Home Cine/TV Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

Por el Cine/TV

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''Llegamos a la mitad de la temporada con un episodio que tuvo ratones con cuerpo de ser humano, préstamos usureros, una daga de mierda que no le interesa a nadie y los destaques de Arya y de Daniela, quien nos cantó eso de "enciéndeme que soy calor".

Una de las mejores señales de que estamos ante un buen episodio de Juego de Tronos es ese momento en que el silencio anticipa la aparición de los créditos y uno dice para sus adentros (o en voz alta) "no pueden ser tan soretes de dejar la cosa por acá".

Pues bien, queridos troníferos y troníferas, estuvimos ante uno de esos episodios. Que parecía que se lo quedaba Arya, por amplio margen y con un gran registro actoral, hasta que presenciamos la batalla que solamente podría bautizarse como "la quemazón del séptimo año". Pero no me quiero adelantar.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

Antes de desmenuzar cada escena con la frialdad y la objetividad que me caracteriza, quiero decirles que no vi el episodio antes de su emisión oficial, pese a que se había filtrado hace días. Esto no me convierte en un mártir, ni me hace sentir superior, solamente quería aclararles que ESTOY ESCRIBIENDO ESTO EL LUNES DE MADRUGADA, como todas las puñeteras semanas.

Como recordarán, el domingo pasado los Lannister conquistaron alto jardín y esta semana Bronn pidió para quedárselo. Jaime le advirtió que los gastos comunes eran altísimos, y quedó por ésas. Por ahí andaban también Papá Pelelas y su hijo, Cerebro-En-Un-Cuerpo-Robot Pelelas.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''
"Lo mismo que hacemos todos los domingos, papá. Tratar de conquistar Westeros".

La conquista del alto jardín le serviría a Cersei para saldar las deudas con el baanco de Braavos, algo que no puso nada feliz a Mycroft Holmes. ¿Por qué? Bueno, cualquiera que haya visto media tanda publicitaria sabe que hay un montón de instituciones dispuestas a prestarte plata, con la condición de que la devuelvas dentro de un mes, sin cobrarte un solo peso. ¿Se trata acaso de servicios de beneficencia?

No, muñeco. Están deseando que te atrases un milisegundo en los pagos, para arrancarte las muelas con los intereses. ¿Seguís sin creerme? EL TIPO DEL BANCO SE LO DIJO EN LA CARA A CERSEI.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''
Es tan fácil que hasta Cersei lo puede usar.

En Cayoinvierno todo giró alrededor de una daga, la misma daga con la que quisieron limpiar a Bran después de haberlo tirado por la ventana, para que no fuera a contarle a todo el mundo que Jaime y Cersei le estaban sacando punta al lápiz blanco (los lápices no se identifican por el color de su exterior, sino por el color de su escritura). Estén atentos porque la daga va a volver a aparecer y quizás me olvide de nombrarla. Así de mucho me importó la daga de mierda ésa.

Al que tampoco le importó fue a Bran. Claro, tampoco le importó la suspensión de Venezuela del Mercosur, ni el pase de Bueno y Zunino a Nacional, ni el título de Sendic, ni el retiro de Usain Bolt, ni la educación sexual en las escuelas, ni que Nin Novoa se perfile como candidato del Frente Amplio, ni que regresara Ray Donovan el criminal más querible de la pantalla, ni los 72 años de Hiroshima. Y salvo lo de Nin Novoa como candidato del Frente Amplio, son cosas que deberían moverle al menos un pelo. Lo perdimos. Ya nada queda de aquel pilluelo que trepaba por las cornisas, ahora transformado por completo en el amargo Cuervo de Tres Ojos.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''
Los memoriosos recordarán este chiste del episodio 603, pero con otra foto.

Decí que el más muerto de los Stark recibió la visita de la más viva: Arya, quien llegó a su hogar después de un largo periplo, y antes de poder entrar tuvo que enfrentarse a dos guardias bastante pelotudos, sumando un millón de puntos en la escena. Los guardias la llevaron hasta el único patio del castillo (el del pasillito que Sansa y el Meñique recorren cada 15 minutos) y al toque se les escapó.

Por suerte el desarrollado olfato de su hermana permitió descubrir a Arya en las catacumbas, donde intercambiaron anécdotas de las situaciones más terribles que les tocó vivir desde que se separaron. Hermoso momento, que fue arruinado por una nueva aparición del muerto de Bran y sus abrazos, tan cálidos como pasarle la lengua a la escarcha que se forma en el congelador (niños, no intenten esto en sus casas). Para completar el embole, la daga cambió de manos. No me importa de cuáles a cuáles. NO ME IMPORTA LA DAGA ME CHUPA UN HUEVO LA DAGA.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

Allá en Piedragón, Jon Bónachon Snow se pasó para la cueva a su tía Daniela. Literalmente. La invitó a visitar la cueva en la que están extrayendo el vidriagón y le dijo "mirá todo el vidriagón que hay" y no sé si era el HD o qué, pero no se veía un carajo. Eso sí, luego la llevó hasta el rincón más oscuro y le mostró unas inscripciones en la piedra que hicieron cambiar toda la visión que ella tenía sobre la realidad.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''
Ojalá resucite Ramsay Bolton y lo agarre.

Sí, señores. El enemigo es real y se dedica a escribir pelotudeces en las paredes. La rubia quiso ayudar a su sobrino, pero antes le pidió poner la rodillita en el suelo y jurar fidelidad eterna. Un poco mucho para Jon, que tiene a los hombres del norte convencidos de que jamás volverá a gobernarlos alguien de otra parte. ¿Triunfará el instinto de supervivencia sobre el orgullo? Y yo qué sé, pregúntenle a los guionistas.

Lo único cierto es que el ataque a Castle Rock Entertainment fue bien al pedo, así que Tyrion perdió el respeto de su reina. "Basta de planes ingeniosos. Que alguno de ustedes me diga qué carajo hago o ya mismo prendo fuego la capital". Le dijeron que no, que mal vos, que si hacés eso vas a ganarte el odio del pueblo (de aquel pueblo que no termine chamuscado). Y, por lo que vimos más adelante, escuchó los consejos de sus X-Men. Vaya si los escuchó.

De regreso en Cayoinvierno, una copadísima Capitana Phasma descubrió que sus dos protegidas se salvaron, aunque poco tuvo que ver ella con gran parte de lo ocurrido. Arya le pidió para entrenar con ella y sumó otro millón de puntos con la audiencia, poniéndose a la altura de la capitana con todo lo que aprendió. ¿De quién? "De nadie". Lluvia de corazones.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

¿Qué más? Bueno, en la pelea mencionaron a la daga pero no sé si quedó claro que me chupa un huevo la daga. Volviendo al castillo de Daniela Targaryen, un alzadísimo Davos volvió a apurar a la Traductora, que solamente ansía el regreso de su amado, que se ve que sabe cómo utilizar lo que tiene. Ella dijo que bla que el pueblo cree en su reina y bla son las cuatro menos cuarto de la mañana y bla bla bla.

En eso llegó Theon, y Jon no lo mató solamente porque ayudó a Sansa. Después de haber cagado a medio mundo. El cobarde pidió para hablar con la reina y le dijeron "la reina en este momento no está". ¿A dónde se fue? ¿Y por qué solamente se ven dos dragones en el cielo? Mentira, no se veía nada, pero qué bien hubiera quedado de haber notado un detalle de esos.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

Ahora sí, abróchense los cinturones, porque en este episodio no hubo tetas, así que no hay necesidad de andar con el cinturón desabrochado. Los últimos minutos se desarrollaron en la carretera que llevaba del alto jardín a la capital, donde los soldados Lannister y los Pelelas regresaban con el oro de los Tyrell, hasta que un sonido llamó la atención de Cerebro-En-Un-Cuerpo-Robot Pelelas. Previendo lo peor, empezaron a gritarles a los soldados: "Hold the line! Hold the line!".

Primero llegaron los custodios de Ricardo Fort, a caballo y ululando como si fueran indios en una película de vaqueros. Luego Daniela montada en su dragón Drogón. En segundos comenzaron a machacar, rostizar, degollar y carbonizar al ejército rival, que (es justo decirlo) se cobró algunas muertes de jinetes de ojitos pintados.

Pareció que Bronn no contaría el cuento, sobre todo cuando se le cayó la bolsita de monedas de oro y uno preveía el típico "vuelve a buscar las monedas y la queda". Pero no. Corrió a buscar la ballesta que Gárgamel le robó a los guionistas de El Hobbit y con ella le dio de lleno en el hombro al reptil volador.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

¡Tranquilos! Todos saben que cuando un personaje es herido en el hombro, jamás muere. A Bruce Willis le disparan en al menos un hombro por película y siempre se las arregla para seguir pateando traseros. Eso sí, el bicho tuvo que aterrizar y Daniela estuvo un rato tratando de sacarle la flecha gigante, algo que fue notado por Jaime.

También lo notó el enano, que miraba de lejos cómo el ejército de su familia era reducido a cenizas. De nuevo, literalmente. Su hermanito, el mismo que lo ayudó a escapar incluso cuando lo acusaron de limpiar al soretito del rey (sobrino de ambos e hijo de uno de ellos... porque así son los Lannister), quiso aprovechar la ocasión para matar a la reina. "No, pelotudo, no vayas, no vayas", gritaba el enano, condenando simbólicamente a Jaime.

Game of Thrones T7E4 - ''The Spoils of War''

Pero no. La serie volvió a engañarnos. Por lo general, cuando uno grita "no vayas" es como cuando el otro vuelve a buscar las monedas. Muerte en puerta. Sin embargo, Juego de Tronos volvió a cagarse en las convenciones de la ficción, como cuando a Rickon Stark lo mataron del cuarto flechazo y no del tercero. Y a último momento, cuando se venía la rostizada final, "alguien" le salvó la vida a Jaime.

¿Quién? No lo sabemos. Pero creo que por algo no lo sabemos. No podría ser el enano, que estaba lejos (y la silueta que lo salvó no tenía tamaño pequeño). Si tuviera que arriesgar, diría que es Bronn, aunque el misterio solamente tendría sentido si muere luego de este sacrificio. O ponele que de nuevo los guionistas se caguen en las convenciones, pero aquí lo harían después de tenernos una semana en vilo.

Lo mismo podría pensar del destino de Jaime, hundiéndose en el río aunque sin la pesada mano de metal, al menos en lo que vislumbré por televisión. Si hubieran querido matarlo, lo hacían esta semana. Mantener la tensión que nos invadió durante los créditos, solamente para deshacerse de él en los próximos minutos del quinto episodio sería anticlimático. No así el final de este episodio, que de verdad dejó a todos los que lo miraban conmigo con el corazón en la boca, que rápidamente fue sustituido por un hot dog de una conocida casa que los elabora. Por suerte la cena llegó incluso después de los adelantos de la semana que viene, que irónicamente suelen adelantar poco y nada.

Arya se llevó la primera mitad del capítulo, pero al final debemos dárselo a Daniela y por eso nos despedimos con uno de sus temas más recordados: Amor sincero (Endúlzame que soy café). Hasta el quinto.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3