Home Cine/TV Gotham T1E16 - "The Blind Fortune Teller"

Gotham T1E16 - "The Blind Fortune Teller"

Por el Cine/TV

Gotham T1E16 - The Blind Fortune Teller¡El circo llegó a Gotham City! Era de esperar que alguien apareciera muerto. Así ocurrió y la investigación permitió que Leslie Thompkins se recibiera de "pareja de Gordon" desde más de un punto de vista. ¿Y Poochie? Los encontró chuponeando, así que todo salió bien.

Gotham T1E16 - The Blind Fortune Teller

La combinación de Gotham City y circo no suele ser la mejor. Cuando no se trata de un montón de pillos dispuestos a robarse a los primogénitos, alguien arruina la función y te mata a un par de acróbatas. En esta oportunidad hubo una muerte, pero también hubo risas. Risas muy incómodas.

El circo que se presentó en la ciudad fue Haly's, conocido por ser el lugar de trabajo de los padres del primer Robin y el lugar en donde tuvieron un recordado "accidente" laboral. En esta representación de los hechos, papá y mamá Robin apenas eran dos jóvenes que se querían.

No sucedía lo mismo con sus familias. Había pica en las carpas entre los Grayson y los Lloyd, pica que llegó hasta la pista con una hermosa generala entre payasos y acróbatas. Mientras tanto, en la tribuna, James Gordon y Leslie Thompkins disfrutaban una salida juntos.

El policía se vio obligado a actuar y le pidió disculpas a Lee por la noche arruinada. "¿Me estás jodiendo? Best date ever", le respondió la doctora y sumó catorce millones de puntos en la serie. No arruines esto, Jim.

La verdad es que Jim hizo bastante por arruinarlo, pero la muchacha banca y banca. Se fumó algunos comentarios machistas y un par de sonrisas forzadas, de esas en las que Gordon muestra todos los dientitos cuando hace algo sin ganas. Como investigar los delirios de un psíquico, por ejemplo.

Ya me estoy adelantando. La generala del circo permitió descubrir una muerte entre los artistas, más precisamente la de Lila, la encantadora de serpientes y (dicen) de muchos otros bichos alargados. Jim encontró el cadáver liberando a una de las serpientes y siguiéndola, porque tienen buen olfato y porque esto es Gotham, papá. Si no te gusta, andá a mirar Bloomberg TV.

Gotham T1E16 - The Blind Fortune Teller

Hallado el cuerpo de Lila, nuestro protagonista (cada vez más "protagonista", aunque Gotham siga siendo una serie de elenco) mandó arrestar a todos y la escena siguiente mostró a la comisaría repleta de fenómenos de circo. Peor sería que se llenara de asesinas vestidas de cuero. De nuevo.

Dejemos por un momento de lado la muerte de la madre del pequeño Jerome. Una corta pero interesante subtrama tuvo al Pingüino fracasando en los primeros intentos de llevar adelante su club nocturno. En especial por la obsesión con tener a su mamá como plato fuerte del espectáculo.

Una de las mejores escenas de la noche (siempre hay para elegir) fue la de Oswald respondiendo ante el heckler de su madre. Después de que un tipo abucheara a la pobre vieja, se vio al nene saliendo de cuadro y a uno de los presentes siendo salpicado de sangre.

El que tuvo que aparecer para poner la casa en orden fue Víctor Zsasz, trayendo consigo a un ayudante perfecto en esto de regentear locales nocturnos: Butch Gilzean, ex mano derecha de Fish Mooney, quien regresó a la serie después de un lavadito de cerebro de varias semanas.

Y hablando del pez más rudo de la ciudad, Mooney continuó su extraña historia de gente secuestrada a la que le sacan partes. Convertida en líder de los reos, se plantó ante sus captores y logró un meet and greet con la persona al mando, aunque para esto habrá que esperar al próximo capítulo.

Ahora sí, la investigación del crimen de Lila. A la estación llegó el mencionado psíquico (el viejo que tocaba la campanita en Breaking Bad) con información sobre el crimen, supuestamente contada por Lila desde el Más Allá. Esto causó tensión entre Lee Thompkins, quien se interesó por el dato, y James Gordon, quien no cree en esas paparruchadas. Típico de acuariano.

Lee descifró el mensaje enigmático de Paul "Aquistapace" Cicero y le dijo a Jim de ir a investigar cerca de Arkham justo cuando Jim estaba terminando de cenar y se preparaba para darle murra. "Iremos juntos a primera hora de la mañana", respondió él. "¿De mañana?". "¿Ahora? ¿Querés ir ahora?". Sonrisa forzada con dientitos.

Mientras caminaban de noche por una zona tétrica de la ciudad, ella le dijo y con razón que era un hipócrita, que quería a una mujer fuerte para compartir su vida loca y después poco menos que la obligaba a quedarse en la casa cocinando galletitas. Por suerte Gordon se calmó, entendió... y minutos más tarde tuvo la murra que le venían prometiendo.

En aquel lugar (Arkham, no la cama de ella) finalmente apareció el arma homicida, tal y como había dicho la muerta. La serie no ha coqueteado tanto con lo sobrenatural como para creerle al viejo, así que había gato encerrado. El verdadero culpable era Jerome. ¡Increíble! ¿No me digan que el asesino resultó ser el tipo que aparecía riendo de manera macabra en los adelantos del episodio?

Esta es mi única crítica de la semana, y lo que hizo que no disfrutara al máximo de otro envío que tuvo de todo (¡el circo en la comisaría!). La "chapa" de tener al Joker, o a un proto Joker, o a alguien que podría o no ser el Joker, hizo que difundieran un clipcito. Y aunque no quisieras verlos saltaba por todos lados la captura mostrando quién sería (¡o no!) el futuro Príncipe Payaso del Crimen.

Así, el misterio de la muerte de Lila nunca existió y uno estuvo todo el episodio esperando el momento de la risa, que llegó y fue incómodo, pero que hubiera sido mucho mejor con la sorpresa. Caso cerrado, como el programa de la doctora Polo.

Gotham T1E16 - The Blind Fortune Teller

El caso que recién se abre es el de los chanchullos de las Industrias Wayne. Tuvo que ir un niño que dibuja chorradas en la parte de arriba de las hojas a pedir respuestas sobre hechos de corrupción, amenazando con tomar acciones legales. Algo me dice que su vida correrá peligro en lo que resta de la temporada. Lo mejor, el siguiente intercambio: "vos sos muy joven para venir a joder con esto". "Si fuera mayor estaría presidiendo, Chinaski". La traducción no es perfecta.

Bruce Wayne no es el Ricky Ricón que Gotham se merece, pero es el Ricky Ricón que Gotham precisa en este momento.

Para el cierre, los jóvenes Grayson-Lloyd resolvieron sus diferencias y le anunciaron a Gordon su casamiento. Y Harvey Bullock, en una de las poquísimas apariciones de la noche, dedujo lo que le había pasado a Jim la noche anterior. "¿La pusiste, no?". La traducción es casi perfecta.

Les juro por mis padres que estaba cerrando la reseña y me acordé que no había nombrado a Barbara, quien regresó de su reventón para encontrar el apartamento ocupado por dos vagabundas y luego encontró a su ex prometido achurando con una muchacha que, convengamos, es mucho mejor que ella desde todo punto de vista. ¡Juera, Poochie!

Gotham T1E16 - The Blind Fortune Teller
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3