Home Cine/TV Gotham T2E4 - ''Strike Force''

Gotham T2E4 - ''Strike Force''

Por el Cine/TV

Gotham T2E4 - ''Strike Force''Por un lado, la policía de Gotham City se reinventa gracias a un rudo pero honrado capitán. Por otro lado, la política de Gotham City se reinventa gracias a un nuevo candidato y el plan para deshacerse de la competencia. Todo esto y un par de cenas de agradecimiento.

Gotham T2E4 - ''Strike Force''

El episodio de esta semana tiene una particularidad: es el primero que no funciona tan bien como unidad independiente, como los bautizados "finales de temporada" que nos vino regalando esta nueva tanda de historias. Sin embargo, el gothamómetro sigue picando bien alto.

Si no fue una cápsula de información, es porque Strike Force encendió un montón de mechas (y reavivó otras tantas) que nos permiten descubrir hacia dónde caminará este segundo año de la serie. Y el "hacia dónde" es un lugar muy, muy extravagante.

Alcanza con repasar el presente de Edward Nygma, uno de los personajes que en las últimas semanas estaba un tanto relegado. Transformado en el Gollum de Gotham, ahora su diálogo interno no necesita de espejos, sino que el "otro yo" de Eddie aparece caminando por ahí, todo confianzudo y sin lentes, como si se tratara de Buddy Love en la película del Profesor Chiflado.

Buddy Nygma está todavía más chapita que Eddie, pero este último lo necesita para juntar fuerzas e invitar a salir a la señorita Kringle. Aunque el razonamiento "le salvaste la vida así que ella está en deuda" no sea el más saludable. Ahora que lo pienso, no fue la única cena agradeciendo una salvada de vida. Pero no nos adelantemos.

El personaje de la señorita Kringle nunca fue el más popular, ya que su principal característica era rechazar los galanteos torpes de Nygma y coquetear con un policía rudo y maleducado. El que Nygma mató en la temporada pasada, por si alguno no lo recuerda.

Pues bien, esta semana queda claro que Kringle tiene una personalidad... digamos complicada, que siente atracción por el rudo y el maleducado. Eddie la invitó a cenar a su casa (y demostró que es un excelente chef), pero después de meter la pata solamente logró reconquistarla cuando se portó peor que como acostumbra a hacerlo. Ojalá los guionistas recuerden volver a la problemática de este "momento romántico".

Gotham T2E4 - ''Strike Force''

La otra comida, mientras tanto, tuvo como protagonistas a Bruce Wayne y Theo Galavan. El primero volvió a la escuela luego de su arreglo con Alfred, quien le arregló (valga la redundancia) la jeta a Selina Kyle tras encontrarla por primera vez después de la muerte de su amigo, al que ella defenestró, literalmente.

Bruce le agradeció con ese encuentro a Theo por haberle salvado la vida. Theo, por supuesto, es el nuevo malo malísimo de Gotham y tiene un plan muy rocambolesco para convertirse en alcalde de la ciudad y construir un nuevo barrio modernoso. Con maqueta y todo, por supu. Si este no es un plan de villano del cómic, que por favor me digan cuál sí lo es.

¿Alcalde? ¡Pero si nadie conoce a Theo Galavan! Esto podría haber dicho alguien antes del último par de episodios. Desde entonces, salvó la vida de los presentes en una de las miles de galas benéficas, matando a Jerome (¡bu!) y hablándole a las cámaras de televisión para ganarse el cariño de todos.

Con eso le alcanzó para que las encuestas lo colocaran como tercero en intención de voto del público aunque jamás había manifestado su intención de ser alcalde. Pero esto es Gotham, papá.

El paso siguiente tuvo como objetivo duplicar el cariño recibido y del mismo plumazo eliminar a la competencia. Y lo de "plumazo" no fue en vano, ya que para ello contó con la ayuda de Oswald Cobblepot, el Pingüino.

Recordarán que en la temporada anterior, el maravilloso Oswald se balanceaba entre el tonto y el genio. Aquí ocurre algo similar: después de posicionarse como capo del crimen organizado, vuelve a ser un che-pibe. La diferencia es que se ve obligado a obedecer a Theo porque los Galavan tienen a Mamá Cobblepot. Así que él y Butch (y el delicioso Mr. Zsasz) salieron a matar a los otros candidatos a alcalde, mientras atentaban contra Theo pero de mentiritas. ¡La gran Watchmen!

Resta saber qué pirulo toca Silver St. Cloud, la sobrina del señor Galavan, que se puso a bailar en una fuente justo debajo de donde comía Bruce Wayne, que ya sabemos que está en pleno despertar hormonal. La rubia cajetilla será compañera de colegio, mientras Selina llora por haberse alejado del señorito (fue muy feo lo que nos hicieron, mechando escenitas de ambas).

Gotham T2E4 - ''Strike Force''

Dejé para el final el tema que da nombre al episodio. Porque se dio así. Estoy escribiendo casi de memoria. Ni bien comienza el episodio, recibimos a un nuevo integrante de la fuerza policial gothamita: Nathaniel Barnes, nuevo capitán del GCPD, interpretado por Michael "la Mole" Chiklis.

Barnes se parece a James Gordon (¿se acuerdan de él? Es el protagonista y recién lo nombro ahora, porque acá los capos sobran) al comienzo de la serie, pero con más poder. Está cansado de la corruptela en la policía y en sus primeros minutos en el trabajo, echa o apresa a un manojo de colegas pillos. En un empleo público de nuestro país no duraría un minuto, este Barnes.

Claro que encuentra en Gordon a un aliado... salvo que a comienzos de la temporada y para conservar el empleo, nuestro policía favorito anduvo haciendo favores al Pingüino y terminó matando a un criminal a sangre fría, aunque él jure y perjure que se estaba defendiendo. Así que Gordon y Cobblepot mantienen una relación más tensa que nunca, ya que ambos tienen secretos del otro.

Como ese compañero de laburo que sabe en qué andás y vos sabés en qué anda y mejor que los dos se queden callados. Como Estados Unidos y Rusia con las armas nucleares. Pero seguro me entienden mejor con la de los compañeros de laburo.

En este momento de la historia, Barnes le dio a Gordon un equipo de "Intocables", una "Strike Force" con la que combatir el crimen. ¿Qué sucederá cuando el calvo capitán sepa lo que hizo el jopudo detective? Tendremos que esperar para averiguarlo.

Mientras tanto, me quedo con el Pingüino gritando sacado al final del episodio, en loop infinito. Porque esto... ya saben lo que es esto.

Gotham T2E4 - ''Strike Force''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3