Home Cine/TV Community (Six seasons)

Community (Six seasons)

Por el Cine/TV

Community (Six seasons)Hay atracones y atracones. En esta oportunidad y gracias a un servicio de streaming, el autor de esta reseña vio los 110 episodios de la sitcom creada por Dan Harmon en una semana. Esto pasa cuando vez demasiada televisión sobre la televisión, aunque sea buena televisión.

Community (Six seasons)

Lo que ustedes están leyendo es una reseña (escrita hace muchos, muchos meses). Algunos le llamarían "crítica", pero eso implicaría que quien firma estos párrafos lo hace desde un sitial especial con respecto al resto de ustedes, y nada está más alejado de la realidad. Las siguientes son ideas que tratan de estar hiladas de forma de contar una historia, la historia de lo que experimentó el autor a la hora de ver las seis temporadas de Community.

Para diferenciar esta reseña de las miles que puedan encontrarse en Internet, una opción es cargarla, no solamente de subjetividad, sino también de experiencias irrepetibles, como la de una persona que decidió tomarse siete días de descanso en la ciudad de San José pese (o debido) a que allí hay poco para hacer.

La casualidad quiso que uno de los tres libros que se llevó en papel fuera You'll be perfect when you're dead y que una de las pocas series que ofreciera Prime Video hasta el momento fuera Community, ambas creaciones de Dan Harmon. Del libro ya se refirió (lo estoy leyendo por segunda vez), así que es tiempo de que se refiera a la serie.

Community (Six seasons)

Esta reseña que se sabe reseña tiene muchísimo que ver con la comedia que se emitió desde setiembre de 2009 hasta junio de 2015. Más allá del particular sentido del humor de sus guionistas, una característica determinante de la serie es la forma en que reconoce las ventajas y desventajas del género y del medio, jugando con la cuarta pared como si se tratara de un chicle.

La formación de un grupo de estudio en la Escuela Comunitaria de Greendale (especie de Universidad con cursos técnicos que van desde "Escaleras" a "Nicolas Cage: ¿bueno o malo?") podría ser el punto de partida para una clásica historia de romances, frustraciones y enfrentamientos contra el poder de turno. Y de eso encontraremos, aunque no más sean excusas para mostrarnos el amor de Harmon por dos cosas: la televisión y la narrativa.

Desde el primer episodio tendremos una pista fundamental de las intenciones del creador a través de uno de sus personajes. Porque más allá de Jeff (el carilindo líder), Britta (la torpe idealista), Annie (la estudiante aplicada), Troy (el inocente deportista) y Pierce (el viejo racista) no existiría Community como la conocemos sin Abed.

Community (Six seasons)

Abed (Danny Pudi) es quien refleja los sentimientos de Harmon por la "maestra, madre, amante secreta", como definía Homero Simpson a la televisión. Su personaje, que bordea el espectro autista, está obsesionado con que el grupo de estudio forma parte de un programa de televisión. Así que intentará mantener el drama, hacer avanzar las historias y cualquier cosa que lo aleje de la publicidad de una temida cancelación.

De poco serviría ser "diferente" si la calidad no acompañara y para eso está el resto del elenco, destacándose Joel McHale (Jeff) en la búsqueda constante del equilibrio entre sus intereses personales y los del grupo, y Chevy Chase (Pierce) siendo el villano que los mantiene unidos.

Ya que Homero Simpson fue nombrado algunos párrafos atrás, hay una gran similitud entre la creación de Matt Groening y la de Dan Harmon, y es el universo de personajes secundarios y terciarios. En la segunda línea (y en ascenso con el correr de las temporadas) se encuentra Jim Rash como el maravilloso decano Pelton, obsesionado con los dálmatas y poseedor de un guardarropas tan variado como el de Mortadelo. Si hasta se parecen.

Community (Six seasons)

En una búsqueda constante de su rol dentro del grupo (de ambos lados de la cuarta pared) está Ken Jeong como el señor Chang, "el Tigre Chino", cuyo principal crimen es haber sido insuperable como profesor de idioma español, que todas sus locuras posteriores sufren en comparación.

Ver los 110 episodios seguidos permite valorar mucho más a los personajes de la tercera línea, desde Magnitude (¡Pop, pop!) hasta Todd, desde Vicki hasta Neil, desde Star-Burns ("¡mi nombre es Alex!") hasta Leonard. Son los Troy McClure, Disco Stu y Juan Topo de este Springfield con actores reales.

La serie tiene una primera temporada brillante (es menester repetir el eslogan de este sitio: "los resultados pueden variar") y una segunda en la que el equipo creativo se permite volar más con la imaginación y hacer episodios temáticos que pueden jugar con la mitología de los zombis sin traicionar la mitología de Community o la obsesión por puntuar con estrellitas a las personas, bastante antes de que Black Mirror currara con eso.

En la tercera temporada se percibe cierta oscuridad, que podría o no estar relacionada con problemas que ocurrían en el mundo real. Tantos, que al finalizar ocurrió algo que sorprendió a los espectadores de todo el mundo: Dan Harmon fue despedido de su propia creación.

Community (Six seasons)

Seguramente no fue la primera vez que algo así ocurría, pero en un mundo hiperinformado y en una serie con una base tan fiel de seguidores se convirtió en noticia. Durante un año se habló del tema, la cuarta temporada jamás será vista con la (mínima) objetividad que se merece y Dan fue recontratado para dos últimos envíos.

De esa cuarta entrega sólo diré que ha resistido el paso del tiempo, aunque se note la falta de Harmon en especial cuando comienza la quinta y parece haber un intento por "harmonizar" en extremo las historias, como un volantazo no tan necesario, considerando que la serie no se fue a pique en su ausencia.

Recién en la sexta y última vuelve la sincera intención de contar buenas historias, aunque a esa altura haya un problema mayor que afecte al producto final: la hemorragia de actores, que se alejaron de la serie por razones personajes o profesionales. No alcanza con citar a Scrubs para disimular la falta de dos o tres de los integrantes del elenco original, por más de que sus suplentes siempre estuvieran a la altura de las circunstancias.

Community (Six seasons)

El chiste de Community, desde una vez en la que Abed aseguró que la denostada serie The Cape tenía el futuro asegurado, fue "seis temporadas y una película". Pues bien, las seis temporadas pasaron. Y, algo que no pueden decir muchas series de televisión, se despidieron con un final perfecto.

Tendrán que pasar 109 episodios para llegar a él, pero valdrá la pena. En menos de media hora se verán posibles avances de una séptima temporada, se reflexionará sobre los finales y se derramará más de una lágrima. En especial en el rostro de este reseñador.

Despareja, pero siempre en buen nivel. Graciosa, sin perder los momentos emotivos (aunque en atracón sorprende la excesiva cantidad de abrazos grupales). Autorreferente en el mejor de los sentidos. Única. Y recomendable, sin lugar a dudas.

Community (Six seasons)

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3