Home Cine/TV Conan el Bárbaro (2011)

Conan el Bárbaro (2011)

Por el Cine/TV

Conan el Bárbaro (2011)El estreno de la última adaptación cinematográfica del personaje principal de Robert. E. Howard, nuestro bárbaro cimerio predilecto, generó una recepción paupérrima en su estreno estadounidense. ¿Una reacción justa o un rechazo del público inexplicable? Mi opinión, a continuación.

Conan el Bárbaro (2011)Ni tanto, ni tan poco. Mi primera reacción al salir de ver “Conan el Bárbaro”, la última propuesta hollywoodense similar a la duología otrora encarnada por cierto gobernador de California, es una película de espada y brujería entretenida… pero de Conan bien, gracias, un día de estos te cuento.

En cierta medida, esta adaptación es otra oportunidad desperdiciada, pero en este caso el demérito es mayor, porque la película contaba con todos los ingredientes necesarios para poder ser la primera versión fiel a las obras del escritor tejano.

Repasemos los méritos del filme, para ilustrar esta reflexión. El primer y mejor elemento resaltable de “Conan” es su protagonista. A diferencia del austríaco nacionalizado estadounidense, Jason “Khal-Drogo” Momoa sabe actuar y le imprime a su papel una ferocidad tal que por momentos sentí escalofríos al ver a C-O-N-A-N (con todas las letras y además mayúsculas, pa’ resaltar, ¿vio?) en cine. Momoa es fanático de la obra de Howard y se mostró razonablemente nervioso de encarnar a este ícono de la literatura pulp. Para su papel, como él mismo describió, buscó sobre todo inspirarse mayoritariamente en el impacto visual de los dibujos de Conan del fallecido Frank Frazetta.

Por primera vez en la pantalla, tenemos a un cimerio que no es una heladera musculosa con las mismas dotes histriónicas que el mencionado electrodoméstico (gracias por no participar, Governator), más allá de que las dimensiones físicas del actor hawaiano aseguran que no me gustaría encontrarme con Drogo en una callejuela oscura un domingo de madrugada, so pena de rememorar alegremente la humedad que uno sentía cuando se hacía en los pantalones de muy niño.

El Conan de los relatos no es sólo un tipo poderosísimo, sino también un guerrero ágil como una pantera (un símil que adoraba usar Howard), feroz, sanguinario, con tendencia a “enormes melancolías”. Momoa es perfecto para este papel.

Conan el Bárbaro (2011)Los actores seleccionados para la película tienen por lo general buen desempeño, a pesar de muchas líneas hiper-trilladas que tienen que recitar de tanto en tanto. Ron Pearlman como Corin, el padre de Conan, funciona bien, con dosis adecuadas de ferocidad y ternura. Rose McGowan (Mariqa) está como siempre un poquito sobreactuada, pero es de esperar en una novieta por años de Marilyn Manson (por momentos, su peinado y look estrambótico resultan demasiado cargados, pero me imagino que la dama debe sentirse a gusto saliendo así a la calle a comprar 2 panes flauta y 100 gramos de manteca sin sal). Stephen Lang es Khalar Zym, un adecuado villano enloquecido, y la agradablísima a los ojos Rachel Nichols (Tamara) cumple adecuadamente con su función de virgen – monja – damisela para el sacrificio, aunque tiene demasiada ropa durante gran parte de la película (aclaro que no hay nada machista en ese comentario, me refiero principalmente a los tropos habituales de este tipo de literatura).

El cast es por lo general sólido y parece divertirse enormemente con sus papeles, lo que agrega un nivel de credibilidad interesante al conjunto.

La producción, efectos y ambientación son más que acordes con la propuesta, alcanzando momentos visuales altos que traen a la Edad Hibórea a la pantalla de manera adecuada. La coreografía de batalla, en otro apartado, es excelente y resalta la ferocidad y habilidad inherentes a los estilos de lucha de cada uno de los personajes, así como la brutalidad con la que se manejan los enfrentamientos marciales (mucha sangre y mucho descuartizamiento, todo muy apropiado para el género). Por lo general, la película mantiene un tono brutal y sangriento explícito adecuado para una producción de esta naturaleza. Por ese lado, también contentos.

Conan el Bárbaro (2011)¿Dónde falla la película? El guión, si bien más que adecuado para una historia de espada y brujería, tiene algunos simplismos que no le permiten brillar al resultado final. Estamos ante una película "101" en cuanto a la estructura narrativa de la “espada y brujería” (me refiero al subgénero literario fantástico, por supuesto): guerrero poderoso – villano megalómano que invoca fuerzas ocultas para propósitos nefastos – dama en peligro que va a ser sacrificada – involucramiento de guerrero para derrotar al villano y salvar a la muchachita (en lo posible), lo que conduce a la retribución gustosa (y carnal) de la salvada en cuestión. En esta película en particular se entremezcla con esta línea argumental mencionada (que no tiene mucha más profundidad que eso) una historia de venganza del propio Conan, ya que el megalómano en cuestión es también responsable de arrasar a la aldea natal del cimerio. Si cruzan esas dos ideas, tienen más o menos el desarrollo argumental de la película.

No ayuda la obviedad e ingenuidad de algunos diálogos, por más que el conjunto es aceptable. Ayuda menos, y aquí está mi principal punto de contención, la poca fidelidad argumental que “Conan el Bárbaro” reviste con respecto a la obra original de Howard.

Vale aclarar que de entrada esta película se muestra más cercana a la visión del escritor tejano que su contraparte de 1982 y su consabida secuela (Conan el Destructor), que por más divertidas que fueran como “sword and sorcery”, de Conan tenían tanto como Britney Spears puede tener de Wonder Woman. La “Conan” 2011 es bastante más respetuosa con el material original, pero de todas formas las libertades tomadas la llevan a un terreno peculiar difícilmente relacionado con las historias más representativas del bárbaro más famoso de la ficción.

Conan el Bárbaro (2011)Si hacemos las cuentas, prácticamente las únicas referencias a obras de Howard en la película van por el lado de los relatos “The Frost-Giant's Daughter” (alguna línea perdida), asi cómo “Queen of the Black Coast” (nada de Belit, pero sí alguna frase y la noción de los días de Conan como Amra). También hay referencias tangenciales a un robo que recuerda a “Tower of the Elephant”, asi como alguna aparición de pictos (inexplicablemente al norte, al punto que llegan a Cimmeria, además de que parecen una cruza de rottwailer con Sioux) que podría recordar a algún pasaje de “Beyond the Black River”.

Sin embargo, para que se hagan una idea, la trama principal “villanesca” del asunto refiere a la resurrección del imperio de hechiceros de Aqueronte. Si bien el nombre me sonaba, haciendo repaso de los relatos y un poco de investigación, me di cuenta que “Aqueronte” sólo se menciona en el relato “The Hour of the Dragon”. Nada de Estigia, nada de las mil opciones posibles para una amenaza en este contexto de cualquier tipo: Aqueronte. Este ejemplo es bastante ilustrativo del tipo de enfoque que eligieron los guionistas al desarrollar la historia.

En lugar de un relato más fiel a “Red Nails”, “Tower of the Elephant” o cualquiera de las obras de Howard, muchas veces subvaloradas, en tanto se ignora su estilo poderoso, energético y melancólico, tenemos OTRO relato de origen del cimerio (cuestión mencionada tangencialmente en la obra de REH, que no entiendo por qué diantres obsesiona a quienes se embarcan a adaptar su historia a la pantalla grande; por lo menos la mención al nacimiento de Conan durante una batalla, del cuento "Black Colossus", se respeta). También hay que aclarar que este origen entretiene, con una muy buena interpretación del actor que interpreta a Conan adolescente y una lucha con pictos que es de los mejores y más viscerales momentos de la película; sin embargo, todo este desarrollo de trasfondo toma demasiado tiempo para establecer el punto de partida de la “vendetta” Conanesca.

Conan el Bárbaro (2011)Por lo menos no tenemos esclavitud, un viaje estúpido a Kithai y un entrenamiento inexplicable en uso de katanas, como ocurrió en una conocida película de 1982, por lo que estoy agradecido.

De foma análoga a lo mencionado, en lugar de tener a "Conan-pirata" tenemos a "Conan-jefe-de-mercenarios, pirata-a-veces, a-veces-ex-pirata". Los guionistas podrían haber desarrollado una historia de intriga, lucha y fuerza primigenia contra entidades enloquecidas, o cualquier cosa más relacionada con el mundo creado por Howard, pero en lugar de esto tenemos otra historia trillada fantástica que entretiene, pero deja con gusto a “podría haber sido tanto más…”.

Luego del decepcionante resultado de taquilla, no creo que veamos mucho del cimerio en producciones cinematográficas futuras, al menos por un buen tiempo, cosa que lamento mucho. Por este lado es imperdonable, ya que la película es entretenida, tiene sangre, acción y nunca deja de atrapar al espectador. Tristemente, en lugar de todo lo que podría haber sido, es simplemente una correcta y efectiva película genérica fantástica más.

Para cerrar, merece una mención especial las inexplicables decisiones de Moviecenter, quienes fueron los únicos que trajeron la película. Cuando buscaba funciones posibles, me asombró el hecho de que las únicas opciones después de las 18:00 eran las dobladas al español y 3D (innecesario de más para esta propuesta), mientras que función en inglés subtitulada (y 2D) se proyectaba todos los días exclusivamente a las 16:50. ¿Desde cuándo priorizamos las propuestas dobladas frente a las subtituladas? Si la idea es atraer a un público joven, la película cuenta con suficiente sangre y sexo como para no ser adecuada para ninguna clase de niño (salvo los más enfermitos). Quizás esté relacionado con una cierta tendencia inexplicable que he constatado en algunos circuitos legos a asociar a “Conan” con “superhéroe”, en una clara muestra de ignorancia absoluta en lo referente a los dos campos. Sea cual sea la razón, esta fue una triste decisión, que sin duda impactará en la cantidad de gente que verá la película.

Y después nos quejamos de las bajas recaudaciones y del progresivo abandono del cine por parte del público, ¡por Crom!

Conan el Bárbaro (2011)

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3