Home Cine/TV Game of Thrones T3E5 - ''Kissed by Fire''

Game of Thrones T3E5 - ''Kissed by Fire''

Por el Cine/TV

Game of Thrones T3E5 - ''Kissed by Fire''En el quinto capítulo, Jaime Lannister nos muestra su lado más humano, su padre nos muestra su lado menos humano y varios personajes terminan emparejados a la fuerza. Bueno, en el caso de Jon Snow no parece haber opuesto mucha resistencia.

Game of Thrones T3E5 - ''Kissed by Fire''

La tercera temporada de Juego de Tronos, serie que adapta la saga del novelista George R.R. Martin, continúa demostrando que algunos altibajos (menores) de la temporada anterior fueron parte del proceso de madurez de los guionistas.

Los primeros diez capítulos estuvieron guiados por una figura principal, el finadito Ned Stark. Los siguientes diez tuvieron que acostumbrar al público a una narrativa al mejor estilo de un collage escolar, con pedacitos de diferentes colores que se unían para formar una figura.

A esta altura de los acontecimientos, las piezas suelen encajar de mejor manera, e incluso cada una en solitario cuenta una mejor historia. Para ejemplo alcanza el quinto capítulo, "Kissed by Fire".

Como de costumbre, en la horita que dura cada entrega semanal de HBO, la historia nos lleva a los lugares más recónditos de Westeros y aledaños (los que en cada presentación nos repasa la presentación). Y hubo unos cuantos momentos dignos de ser recordados.

Parte de la gracia para aquellos que leyeron los libros (y que no desborden de purismo) es descubrir escenas que jamás podrían haber sido contadas en el papel, debido a la elección de Martin de aquellos personajes que son Punto-de-Vista y desde los que se cuenta la historia.

Y después están las otras, las levantadas directamente, como la durísima anécdota que le cuenta Jaime Lannister a Brienne acerca del momento en que se ganó el apodo de Matarreyes. La cámara sólo va y viene entre Nikolaj Coster-Waldau y Gwendoline Christie y para cuando la escena termina, el incestuoso asesino que tira niños por la ventana termina un poquito más cerca de nuestros corazones.

Un ratito antes, cuando Lord Bolton parecía que iba a decirle que algo horrible le había pasado a su hermana, entendíamos que lo suyo no solamente es lujuria prohibida, sino que hay amor prohibido detrás de todo.

Hablando de lujuria, "Kissed by Fire" también tuvo a Jon Snow haciendo un esfuerzo terrible por mantener su tapadera de traidor a la Guardia de la Noche, debiendo romper su voto de celibato solamente por obligación. Dicen que desde el Muro pidieron un recuento de votos.

Game of Thrones T3E5 - ''Kissed by Fire''

En cuanto a las interacciones, Tyrion Lannister (con menos viento a favor que la temporada anterior) y Olenna Redwyne mantuvieron una maravillosa charla en la que el primero lloró como buen ministro de Economía y la segunda puso las cartas sobre la mesa, lo paseó un ratito y le terminó dando parte de lo que quería, sólo para demostrar que puede. No hay caso, los personajes de viejas sabihondas me pueden.

Otros momentos que funcionaron, pero no llegaron al nivel superlativo del resto, fueron los de Arya (que perdió a otro amigo y vio cómo el Hound salvaba su vida frente al Robin Hood que resucita) y Stannis Baratheon, que por fin nos presenta a su mujer (pero sigue siendo un pelele), su hija y sus tres hijitos (ewww). Al menos la hija sirvió para mostrarnos un ratito a Davos. Lo extrañaba.

Del otro lado del océano, Daenerys tuvo un poco menos de trabajo que en el capítulo anterior, y está bien. Iba a ser difícil igualar la pateada de culos. Así que tuvimos la charla entre sus dos patiños.

El que pareció invocar la figura de su padre, y no sólo por andar decapitando gente, fue Robb Stark, quien debió enfrentarse a la alta traición dentro de sus filas y tomar una decisión que le costó la mitad de su ejército.

Todo en esta saga tiene que ver con todo. En este caso, sin repetir y sin soplar: Catelyn dejó escapar a Jaime, lo que enojó a los Karstark, que se la cobraron con un botija Lannister, que les costó la vida (Robb diciendo que al campana lo cuelguen último fue otra joyita), que le costó a Robb la mitad del ejército, lo que lo obliga a pedir ayuda al viejo verde de Walder Frey.

Por último, en gran tema que terminó cerrando el capítulo fue el de los matrimonios. Recordemos que Littlefinger, mezcla de Gary Oldman y de Kevin Kline, quiere quedarse con Sansa, posible heredera del Norte. Los del Sur tienen sus propios planes: casarla con Loras.

Entra en escena el majestuoso Tywin Lannister, quien una vez más nos recuerda que los problemas de sus hijos son en parte su responsabilidad. En un par de golpes a la mandíbula, ordena a Tyrion que se case con Sansa (para afianzarse en el Norte) y a Cersei que se case con Loras (para afianzarse en el Sur). El "I was wed" de Tyrion duele como una puñalada en el corazón, cuando recordamos la historia familiar.

Estos hechos son parte de lo que hace a esta historia televisiva tan buena. Los juegos de tronos matrimoniales existen en los libros, pero aquí son compactados sin tener que ingresar al ruedo a nuevos personajes, y sin perder las razones fundamentales de cada movida.

Al menos un par de las escenas de este capítulo son fundamentales para disparar otras que se vienen en esta temporada y la siguiente. Y saberlo de antemano no hace que uno disfrute menos cada capítulo de domingo por la noche. Juego de Tronos funciona para unos y otros, y funciona cada vez mejor.

Game of Thrones T3E5 - ''Kissed by Fire''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3