Home Cine/TV Escape Plan (2013)

Escape Plan (2013)

Por el Cine/TV
Escape Plan (2013)

El más ochentoso del plantel continúa con su campaña en pos de dicha década. A su carro se subirán Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone, que ni lerdos ni perezosos siguen facturando con una nueva producción de ayer, hoy y siempre.

Increíblemente traducida por aquí como “Escape Imposible” (podría haber sido mucho peor), plantea una trama interesante pero no muy innovadora (escape de la Superprisión) en lo que respecta a películas del género.

Pero a quién le importa la trama si estamos ante una cinta que reúne a las máximas figuras del cine de acción de la década los ochenta, sin dudas la de mejor producción cinematográfica de la historia: Apología de los Ochenta (Parte 1).

Escape Plan (2013)

El tiempo de interacción de ambas figuras es realmente el apropiado para deleite de los fans. Arnold y Sly dejan todo en la cancha, en particular Schwarzenegger, quien en una escena nos muestra un imperdible pseudo-delirio en alemán y en otra nos deja una de sus grandes frases que sin dudas pasará a la historia. Stallone está en su salsa y casi sin despeinarse sorpresivamente aparece menos hinchado que en anteriores producciones.

En esta ocasión interpreta a un experto en seguridad (Ray Breslin) cuyo trabajo consiste en auto encerrarse y testear diferentes prisiones para luego llevar a cabo espectaculares escapes, probando así sus puntos débiles y prevenir futuras fugas. En su último y más complicado trabajo contará con la ayuda de Emil Rottmayer (Arnold) que ya se encuentra alojado desde hace tiempo en “La Tumba” un complejo ultra-moderno y super-secreto que alberga a los criminales más peligrosos del planeta.

Obviamente no falta algún que otro cliché y los auto-guiños a sus grandes éxitos, pero creo que se le podría haber sacado un poco más de jugo a los diálogos y escenas entre ambas figuras.

Jim Caviezel interpreta un correcto "villano" pero se la podrían haber jugado con alguien de mayor trayectoria y edad para contrarrestar a estos pesos pesados. También los acompañan 50 Cent y Sam Neil en un papelucho poco digno para un actor de su trayectoria.

Con respecto a la dirección, desconocía totalmente a su responsable, Mikael Håfström, sueco él, que realiza un trabajo adecuado equilibrando las escenas de acción con aquellas que no la tienen. Håfström había dirigido anteriormente "Derailed" (Clive Owen, Vincent Cassel, Jennifer Aniston) en 2005 y "The Rite" (Anthony Hopkins) en 2011, entre muchas otras cintas, la mayoría de las cuales fueron rodadas en su país.

Esta misma cinta con dos actores del montón — Jason Statham & The Rock por ejemplo Escape Plan (2013)— está para un 6. Con Stallone (+1) & Schwarzenegger (+1) es un sólido 8.

En fin, película totalmente ochentosa (no recuerdo que aparezca un solo celular a lo largo de sus casi 2 horas), entretenida y para fans de ambos actores. Acción, tiros y un par de piñatas.

¿Qué más se puede pedir?

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3