Home Cine/TV Come Fly With Me

Come Fly With Me

Por el Cine/TV

Come Fly With MeLos creadores de "Little Britain", Matt Lucas y David Walliams, reaparecieron en la televisión con "Come Fly With Me", su nueva comedia en la que diseccionan la vida en un aeropuerto, y de paso nos demuestran que tienen más personajes que Eduardo D'Angelo voces (sí, tienen más de dos).

Come Fly With Me

En la última década, las series de comedia británicas han ido poblando cada vez más la pantalla de los canales de cable de la región, teniendo como principal bandera a la señal argentina I-Sat. Seguramente existan varias razones que expliquen el crecimiento del humor inglés en las preferencias del público de estos lares, pero coincidentemente o no, el ascenso de la comedia británica viene de la mano del agotamiento que vienen sufriendo las sitcom, el formato de comedia por excelencia de la televisión norteamericana.

Desde la finalización de series como Seinfeld o Friends, se trata de un género al que le ha costado la renovación, y de hecho, las series de comedia más destacadas de los últimos años (Arrested Development, The Office, 30 Rock) no pueden etiquetarse como sitcoms en estado puro.

Come Fly With MeDe a poco, las The Office (versión UK), The IT Crowd, The Mighty Boosh, entre otras tantas, han pasado a ser moneda corriente en el siempre sano ejercicio del zapping televisivo.

Precisamente, dos de los exponentes más importantes de la comedia británica actual, Matt Lucas y David Walliams, volvieron sobre fines del año pasado con una nueva serie titulada Come Fly With Me. Entre los años 2003 y 2006, Lucas y Walliams lograron el reconocimiento de crítica y público con Little Britain, serie en la que se metamorfoseaban para caricaturizar a una incontable galería de personajes que habitan en los distintos rincones de las islas británicas.

Come Fly With Me comparte mucho del espíritu y estructura de Little Britain, aunque transmite la sensación de que hay algo que está fallando o que se perdió en el camino. En este caso, la mirada burlona y satírica ya no se extiende a todo el suelo británico, sino que se limita a mostrar el día a día de quienes transitan en un aeropuerto inglés. El programa está filmado en un formato de cuasi-documental (lo que en inglés se popularizó con el término mockumentary), con un narrador de fondo que hace las veces de hilo conductor entre cada una de las historias de los personajes presentados.

Lo que en Little Britain era todo sorpresa, ahora ya no lo es tanto y en realidad, uno puede darse cuenta que ahora el rango de los personajes no es tan amplio como el primer impacto que los maquillajes (eso sí, una vez más soberbios) nos pueden hacer creer.

Come Fly With MeEntre los personajes más destacados está Omar Baba, el codicioso propietario de la económica aerolínea FlyLo interpretado por Walliams, quien se jacta de que no se le ha caído ningún avión... la semana anterior. También aparecen por ahí Precious Little, una negra archi-católica con una especial debilidad por la timba y los juegos de azar, y Fearghal O'Farrell, un simpático gay azafato de abordo, dos de los personajes encarnados por Lucas que le han valido a la serie la calificación de homofóbica y racista. Una vez más, se pone sobre la mesa la eterna discusión de si en realidad los humoristas se burlan de aquellos a quienes están parodiando, o por lo contrario, si la caricatura es una muestra de afecto y cariño por sus personajes. En fin, en todo caso, la gente es mala y comenta.

Cada capítulo cuenta con la aparición especial de alguna celebridad. Se destaca la participación de David Schwimmer (el Ross de Friends) quien ya trabajó con Lucas y Walliams como director de los 6 capítulos de la versión norteamericana de Little Britain (Little Britain US).

Más allá de la extensa fauna de personajes, al igual que en Little Britain, los sketches de Come Fly With Me pueden tornarse un tanto repetitivos, pero mientras que en aquella la variedad de escenarios le jugaba a favor, el que ahora todo esté limitado a las instalaciones del aeropuerto tiende a cierta monotonía. De todas maneras, la transición de personaje a personaje es tan rápida que difícilmente uno pueda aburrirse.

La BBC anunció que Come Fly With Me tendrá una segunda temporada y más no sea por ver a Lucas y Walliams camuflados detrás de alguna de sus maravillosas máscaras, es una serie como para darle una oportunidad. Si alguno anda por algún aeropuerto tendrá que prestar atención, ya que seguramente entre la multitud haya algún personaje en potencia aún por descubrir.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3