Home Cine/TV El Acantilado Rojo (2008-2009)

El Acantilado Rojo (2008-2009)

Por el Cine/TV

El Acantilado Rojo (2008-2009)Ustedes saben que me gusta el cine chino, como creo haber hecho explícito más de una vez. Por tanto, es un poco imperdonable que hasta ahora no haya hecho mención alguna a una de las mejores propuestas épicas asiáticas de los últimos años, “Red Cliff”. A continuación, corrijo mi error.

El Acantilado Rojo (2008-2009)Con un despliegue visual que la hace pelear codo a codo con cualquier superproducción hollywoodense, un guión interesantísimo y actuaciones sólidas, la película, estrenada en 2008, es una de las mejores opciones para quien esté interesado en conocer uno de los eventos mítico-históricos más importantes del pasado chino. “Red Cliff” fue dirigida por John Woo, quien estuvo a cargo de esta epopeya maestra de corte inigualable, que pasó a la historia como la película más cara de la historia del cine asiático.

“Red Cliff” se basa en los eventos que llevaron a la caída de la Dinastía Han y a la batalla que da nombre a la película (por las dudas, la Batalla del Acantilado Rojo). Estos eventos precedieron al período registrado para la posteridad en “El Romance de los Tres Reinos”, obra monumental que (burda comparación mediante) es para China y Oriente lo que “La Ilíada” es para Occidente. La historia de las casi cuatro horas de película (no huyan, luego les explico mejor el tema de la duración) gira en torno a los sucesos conflictivos del 280 D.C. (aclaro, “después de Cristo”, no sea cosa que el reboot de DC los tenga obsesionados al punto de la no-comprensión). Estos eventos tendrían ramificaciones que se hiceron sentir hasta el presente, desembocando tiempo después de su origen en la reestructuración de la China moderna. En particular, la historia se centra en el enfrentamiento político-estratégico-militar del Primer Ministro Cao Cao contra las fuerzas conjuntas de Liu Bei y Sun Quan, al comienzo de la invasión de la provincia sureña de Wu.

El Acantilado Rojo (2008-2009)El reparto es multiestelar, con estrellas de Japón, China, y todo el resto del continente asiático, entre las que se encuentran Tony Leung, Takeshi Kaneshiro, Zhang Fengyi, Chang Chen, Hu Jun, Lin Chi-ling y Zhao Wei. Las actuaciones de Leung, como el líder militar Zhou You, y Kaneshiro, como el canciller Zhuge Liang (considerado el mayor estratega de su época), son particularmente destacables, por su magistral humanidad y cercanía a la hora de representar dos verdaderos íconos culturales chinos.

Los héroes de ambos bandos de la historia son increíblemente humanos y falibles, además de poderosísimos guerreros con proeza casi mitológica, lo que le da al conjunto un aire de “tragedia griega” comparable a las grandes epopeyas de la antigüedad clásica. Seguir la trama tiene sus bemoles, ya que imagínense que el “Romance” tiene más de 100 personajes principales; si unimos este cast multitudinario con la semejanza fisionómica de los actores orientales para el público occidental, terminamos con una historia que va a obligar a detener el reproductor de DVD más de una vez para entender quién es quién, y cuál personaje está surtiendo a tal otro. De todas formas, el reconocimiento se va haciendo más y más sencillo a medida que la película avanza, así que no desesperen.

El Acantilado Rojo (2008-2009)El diseño de vestuarios, las escenografías, el vestuario y las coreografías bélicas merecen un destaque por lo magistralmente implementadas por John Woo, un tipo que sabe de cine de acción y mucho. El presupuesto de 80 millones de dólares se nota en cada escena, cada tela y cada efecto. Woo tuvo alguna incursión relativamente importante en el cine de Occidente (Mission Impossible, Face-Off), pero su reconocimiento más consagrado se da en Oriente, con un cuerpo fílmico que le ha valido espaldarazos de crítica y público.

El Acantilado Rojo (2008-2009)Para quienes estén preocupados por la verisimilitud histórica, Woo admitió públicamente más de una vez que sólo la mitad de lo que aparece en la película es históricamente sólido, prefiriendo concentrarse en una sensibilidad más moderna, nacida de las necesidades de una narración para público del siglo XXI, a modo de transmitir un retrato fiel en esencia a los eventos del Romance y la historia china. El Cao Cao histórico, por ejemplo, no era un líder tan siniestro como a veces parece resultar de acuerdo a su retrato en la película, por más que funciona excelentemente como antagonista principal de una trama con innumerables ramificaciones y fuerzas en contención.

El Acantilado Rojo (2008-2009)La narración se maneja perfectamente entre momentos de pausa y reflexión meditativa, contrapuestos a estallidos de violencia bélica que dejan pasmado al espectador por lo maravillosamente intrincado de su coreografía (llama la atención, particularmente, la batalla con el hexagrama del I-Ching). La trama gira en torno a enfrentamientos militares y batallas de distinta complejidad, que desembocan en el enfrentamiento del Acantilado Rojo del título, por lo que la narración necesariamente tiene que tener énfasis bélico. En este sentido, las batallas de Red Cliff son de lo mejor que vi alguna vez en el cine, por lo que la recomiendo a los aficionados a la historia de la guerra con particular énfasis.

El Acantilado Rojo (2008-2009)Como mencionaba, es necesario hacer alguna aclaración acerca de la duración de la película, ya que pueden encontrar dos versiones. Originalmente, “Red Cliff” fue dividida en dos partes de alrededor de dos horas cada una, que fueron estrenadas en China en 2008 (primera parte) y 2009 (segunda parte). Vale la pena ver la totalidad de la propuesta, pero no es tan fácil de conseguir. Lo que sí pueden ver en casi cualquier video-DVD club de nuestro medio es la versión condensada para Occidente, de unos 150 minutos de duración. De cuatro horas a dos horas y media hay cierta diferencia, así que si están apretados de tiempo (o cortos de atención) la opción que pueden encontrar en el video de la esquina es recomendable.

Toda la obra en conjunto es digna de ser vista por su despliegue, adaptación, actuaciones y guión. Ni siquiera intento resumir el argumento de una historia tan compleja y cargada en pocas líneas, ya que la película logra hacerlo de manera más que adecuada. “Red Cliff” pasará a la historia como una de las mejores propuestas inspirada en el “Romance de los Tres Reinos” de la historia del cine. Si les gusta el cine épico, con tiempos de epopeya, excelentes actuaciones, increíbles representaciones de todo tipo de enfrentamientos bélicos y un “corazón” muy peculiar, por favor, tómense las horas que les puede llevar ver estas dos películas (o su versión resumida).

Vale la pena hacerlo.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3