Home Cine/TV Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''

Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''

Por el Cine/TV

Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''Bruce Wayne se está comiendo las materias de la Licenciatura en Batman. Esta semana salvó con 12 "Maestro del Engaño" y "Cómo hacer derretir a dos minitas con la misma frase". Mientras tanto, Jim Gordon se enfrentó con Theo "M. Bison" Berrantes y comió lindo.

Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''

No podía ser tan fácil. Alcanzaba con ver que no llegamos a la mitad de la temporada y el "villanazo" Theo Berrantes ya estaba tras las rejas y a punto de ser condenado por sus terribles crímenes. Algo malo tenía que pasar.

Había (básicamente) dos opciones: o Theo era liberado por sus esbirros y se convertía en un capo del hampa desde la clandestinidad, o algo salía mal durante su juicio y tenían que dejarlo libre. ¿Cuál de estas dos opciones haría más efecto en el bruxismo de James Gordon? ¿Cuál de estas dos opciones creen que ocurrió?

Es cierto que el desenlace fue obvión. Que desde el momento en que Jim dijo "tengo un mal presentimiento" todos sabíamos que el cobardín del ex alcalde iba a darse vuelta como una media en el estrado, aunque no nos mostraran directamente el apriete. Lo bueno de eso es que tuvimos una escena digna de Los Intocables pero con las fichas cambiadas, con Gordon siendo el Al Capone que se queja del fallo judicial y estampando una buena piña en la jeta chihuahueña del alcalde en funciones.

Todo se venía picando desde el comienzo del episodio, con el funeral de la oficial Parks and Recreation, asesinada por el joputísimo Flamingo a mordiscones. Nuestro protagonista quedó tocado por esta muerte y sigue coqueteando con la oscuridad, mientras la pobre de Lee le aguanta los trapos. No apareció Poochie esta semana, así que nuestro corazoncito estuvo con Lee. Zafó.

Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''

No fue la única que se adueñó del capo del sistema circulatorio. Hubo un corazón enorme para Harvey Bullock, a quien le dieron algo de guion esta semana, mientras su compa y él investigaban a la Orden de San Dumas, ya establecida en Gotham y limpiando cristianos a diestra y siniestra.

La investigación policial los llevó hasta un putelo (un putero chino) donde se cruzaron con los monjes locos. Más tarde llegaron hasta las catacumbas. Al que no le hacía nada de gracia era al capitán Novick, que los precisaba para casos más urgentes.

Volvamos a la piña pegada en plena corte ante la atenta mirada de un siempre subutilizado Harvey Dent. A nuestro Jimmy lo sacaron a rastras y lo que parecía un arresto se convirtió en secuestro, con una enorme escena en la que Theo se recibió de villanazo con dos simples movimientos:

1) dejar que Jim le hiciera preguntas... no, directamente PEDIRLE que le haga preguntas.

2) decirle a sus muchachos que lo soltaran para pelear un ratito mano a mano y romperle el culo en base a movimientos de arte marcial que parecían salir del televisor. Theo Berrantes está para hacer de Raúl Juliá en la película sobre la película de Street Fighter. Después no digan que no les avisé.

Tranquilos, que Gordon no murió. Justo cuando estaban por limpiarlo fue salvado por el Pingüino. El mismo que tuvo una exquisita escena de pareja dispareja junto a Edward Nygma, preguntando por teléfono dónde estaba la mostaza picante, entre otras nimiedades.

Dejé para el final lo mejor del episodio. La historia que se llevó más corazones, comandada por el personaje que se robó la hora. Me refiero (opiamente) a Bruce Wayne, quien se recibió de Batman Junior con su actuación de esta semana.

Junto a Selina Kyle volvieron a armar el equipo dorado y prepararon un plan para engatusar a la putilla de Silver Berrantes St. Cloud. El nene aprendió el arte del engaño ("los mejores mentirosos siempre dicen la verdad", le enseñó Cat) e hizo creer a la rubia que todavía confiaba en el tío, aquél que quiso comprarle la compañía a cambio de información sobre la muerte de los Wayne.

Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''

Con un secretito en la oreja y un beso se ganó la confianza de la joven, pero antes de poder concretar una transacción, fueron secuestrados por Tommy the Knife, interpretado por el enorme Tommy Flanagan (Chibs en Sons of Anarchy). Se los llevó a un almacén abandonado, le dio unos buenos roscazos a Bruce y luego le cortó unos deditos para hacer que su amiga confesara. Esperen. ¿Cómo?

Las dudas que tenía hasta el momento de que todo fuera una trampa de Bruce se confirmaron en ese momento, ya que ni los productores de "Gotham" serían tan suicidas de Davos-sear al futuro Batman. Sí, era joda, pero ella no lo sabía y tiró que el matador de los papos Wayne es un tal "M. Malone". ¿Será verdad? Lo único cierto es que ese nombre quizás inspire la personalidad secreta de Bruce con la que se infiltraba en el mundillo criminal de la ciudad. Si no leyeron ninguna aventura de "Matches Malone", busquen los números 588 a 590, escritos por Brian K. Vaughan.

Lo mejor de lo mejor fueron los intercambios entre la soretita y el más grande de los superhéroes sin superpoderes. "Te creí". "Ese era el punto. "No sos vos". "Eso pensás. Pero te equivocás". Dibujé un corazón enorme y al lado una mala palabra pero de esas que te salen del alma.

¿Nadie extrañó la desaparición del señorito? Claro que sí. Alfred fue a buscarlo a la casa de Silver, donde estaba Tabitha Berrantes, que parece la mezcla perfecta de las cinco Spice Girls. Tuvieron un duelo de campanillas, que incluyó al mayordomo cazando en el aire el látigo de la morenaza y pegándole en la herida de bala de un episodio anterior. No todas fueron buenas, porque cuando huía en el camión de la basura fue herido por un Tabitharang.

Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''

Por suerte el niño volvió sano y salvo a la única habitación que parece tener su mansión. Allí agradeció a Selina los servicios prestados y reveló el contenido de aquel secretico en la oreja de la trolilla. "Le dije que nunca había conocido a alguien igual, que le confiaba mi vida y que nunca me había sentido así con nadie". Y como los mejores mentirosos siempre dicen la verdad, era posta pero no sobre Silver, sino sobre Cat. Se me derritieron las calzas mirando esa escena.

Ella no supo que decir, pero quedó todo más que claro. Él se quedó contento hasta que llegó Theo Berrantes, cuchillo en mano, para ejecutar la novena muerte del ritual de los monjes locos. El "Hijo de Gotham" era Bruce (opio) y lo pagará con su vida... aunque algo me dice que va a zafar. Ni Gotham puede ser tan Gotham.

Gotham T2E10 - ''The Son of Gotham''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3