Home Cine/TV Gotham T1E5 - "Viper"

Gotham T1E5 - "Viper"

Por el Cine/TV

Gotham T1E5 - ViperUna droga anterior al "Venom" está haciendo estragos en la ciudad y James Gordon deberá enfrentar a quienes quieren tapar el escándalo. Mientras tanto, los dos bandos mafiosos se preparan para la guerra, aunque uno de ellos primero tenga trapos sucios que lavar en casa.

Gotham T1E5 - Viper

De las tres series basadas en personajes del universo superheroico de DC que se estrenaron o volvieron por esta época, Gotham se viene encaminando como favorita. Si bien me volví un fiel seguidor de Arrow y descubro en The Flash a la perfecta serie-hermana, las aventuras de esta ciudad tan particular son las que más me llaman la atención.

Si a esto le sumamos que el quinto episodio fue el más redondo de los emitidos hasta ahora, imaginen la satisfacción de este espectador.

Alguna vez comenté que la idea que me había hecho en la cabeza de esta serie (como muchos) tenía más Jim Gordon y sobre todo menos Bruce Wayne. Creía que la muerte de Thomas y Martha sería una señal de la impunidad criminal, algo para generar la rebeldía del policía recién llegado, y punto. Sin embargo, encontramos a un Bruce decidido a permanecer en el tapete. Por suerte él y Alfred son de lo mejor de la serie.

Esta semana nos encontramos con un Bruce aprendiendo las artes detectivescas y actuando -hablando pronto y mal- como un enfermito. Lejos de alejarse de la continuidad estándar del cómic, nos pinta a un niño que un día decidirá que la mejor forma de combatir el crimen es vistiéndose de mamífero volador y creando ingenios que tienen el prefijo bati-. Coherente con el error.

Lo único que se le puede reprochar al pibe es joder con el corcho. Ahora todos los que investigan tienen que tener un corcho, y cuantos más hilos rojos lo atraviesen, mejor. Este reseñador se manifiesta contrario a los corchos.

Gotham T1E5 - Viper

De las tres grandes historias que maneja la serie (el caso de la semana, la muerte de los Wayne y el ascenso de Oswald Cobblepot), esta vez se unieron las dos primeras. El villano de turno fue un doctor pirueta que andaba por ahí dando superfuerza a la gente, utilizando una fórmula de lo que luego sería el Venom, aquél que hizo que Bane pudiera quebrarle la espalda a Batman como si fuera un grisín de bar.

El lado malo de la superfuerza es que es temporal y al poco tiempo sus usuarios sufren una muerte horrible. Veremos varias de ellas, incluyendo una nueva muerte por cajero automático, algo que no sucedía desde Breaking Bad.

Mientras que Harvey Bullock quiere esperar un tiempo y dejar que los usuarios mueran solitos (como decían algunos cuando llegó la pasta base), Gordon está decidido a investigar al laboratorio que estaría detrás de la droga. Y que al final tendrá lazos con las Industrias Wayne y los popes de la ciudá.

Todo terminará en un setpiece de una gala de caridad, en donde el científico despechado querrá deshacerse de un montón de directivos corruptos y donde veremos a Alfred jugándosela por la vida de su protegido sin dudarlo un segundo. Al final de esta parte del episodio, recibiremos un nuevo golpe en la quijada, que nos recordará que Gotham City está muy lejos de ser salvada.

No ayuda mucho (a la salvación) que, en la tercera historia, las dos facciones mafiosas más poderosas de la ciudad se disputen el poder de la forma que más les gusta. Por un lado está el confianzudo Sal Maroni, quien descubrirá en Cobblepot (cada vez más mezcla de Tyrion Lannister y Mister Magoo) a un aliado invalorable y en Gordon al monigote de turno. Robar el casino predilecto de Carmine Falcone no será solamente una mano en su billetera, sino una puñalada en su alma.

Y el Romano tiene sus propios problemas. Al principio del episodio presenciamos una reunión de sus subordinados, en la que conocemos al representante de los rusos y en la que Fish Mooney se lleva los aplausos con la frase de la semana, luego de que Niko dijera que las mujeres sólo son buenas en la cocina o en la cama. "Apuesto a que tu madre era pésima cocinera".

El problema de Falcone es que estos dos se estaban peleando de mentiritas, y en realidad están en camándula (y encamándose) con el objetivo de limpiar al viejo. Para eso tienen al arma secreta. Sí, aquella mina que Mooney reclutó y cuyo "misterio" estaba  a punto de estirarse demasiado. Antes del final del capítulo se confirmará lo que sabíamos desde que Mooney le limpió la novia anterior a Falcone: la nueva novia responderá a las órdenes de ella.

Y hablando de Niko y Fish, tuvieron una escena cachonda en la que me calenté con Jada Pinkett. Este año no puede tener más sorpresas. Hasta la semana que viene.

Gotham T1E5 - Viper

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3