Home Cine/TV Get out! (¡Huye!)

Get out! (¡Huye!)

Por el Cine/TV

Get out! (¡Huye!)Un joven negro pasará el fin de semana junto a su familia política blanca. Más allá de las incomodidades, algo empezará a despertar sus sospechas. ¿Está paranoico luego de una vida de discriminación, o de verdad ocurren cosas extrañas en casa de los Armitage?

Get out! (¡Huye!)

No me gustan las películas de terror. Todo bien con aquellas personas que gustan de ejercer un sano masoquismo en las salas de cine, o en el living de su casa, y luego tienen miedo de entrar al cuarto para irse a dormir. Vivo solo, así que suficientes temores tengo (entre ellos, a seguir viviendo solo) como para agregarle leña al fuego existencial.

Así que llegué hasta una función conversadísima, comentadísima y preguntadísima de Get out! (traducida por error como ¡Huye!... digo por error porque es una buena traducción) con algo de miedo. Sabía que se trataba de una película de asustarse, pero no sabía cuánto. Le tenía miedo al miedo, psicólogos y psicólogas del mundo.

Por suerte no hubo bebés pálidos de rasgos orientales ni jovencitas con casi tanto pelo como yo saliendo de los televisores. No hubo guantes con cuchillos ni máscaras de hockey, aunque abundaron los villanos que uno jamás querría encontrarse en la vida real. Irónicamente, estamos más cerca de cruzarlos que a un Freddy o un Jason.

La película cuenta la historia de Chris (Daniel Kaluuya) y Rose (Allison Williams), una pareja interracial que decide pasar un fin de semana en casa de los padres de ella. Un negro compartiendo actividades con un montón de blancos puede ser disparador de varios gags de comedia, y eso lo sabe muy bien Jordan Peele, guionista y director de la película, además de comediante de larga data. Por eso el suspenso estará teñido de risas, aunque en la gran mayoría sean risas nerviosas de los blancos de la sala de cine.

Después de los clásicos chistes sobre la familia "progre" intentando entablar una conversación con el novio negro de la nena, empiezan a aparecer pistas de que algo no anda nada bien. Por más canchero que sea el suegro (Bradley Whitford, el hombre con el nombre más blanco del mundo) y por más que la suegra (siempre inquietante Catherine Keener) quiera curarle el tabaquismo con hipnosis, aumenta la sensación de incomodidad de parte del nuevo integrante de la familia.

Get out! (¡Huye!)

Si digo incomodidad y digo reunión en casa ajena con gente rara, inmediatamente pienso en la película The Invitation, mucho más si ambas películas tienen como uno de los primeros golpes de suspenso a un animal dándose contra un auto. En esa comparación, tan odiosa como subjetiva, Get out! se lleva la peor parte. Como espectador nunca "sufrí" tanto como Chris, aunque es importante mencionar que no he vivido atormentado por gran parte de la sociedad por mi color de piel.

Aquí el suspenso es "suspenso curioso", es el intento de descubrir qué mierda está pasando en la casa de los Armitage, entre graciosas charlas telefónicas entre Chris y su amigo Rod (Lil Rel Howery), y tomas de Allison Williams que dan ganas de poner pausa y quedarse dormido mirándolas.

Con el correr de los minutos llegarán las revelaciones, algunas muy obvias y otras muy kevinsmithianas, si se me permite el adjetivo. La gran razón detrás del comportamiento extraño acerca la película al cine "Clase B", lo cual le da cierta frescura, aunque pulveriza toda posibilidad de hablar de racismo (algo que seguramente haya favorecido a su éxito entre el público blanco).

Inofensiva, entretenida, con un par de momentos para hacerte saltar del asiento, pero ninguno como para hacerte apretar los dedos en el apoyabrazos al estilo del protagonista.

Si quieren ver una película de suspenso sobre personas reunidas en una casa con un objetivo misterioso, entren a Netflix. Si quieren ver dos, no van a pasar un mal momento en la sala de cine, salvo que al lado tengan a una de esas personas que pregunta todo lo que está pasando, en lugar de esperar una milésima de segundo a que la imagen lo responda. "¿Está atado?". Sí, ahí te lo están mostrando. Está atado.

Get out! (¡Huye!)

Pueden mirar el tráiler, si quieren. Yo no lo hice ni lo voy a hacer ahora. Simplemente pegué el código.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3