Home Cine/TV Fantastic Four (2015)

Fantastic Four (2015)

Por el Cine/TV

Fantastic Four (2015)De acuerdo a una gran cantidad de reseñas negativas que pululaban en Internet, la probabilidad de que volviera "copado" de ver a los Cuatro Fantásticos era muy baja. Por una vez estuve del lado de la mayoría, aunque sin entender por qué el palo que le dieron fue tan duro.

Fantastic Four (2015)

Fantastic Four (2015)¡Oh, vosotros los que entráis al cine, abandonad toda esperanza! Esta parece ser la forma adecuada de ir a ver Fantastic Four, la más reciente adaptación de las aventuras de Reed Richards, Sue Storm, Johnny Storm y Ben Grimm.

El proyecto parecía condenado desde su turbulenta filmación, pese a que en ocasiones los planetas vuelven a alinearse y todo termina en un misterioso éxito. Los primeros avances mostraron una atmósfera que entusiasmó a pocos, y las primeras reseñas se encolumnaron rápidamente detrás del "fracaso rotundo".

Si hubiera que usar una f-word para esta película, más que fracaso diría que es floja, con más errores que aciertos, pero que no merecería incluirse en una lista de "Adaptaciones del cómic de superhéroes que invitan a arrancarse los ojos".

Tiene un grave problema, muy común en esta clase de filmes, que es la "originitis". Josh Trank (más o menos drogado, más o menos ayudado) nos cuenta todo lo que ocurrió para que estos cuatro tipos llegaran a ser fantásticos. Y por más que esto incluye su bautismo de fuego, queda la sensación de que la cosa se va a poner buena justo cuando empiezan a correr los créditos.

La "preaventura" no me pareció aburrida ni tan sombría como muchos vaticinaban. Es cierto que se aleja de la mayoría de las interpretaciones del supergrupo en el cómic, excepto la versión Ultimate, pero en ningún momento da vergüenza ajena. Como sí me dio el Reed de las anteriores cuando bailaba en una discoteca usando sus poderes elásticos.

Fantastic Four (2015)

Ninguno de los cuatro actores descolla, aunque hace lo que puede con el material que tiene entre manos. Reed (Miles Teller) funciona como "tipo común que nos lleva a través de lo que sucede", el problema es que debería ser "tipo tan inteligente que escapa de lo común". Sue (Kate Mara) está desaprovechada, mientras que Johnny (Michael B. Jordan) y Ben (Jamie Bell) hacen extrañar a Chris Evans y Michael Chiklis, especialmente en la relación entre ambos, (único) punto fuerte de las dos películas anteriores.

Cuando pasamos a los antagonistas, la cosa se complica un poco más. Tim Blake Nelson debería asustarnos en su papel de científico malo que tiene otros planes para los cuatro, pero con esa cara de Tim Blake Nelson solamente nos dan ganas de abrazarlo. Si le agregás que se la pasa comiendo chicle, el resultado no es positivo.

Fantastic Four (2015)

Y después está Victor Von Doom (Toby Kebbell), quien comete los pecados de no parecer ni tan inteligente, ni tan rebelde, ni tan enfrentado a los demás, ni tan maligno. Tendrá su motivo para volverse un sorete, pero un villano tan importante merecía un tratamiento más respetuoso.

Como verán/leerán, si uno evita el ejercicio comparativo con las historietas originales, llegará a disfrutar del asunto, especialmente en la primera mitad. Esa parte podría ser una película llamada El Teletransportador, que cuenta la historia de un grupo de jóvenes que supera sus dificultades para hacer que la máquina funcione. Con Jason Statham como mentor, hubiera recaudado 100 millones de dólares el primer fin de semana.

Irónicamente, desde que funciona, la historia deja de hacerlo. La repartija de poderes se lleva un rato de película explicando cómo funcionan, mientras la trama sustituye lo científico por lo bélico con menor profundidad narrativa. Para peor, la representación visual de los poderes de los cuatro no logra llenar el ojo de un espectador de 2015 y sube un puntito de manera retroactiva a las otras dos películas (excepto el mencionado baile de Reed).

Fantastic Four (2015)

La batalla final es bastante genérica y hace que el espectador salga del cine con la mitad más floja fresquita en el cerebro. Si la hubiera editado Tarantino y ponía el principio al final, el resultado hubiera sido otro.

Arañando la parte inferior de una nota aceptable, Fantastic Four puede verse sin pretensiones de fidelidad y sin pretensiones de otro tipo. Pero puede verse.

Fantastic Four (2015)

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3