Home Cine/TV Da Vinci's Demons T1E3

Da Vinci's Demons T1E3

Por el Cine/TV

Da Vinci's Demons T1E3Leonardo Da Vinci debe resolver el misterio de las monjas poseídas por el demonio, mientras que los Medici deben resolver el misterio del espía de Roma. La primera historia tiene su cierre, mientras que la segunda es parte de la trama principal de la serie.

Da Vinci's Demons T1E3

Por momentos se hacen largos los capítulos de Da Vinci's Demons, en especial porque fueron pensados para durar una hora, al estilo HBO, y no 44 minutos, al estilo "canal que tiene tandas". Sin embargo, en solamente tres entregas lograron definir a los personajes lo suficiente como para entenderlos, más o menos.

Esta semana en The Prisoner, tenemos dos historias principales: la que se lleva más tiempo (y la atención de Leonardo) es una seguidilla de posesiones demoníacas en el convento de Florencia. La segunda es la búsqueda del espía de Roma, de quien nosotros conocemos su identidad.

Después de las visiones sobrenaturales del primer episodio, con el Turco que aparecía y desaparecía, Leonardo decidió demasiado rápido que lo que estaba ocurriendo con las monjitas desbocadas no podía ser obra de los demonios que incluso aparecen en el título de la serie. Está bien, lo pinta como un pragmático, pero habrá que ver qué pasa cuando/si otros hechos sobrenaturales ocurran frente a sus narices.

Lo que siguió a la declaración de principios fue una (lenta) historia de detectives, un CSI Florencia que se mueve despacio, aunque se disimula al mostrarse intercalado con los demás personajes. El cardenal exorcista que mandaron para la faena apareció poco, pero mal no estuvo.

De este lado del camino, quien acompaña a Leo y se desarrolla tantito por primera vez, es el Medici-B, quien debe enfrentarse a una campaña negativa de publicidad por parte del papa. Medici-A está muy ocupado del otro lado del camino, en una búsqueda del infiltrado tan torpe como predecible en su conclusión.

Pese a eso, ganamos una muy interesante escena entre la esposa de Medici-A (a quien he bautizado Cornelia porque soy un eterno preadolescente) y la amante de Medici-A, quien además es la verdadera espía. De telenovela.

Entre todo esto tenemos al sobrino del papa, a quien no le gustó nada que su tío le pidiera prestada a la mucamita, quien se pasa el episodio jugando a las piedritas con un misterioso prisionero. A ver si me revelan el misterio pronto, que están en lo más bajo de mi lista de series regulares.

Hay esperanzas. La trama es ágil, los momentos delirantes están reducidos (Da Vinci tiene un sueño casi lisérgico sobre el final) y el mapa misterioso promete una posible aventura, aunque podría ser demasiado caro para los productores.

Leonardo sigue hablando de más, y si sabemos que no va a morir es porque lo vimos de viejo en Érase una vez el Hombre. Todavía no alcanza para "hinchar" por él, pero hay suficientes preguntas como para que el hecho de ver el siguiente capítulo no me resulte doloroso. Peor es nada.

Da Vinci's Demons T1E3

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3