Home Cine/TV Gotham T2E1 - ''Damned if you do...''

Gotham T2E1 - ''Damned if you do...''

Por el Cine/TV

Gotham T2E1 - ''Damned if you do...''¿El fin justifica los medios? Jim Gordon deberá contestarse esta pregunta en el regreso de una serie polémica, que defraudó a quienes esperaban realismo y hace las delicias de aquellos que disfrutamos de sus estrambóticas ocurrencias. Todo esto y la maravillosa Barbara Kean.

Gotham T2E1 - ''Damned if you do...''

¡Volvió Gotham, papá! La serie que desató las más locas pasiones en Internet. La que hizo que un montón de reseñadores se relamieran semana a semana, prontos para destruir cada nuevo episodio. Mientras tanto, los que sí la disfrutaban (disfrutábamos) gastaron (gastamos) valioso tiempo tratando de convencer al resto de que la cosa no era tan así.

Amala, odiala o tenela ahí en el medio, pero preparate para que en su segunda temporada la creación de Bruno Heller siga polarizando a los televidentes, con una apuesta muy original, que combina momentos de drama policial semirrealista con otros en donde la única forma de aceptarlos es relajarse y gozar.

Este primer episodio tiene todos los elementos que hicieron a Gotham... Gotham. Con algunas mejoras y situaciones en las que queda claro que sus creadores perdieron el miedo al ridículo (¡perfecto!) y otras en los que siguen cometiendo errores del pasado.

Como siempre, todo gira alrededor de Jim Gordon, quien llegó a un corruptísimo departamento de policía y de a poco logró que algunos de sus colegas no se portaran tan mal. De paso conoció a la canchera doctora Leslie Thompkins, con quien comenzó un romance luego de separarse de la insulsa Barbara Kean. Ya volveremos a ella.

Sus coqueteos con la justicia le costaron caro, ya que el pobre de Jim primero fue degradado a simple oficial callejero y luego despedido, lo que desencadenará una sucesión de hechos cuanto menos discutibles, cuyas consecuencias seguramente se sientan durante todo este año (televisivo).

Lo más flojo del capítulo giró alrededor de Gordon, no por la actuación de un confiado Ben McKenzie sino por problemas de guion, que lo llevó por situaciones que ya habíamos visto en la temporada anterior, con menos efectividad/originalidad.

¿Cuántas veces Gordon tuvo su carrera al borde del abismo? ¿Cuántas veces le pidió disculpas a Bruce Wayne por lo poder cumplir con la promesa de encontrar al asesino de sus padres? ¿Cuántas veces le pidió un favor al siempre efectivo (aunque esta vez no tan desatado) Oswald Cobblepot? Súmenle 1 a cada una de sus respuestas.

Gotham T2E1 - ''Damned if you do...''

Un par de estas preguntas están entrelazadas, ya que el favor al Pingüino tenía que ver con su regreso a la fuerza, regreso que trancaba el garca del Comisionado Loeb. Para que Oswald cumpliera su parte del trato, Gordon tuvo que ensuciarse las manos y cobrar viejas deudas de la mafia local. El asunto no salió de la mejor manera y el protagonista terminó baleando a un pillo que no quería entregar el dinero.

PROBLEMA 1: Gordon realiza un trabajo para la mafia y en él mata a una persona. Si esto no se anula de alguna forma (no estaba tan muerto, los disparos mortales fueron de otro, etc.) el personaje queda demasiado manchado como para hinchar por él. Debería pasar por mucho sufrimiento para expiar semejantes pecadillos.

Al menos cumplió su misión y así el nuevo Padrino le permitió volver al empleo, luego de una preciosa escena en la que él y Mr. Zsasz amenazaron a Loeb en la cocina de su casa. Lo que nos lleva al segundo y más importante problema.

PROBLEMA 2: ¿A quién responde la policía corrupta? Si responde a la mafia, no tiene el menor sentido que ésta haya ayudado a deshacerse de uno de sus aliados más influyentes. Si en realidad la policía responde a otros poderosos, el programa no se ha encargado de recordármelo. Si la lucha de Gordon es contra la mafia, pues los mafiosos son tan tontos que están haciendo gran parte del trabajo por él.

Vamos a lo bueno, que la serie me sigue gustando, por los riesgos que toma y porque la mayoría de las actuaciones están a buen nivel. Como la del joven David Mazouz (Wayne), a quien cada vez le creo más que un día se va a poner el traje de murciélago y va a salir a golpear pichis de madrugada. Esta semana se lo vio obsesionado (una de sus cualidades indiscutibles) con la cueva secreta de su viejo y con la ayuda del enorme Alfred logró superar la prueba de la puerta. La semana que viene veremos cómo le va con la prueba de la carta.

Pero lo mejor estuvo del lado de los villanos, desde los más insignificantes hasta los más estrambóticos. Edward Nygma apenas tuvo una escenita, pero se lo vio más Gollum que nunca, teniendo una conversación con su reflejo en la que nos aclara que está muy chapita y que será divertido acompañarlo en su descenso a las profundidades de la insanía.

La ovación de pie fue para dos de los personajes más cuestionados (cuando no directamente odiados) de la primera tanda de episodios. El primer apareció poquito, pero alcanzó para que los acólitos de la Iglesia Universal de la Continuidad Sagrada le agarraran fastidio.

Gotham T2E1 - ''Damned if you do...''

Gotham se viene cagando en un montón de elementos clásicos del cómic de Batman, como se cagó en ellos cualquiera de las películas, la que más les haya gustado. Y en este caso nos habían presentado un proto-Joker con nombre y todo, algo inaudito para aquellos que respetan a pies juntillas un cómic de Alan Moore que el propio autor desestima.

Ni que hablar que Tim Burton hizo que su proto-Joker fuera el asesino de los Wayne y allí tienen a "Batman" de 1989 como una muy interesante película.

Aquí el que quizás crezca para convertirse en payaso asesino tiene una buena actuación, dentro y fuera del Asilo de Arkham, en especial interactuando con quien se robó todos los aplausos.

Me refiero a Barbara Kean, a quien traté de Poochie durante meses y que se redimió al convertirse en asesina completamente pirucha. Verla con su vestido largo con rayas horizontales de presidiario (¡esto es Gotham, papá!) ganándose un lugar en la bandita de dementes y llamando a Jim para atormentarlo valió todo lo que pasó a su alrededor.

"I hope you die screaming, bitch!". ¿Cómo no quererla?

Mientras Jim se mandaba sus cagadas (y chupaba frente a un Harvey Bullock en recuperación de su alcoholismo), los villanos eran liberados gracias a los esfuerzos de un misterioso Theo Galavan y su cachonda hermana Tabitha. Todo comenzó con Theo envenenando a un pobre diablo que se creía supervillano, en un plan con resabios de The Dark Knight, aunque en vez de mandar preso a una bomba humana mandaron preso a un tipo lleno de gas somnífero.

PROBLEMA 3: ¿Para qué preocuparse por el gas, si solamente durmió a los presos? Los secuaces de Galavan entraron a Arkham a los tiros y se los llevaron... no creo que de haber estado despiertos se hubieran negado a ser sacados de ahí.

Este último problema no importa tanto, ya que nos permitió disfrutar de Zaardon, el Cosechador de Almas.

Las piezas quedaron colocadas para los próximos movimientos. Veremos cómo hace Gordon para recuperar nuestra confianza, cómo sigue el plan de sembrar el caos de los Galavan y qué descubre Bruce Wayne en la habitación secreta que su padre protegía detrás de una estufa y con una puerta blindada con contraseña. Si no hay al menos 200 juguetes sexuales, no se explica tanta seguridad.

Gotham T2E1 - ''Damned if you do...''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3