Home Cine/TV Game of Thrones T3E6 - ''The Climb''

Game of Thrones T3E6 - ''The Climb''

Por el Cine/TV

Game of Thrones T3E6 - ''The Climb''Oficialmente pasamos la mitad de la temporada y algunas piezas empiezan a moverse a los lugares que deberán ocupar cuando se termine y todos quedemos desolados, con ganas de más. Tuvimos otro capítulo de Juego de Tronos y lo repasamos ya.

Game of Thrones T3E6 - ''The Climb''

Era difícil que tuviéramos un episodio con puntos tan altos como el de la semana pasada, así que "The Climb" tuvo en la propia serie a su peor enemigo. Analizándolo más de cerca, es cierto que algunas de las historias no tuvieron el desarrollo vertiginoso de otros capítulos.

Sam Tarly, por ejemplo, compartió un momento tranquilo con Gilly, que sirvió para establecer que vienen de lugares muy diferentes, y que Sam encontró una pequeña cosilla enterrada que quizás algún día sirva para algo.

Tampoco pasó gran cosa en la pelea entre Meera y Osha por ver quién despelleja mejor un conejo (respuesta: ambas formas son un asco). Apenas si descubrimos que Jojen, el hermano de Meera, sueña con el episodio 38 de Pokémon.

Recién en la tercera escena empiezan a ocuparse de asuntos más movidos, como el inminente asalto al Muro. Jon Snow e Ygritte tienen una de las charlas más sentidas del episodio, cuando ella le confiesa que sabe que lo suyo es una mentira, que sigue siendo un cuervo pese a haberse tirado una plumita al aire con ella. Y le pide que nunca la traicione. Ah, el amor.

En cuanto a la aparición menos esperada del domingo, el premio fue para Melisandre, quien llegó al campamento de los Merry Men del bosque de Sherwood (también conocidos como la Hermandad sin Estandartes) en busca de alguien con sangre Baratheon en las venas. ¿Hay algún bastardillo de Robert entre ustedes? Acompáñeme, por favor.

Es cierto que ella y Thoros de Myr son los dos sacerdotes más famosos de R'hllor, el Señor de la Luz. Un culto que llegó desde el otro lado del océano y que de a poco gana adeptos. No se extrañen si en breve sus seguidores empiezan a comprar cines de Westeros para dar misas en su nombre.

Tranquilos, que Arya tuvo su momento cuando se acercó a la bruja y le metió la pesada. "Nos volveremos a ver", le dijo Melisandre, citando "Pensé que se trataba de cieguitos" de Los Twist.

Mientras tanto, en Guantánamo, un botija bastante jodido, del que todavía no conocemos su identidad (pero podríamos aventurarla) se dedica a torturar a Theon hasta tal punto que el propio calamar (éste no llega a Kraken) le pide que lo torture de una manera con tal de que deje de torturarlo de otra. La historia de Theon está muy cerca de estancarse, o de generar un spin-off cinematográfico para los amantes del llamado "torture porn". Debería pasar algo más, pronto.

Game of Thrones T3E6 - ''The Climb''

Donde sí están pasando cosas es en filas de Robb Stark, ya que tanto él como su tío Edmure se han mandado cagadas. El primero se casó con quien no debía, el segundo tomó decisiones equivocadas en el campo de batalla. Así que, para recuperar la confianza del viejo Walder "Walter" Frey, el segundo tendrá que ocupar el lugar del primero y casarse con alguna de las hijas feas del viejo.

También pasaron cosas en King's Landing, y una de ellas fue para sacar la bolsa de pop y sentarse a disfrutarlo: Olenna Redwyne y Tywin Lannister protagonizaron el duelo dialéctico de la semana, donde los ganadores fueron todos nosotros.

De un lado, una vieja inimputable, una Mirtha Legrand con humor inglés. Del otro, una de las más peligrosas combinaciones de crueldad e inteligencia de todos los Siete Reinos. ¿Conseguirá Tywin convencer a Olenna de que Loras tiene que casarse con Cersei? ¿Servirá amenazarla con el tema de la homosexualidad de Loras? Para nada, ya que ella dice saber que él es un "tragasables" (sus palabras, no las mías) y retruca con los rumores acerca del amor incestuoso entre Cersei y el manco Jaime (quien también tuvo su escenita esta semana).

Todo se resuelve con la amenaza de convertir a Loras en miembro de la Guardia Real e impedir que tenga descendencia, algo que a él le debe traer sin cuidado. E incluso puede que le guste, sobre todo si los colores del uniforme le atraen. Su condición sexual es tomada dentro de la serie con humor, sin caer en la bobada, algo que pone aun más en evidencia la inocencia de Sansa, quien es la única en todos los continentes de "Canción de Hielo y Fuego" cuyo Gaydar no se activa frente al caballero.

Así que los emparejamientos quedan definidos: Cersei será la señora Loras y Sansa será la señora de Tyrion Lannister, para que los leones controlen el Norte. Tyrion se pregunta quién de los cuatro se llevará la peor parte, y con tristeza reconoce que seguramente sea Sansa.

Para el final queda una escena que prácticamente reivindica el capítulo y vuelve a traer lo mejor de la primera temporada. Me refiero al intercambio entre Varys y Littlefinger, en el que este último queda mucho mejor parado, demuestra ser una figura de temer, despacha a un personaje que estaba desde los albores de la serie y se manda un discurso que toca los puntos espirituales del capítulo, incluyendo el título.

Lo último-último es una escena demasiado rosa de Jon Snow e Ygritte en lo más alto del muro, mirando al horizonte y besándose. No me hubiera sorprendido si, al retirarse la cámara, los veíamos a través de un agujero del Muro con forma de corazón. Corten con tanta dulzura, señores de HBO. Queremos más muertes para la semana que viene.

Game of Thrones T3E6 - ''The Climb''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3