Home Cine/TV Fleabag, primera temporada

Fleabag, primera temporada

Por el Cine/TV

Fleabag, primera temporadaUna joven inglesa tiene tanta facilidad para las relaciones sexuales como dificultad para las interpersonales. La protagonista de esta serie nos invitará a entrar en su mundo haciendo añicos la cuarta pared, y con seguridad terminaremos conquistados por una notable actuación.

Fleabag, primera temporada

Phoebe Waller-Bridge entró en mi radar luego de que alguien, un cualquiera, quizás un comentarista en algún sitio de noticias geeks, la propusiera como candidata a sustituir a Peter Capaldi al frente de la mítica serie Doctor Who. Entre un doctor y otro suele haber una importante danza de nombres (y de libras circulando en las casas de apuestas), y de un tiempo a esta parte se coquetea con la idea de una mujer heredando el mítico rol de Doctor.

Googleando este nombre tan inglés encontré que había creado y protagonizado una serie llamada Fleabag, que curiosamente encontré, unos días más tarde, en el limitadísimo menú de Prime Video, el servicio de streaming de Amazon.

Al tratarse de un producto inglés, no me sorprendió que se tratara de solamente seis episodios de menos de media hora. Es más, esa extensión fue fundamental para que me animara a verla. Y determinó que la empezara y la terminara de ver en un único y ajetreado día, al menos en lo que a sentimientos se refiere.

Fleabag, primera temporada

No van cinco minutos del primer capítulo cuando uno ya está entregado a los pies de Waller-Bridge, en su papel de la joven con demasiadas cosas en la cabeza, que va por la vida utilizando el sexo como principal arma, y con las relaciones interpersonales como su kriptonita. Fleabag (la protagonista), tiene la característica de mirar y hablar a cámara con una frecuencia mucho mayor que la de Kevin Spacey en House of Cards, y con tanta o más efectividad.

Aquí no se trata de un guiño periódico a los espectadores, sino de la forma en que el guion nos permite meternos dentro de la cabeza del personaje y descubrir lo que piensa, que suele ser muy diferente a lo que dice.

Si bien existe un elenco que se va ampliando con el correr de los episodios, la serie gira en torno a Fleabag. Esto significa que el peso del éxito o el fracaso de la conexión con el público cae sobre los hombros de la actriz. Y ella pasa la prueba con honores, comiéndose la cámara con la más leve mirada o sonrisa, haciendo malabares entre su interlocutor y todos nosotros, y logrando que nos enamoremos de cada una de sus imperfecciones.

Fleabag, primera temporada

Estas imperfecciones son las que la definen a lo largo de la historia, que se presenta en fragmentos independientes (un cumpleaños, la ida a un retiro espiritual) pero que está tejiendo una única pieza, con un elemento triste de fondo que se revela sobre el cierre de la primera media hora y que tiene su momento más oscuro bien cerca del final.

En el medio habrá risas. Muchas. Al menos para quien escribe, de esas que se realizan en voz alta. Las primeras llegarán por el lado de la ajetreada vida sexual de Fleabag y las idas y venidas con su pareja (in)estable. Luego se sumará su familia, incluyendo a su hermana remilgada, su padre y en especial la nueva pareja de su padre, en otra estupenda labor de la casi inefable Olivia Colman.

Y de fondo, salpicaba en pequeños flashbacks, su relación con Boo, la mejor amiga de quien las circunstancias la separaron y este hecho podría ser clave para entender su complejo presente.

Fleabag, primera temporada

De nuevo, el final pondrá a prueba nuestro ánimo, ya que por momentos la espiral descendente de Fleabag parece demasiado descendente. Lo importante es que tiene sentido dentro de la serie, que no descuida el humor incluso en esos instantes.

El personaje es una máquina de hacer cagadas, pero Phoebe Waller-Bridge logra generar una empatía esencial para que la historia funcione. Será difícil que alguien vea esta serie sin generarle un torbellino de emociones y sobre todo sin que ella quede instalada con firmeza en su radar.

Dicen que habrá segunda temporada en 2018. Mientras tanto, podremos verla varias veces.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3