películas anteriores y construyendo (una vez más y como ocurrió en la Fase 2 de Marvel Studios) sobre el mundo que cambió luego de lo ocurrido en The Avengers.

De hecho, dada la unión carnal entre los Vengadores y S.H.I.E.L.D. que existe en el cine, The Winter Soldier está a un pelito (¿un Hawkeye?) de ser una película de los Avengers. Pero no lo es. ¿Por qué?

Gracias por preguntar. Porque la historia construye directamente sobre elementos de la anterior, en particular los villanos y el compañero de aventuras, que sufrió un terrible final (Rogers también, pero lo descongelaron antes del cierre).

Como señala la impecable reseña de mi colega El Penitente, esta entrega construye directamente sobre elementos aparecidos en cómics del Capitán América y de los Secret Warriors, y al haberlos leído (o pispeado, como cualquiera que ande rondando los cómics americanos de superhéroes) eliminó varias de las sorpresas del filme.

Me gustó mucho, eso que quede claro. Pero me hubiera gustado que las revelaciones sobre los villanos me hubieran desacomodado del asiento del cine. Como me desacomodé en su momento leyendo los cómics de Ed Brubaker (que hasta se manda un cameo).

Captain America: The Winter Soldier

Al soldado viviendo fuera de tiempo -de lo que se hacen un par de chistes pero poco más- se lo sumerge en una aventura de espías e intriga política. Tanto, que me atrevo a hacer la siguiente afirmación caprichosa: The Winter Soldier es la mejor película de G.I. Joe que se pueda filmar.

Tenemos a tres soldados con características especiales: uno con más fuerza, otra con habilidades de espionaje y el tercero con tecnología que le permite volar. ¡Hasta tienen nombres clave! Comandados por un pintoresco sujeto de parche en el ojo, deberán combatir a una poderosa organización de alcance global, cuyo nombre remite a un peligroso animal con escamas.

Volvamos a lo que hace a esta película única. Las anteriores entregas de Marvel ayudaron a construir a S.H.I.E.L.D., que en esta ocasión se enfrentará a su peor enemigo, que le dará un golpe aún más fuerte que el que le dio el agente Coulson y los suyos durante los primeros meses de su serie televisiva.

En las dos horas y poco de acción (y un par de momentos expositivos), tendremos el regreso de dos personajes de la primera película del Capi, uno de esos juegos en los que "todo el mundo está contra nosotros", muchas escenas de acción bien coreografiadas y otro de esos "Mega-Acto-3" que caracterizan a las superpelículas de los últimos tiempos. También funciona.

Y de fondo, la vieja discusión de libertad/seguridad. Nunca está de más reflexionar sobre estos temas.

Captain America: The Winter Soldier

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3