Home Cine/TV Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Por el Cine/TV

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''El episodio de este domingo tuvo intriga política, muertes violentas y la promesa de más de una batalla. Y en lugar de eso, ustedes están perdiendo el tiempo con fotomontajes chapuceros, juegos de palabras que avergonzarían a un escolar y cumbia (nena).

Como siempre, las peores complicaciones del reino de Westeros arrancan a pocos minutos de comenzar el episodio. Cuando no me olvido de la clave de la alarma de mis viejos, mi madre pone el HBO en español ("El Juego de Tronos") o configura el televisor en un aberrante 4:3 estirado a 16:9 para no ver las barras negras. "¿Para qué tengo un televisor de 29'' si voy a ver todo más chico?".

Este domingo el HBO HD del cuarto de los seniors no quería andar, por lo que me resignaba a verlo en miserable calidad normal (que es como tirarte cera caliente en los ojos después de cinco minutos seguidos mirando el sol). Por suerte en la Maison Alcuri no hay nada más embolante que mirar Pasión un domingo de clásico, así que pude usufructuar la tele del living para ver este episodio en el que la cosa SE PICÓ.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Sí, señores. Se picó. Tanto, que en un momento del episodio lo que más miedo me daba es que todas las cosas estaban saliendo demasiado bien y eso en Game of Thrones es señal de que alguno de los personajes más queridos está por tropezarse sobre una espada. Por suerte luego llegó Samsagaz Bolton a matar secundarios y todo volvió a la normalidad. Pero no nos adelantemos.

Esta no es una serie que lo haga lagrimear a uno. A veces lo hace taparse los ojos, a veces agarrarse el estómago y a veces ocultar una incipiente erección. Hay menos momentos emotivos que capítulos terminados del sexto libro, y aun así este domingo tuvimos un momento Disney cuando Sansa Stark se abrazó con su medio hermano (o eso es lo que ella cree) Jon "el Renacido" Snow.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Sí, sabíamos que la pelirroja iba rumbo norte junto con Brienne, pero la serie acostumbra estirar los viajes durante semanas, cuando no temporadas. Así que fue una verdadera sorpresa ver que se tomaron un diferencial hasta el Muro que contiene a los salvajes que viven al norte de Avenida Italia.

La pobre atravesó mil penurias, empezando por su matrimonio con la escoria más grande que pisara la televisión un domingo de noche (y eso que nuestros canales le ofrecen duros competidores), pero un bañito y una comida caliente le hicieron mucho bien. Compartió anécdota con Jon Bónachon y le dijo que si no la ayuda a reconquistar Güinterfell, ella lo hará solita. Se pica.

Todavía no nos acomodábamos en el asiento cuando disfrutamos del momento más incómodo, digno de una comedia italiana de enredos, protagonizado por Ser Davos, Sandra la Bruja Escarlata y Brienne.

Davos: ¿Qué vamos a hacer ahora?
Sandra: Yo me voy con Jon.
Davos: ¿Por qué?
Sandra: Porque es el Elegido.
Davos: Pensé que era Stannis.
Sandra: *ruido de grillos*
Davos: ¿Qué fue de la vida de Stannis?
Sandra: La quedó.
Davos: ¿Y Pedrita la Escamosa?
Brienne: Yo vi lo que pasó.
Davos: Encandato de conocerla.
Brienne: Ya nos conocíamos, yo era guardaespaldas de Renly.
Davos: *ruido de grillos*
Brienne: Hasta que lo mataron con magia de bruja escarlata.
Sandra: *ruido de grillos*
Davos: Lo pasado, pisado. Ahora somos todos amigos.
Brienne: *ruido de grillos*
Sandra: *ruido de grillos*
Brienne: A propósito, yo maté a Stannis.
Davos: *ruido de grillos*
Brienne: Y antes de morirse, batió todo.
Sandra: *ruido de grillos*

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Igual hasta que no me muestren el cadáver decapitado de Stannis, seguiré esperando que aparezca en la última escena del último episodio y que el resto de los personajes le agradezca por haber sido tan tridimensional y conflictuado. Se vale soñar.

A esta altura de Juego de Tronos sabrán que la serie tiene varios vicios: arruinar los casamientos, embolar las subtramas de Daenerys y contratar actores niños con tendencia a crecer 50 centímetros por año. Ya tuvimos a Bran más alto que Hodor, Rickon más alto que Bolton y ahora tenemos a Robyn más alto que el Meñique. ¿Se acuerdan de Robyn, nuestro chiquitín especial?

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''
¡El Meñique!

Por suerte su madre murió en circunstancias espantosas, o para tomar la teta tendrían que haberle conseguido un banquito. A ella.

La escena no solamente sirvió para devolvernos al Meñique ("¡el meñique!") sino para que el pérfido gobernador de Maryland aprete a Ser Rolls Royce para que apronte sus ejércitos y ayude a Sansa atacando a Lord Bolton. Les dije: se pica.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Del otro lado del charco, los pobres asesores de la rubia dragonera siguen haciendo lo que pueden en su ausencia. El enano y el presidente de Nacional, por ejemplo, se reunieron con los mercaderes de esclavos de las ciudades vecinas, los mismos que en secreto financian a los Hijos de Harpic. El asunto se zanjó cuando les propusieron abolir la esclavitud en siete años a cambio de paz, mujerzuelas y dos penales en el próximo partido clásico.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Al Gusanito Gris (así llamado por cómo le quedaron las partes luego de la castración) y a la Traductora no les hizo mucha gracia el trato, pero entendieron que quizás esa fuera la única forma de no morir acuchillados en algún callejón por una panda de enmascarados. Así que cuando J.K. Simmons y otros ex esclavos pidieron explicaciones, ellos dos calmaron las aguas.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

¿Y el resto del "entourage" de Danny? Buscándola, por supuesto. Daarío Roodríguez y el Pagafantas Jorah Mormont llegaron hasta Horse City a rescatar a la reina, quien permanecía en las garras del Club de Lectura de las Viuditas Desmontadas. Por el embole, a la rubia le había tocado leer sus propios pasajes de las novelas.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Ya volveremos a ellos, porque nos están llamando de la capital, donde Juan Domingo Gorrión sigue haciendo todo lo posible para que, pese a ser el representante del ascetismo y las buenas costumbres, deseemos su muerte de la manera más georgeerreerremartinesca posible.

Esta semana nos reveló su historia de vida y así supimos que su viejo era zapatero y que él (por supuesto) le zarpaba la lata. Hasta el día en el que descubrió que había pobres en el mundo, dejó el calzado atrás y dedicó su vida a torturar a los ricos. Los que lo conocimos de guachín, sabemos que era mucho más divertido de vago y atorrante.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Al menos tuvo la decencia de permitir que la pobre reina Mársheri viera a su hermano. Aquí tenemos una postal de su encuentro con Loras.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''
Tengan en cuenta que son casi las dos de la mañana y todavía me falta un buen cacho de episodio.

¿Les dije antes que la cosa se picó? También se picó en la capital, porque la Reina Madre se alió con el padre y la abuela de los condenaditos. Parece que con tal de no ver a la nena paseando en bolas por las calles, son capaces de traer a su ejército y cazar gorriones como quien caza cotorras en Turismo en los burdeles de Desembarco del Rey.

Menos emoción hubo en las Islas de Hierro, donde el hijo pródigo regresó después de servir al enemigo y ser mutilado por el aún-más-enemigo. A su hermana no le hizo mucha gracia hasta que Reek (¡Reek Reek Reek Reek Reek!) prometió apoyarla en las próximas elecciones. Porque nada zanja un montón de traiciones y muertes como un votito.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

También les había dicho antes que el episodio tuvo un momento en el que "todo volvió a la normalidad" y los inocentes la quedaron en manos de los soretes. Precisamente, fue el casi frankunderwoodesco Bolton Chico (ahora Bolton Único) el protagonista de esa escena, cuando la hermana de Osho quiso aprovechar un descuido del inmundo para acuchillarlo y él estaba dos jugadas adelante.

Osha era la nana de Rickon, que a esta altura y con sus 2,25 metros de altura ya puede cuidarse solo. Pero lo cierto es que el nene permanece en una mazmorra de Güinterfell a la espera de que alguien venga a rescatarlo o a despellejarlo vivo.

Así se lo hizo saber Samsagaz Bolton a Jon Bónachon y Sansa, a través de una carta escrita como quien comenta las noticias de algún portal de Internet. Solamente faltó un "JUAJUAJUA" y la acusación de foca o rosadito para alguno de los destinatarios. Pero sin verla ya estoy seguro de que la escribió en mayúsculas.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Los salvajes son 2.000. Los Bolton dicen ser 5.000. Pero hay que tener en cuenta al ejército de Rolls Royce más algún otro norteño que se ponga las pilas. Que se pica, se pica.

El final del episodio fue en Horse City y hay que reconocer que Calisi volvió a ser la Calisi de dos o tres episodios cuando no la emboló. No porque haya salido en tetas (tampoco vamos a oponernos desde aquí a que lo haga) sino porque cuando su amante y su aliado friendzoneado llegaron para rescatarla, ella tuvo una idea mejor.

Esperó a que todos los Cales estuvieran dentro de la misma choza de materiales inflamables, los paseó un ratito y cuando todos se peleaban por el orden en el que la iban a violar, los cagó a fuego del primero al último. Zafó por ser de alcurnia y cuando la estructura estaba por venirse abajo, salió por la puerta grande para recibir (una vez más) las alabanzas de algún pueblo de bárbaros. Porque en Juego de Tronos si sos rubia todos los salvajes te siguen la corriente.

Con los jinetes a su disposición, la Cali podría arremeter contra los esclavistas, cuando no retomar aquel plan de conquistar Güesteros. Se vienen buenos tiempos para ella.

Al que se le viene la noche es al pagafantas de Mormont, que después de haber visto desnuda a su reina seguramente se haya hecho un festín. Recuerden que tenía escamas en el brazo, así que debe andar con los genitales hechos piedra.

Game of Thrones T6E4 - ''Book of the Stranger''

Fantástico. No lo mencioné, pero estoy escuchando cumbia de fondo desde el chiste del zapatero. ¡Y las manitos ahí, ahí, ahí!

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3