Home Cine/TV Green Lantern, la película

Green Lantern, la película

Por el Cine/TV

Green Lantern, la películaDos meses y muchísimas críticas destructivas después, llegó a los cines "Green Lantern". En esta reseña doble estamos de acuerdo en que es disfrutable, aunque su principal pecado es no aprovechar las posibilidades que brinda el personaje de DC Comics.

Green Lantern, la película

Green Lantern, la películaNick Constantine:

Las críticas de “Green Lantern”, la película sobre el miembro más famoso del organismo intergaláctico regenteado por los enanitos azules de Oa, recibió numerosas críticas negativas. Tras verla, me sorprende la virulencia con que fue atacada. GL no es ni la mitad de mala de lo que se proclamó a cuatro vientos. Me gustó y mucho, por más que podría mejorarse.

Green Lantern, la películaHal Jordan (Ryan Raynolds), un piloto temerario con alguna inseguridad, es reclutado como Linterna cuando Abin Sur, portador del anillo en el Sector 2814, cae frente a una entidad que encarna al miedo, Parallax. Hal enfrentará así sus inseguridades ante este llamado, apoyándose (o no) en Linternas consagrados como Sinestro (Mark Strong), Kilowog y Tomar-Re.

La película es una aventura con gran despliegue visual: desde Oa al diseño de los Lanterns, resulta evidente una atención meticulosa al detalle. Las actuaciones están bien logradas, con un Reynolds que se aleja de su tendencia a la comicidad (salvo algún gag gratuito) y logra por lo general darle a Hal adecuada dimensión dramática. Mark Strong es un muy buen Sinestro y Blake Lively (Carol Ferris) deslumbra en su belleza, por lo que se le perdona inseguridades menores.

¿Dónde falla la propuesta? El guión podría haberse beneficiado de un par de repasadas adicionales con peine fino. GL pierde impulso narrativo cuando la acción regresa a la Tierra, con cierta desconexión entre la amenaza intergaláctica y la subtrama (medio forzada) de Hammond Jr. (Peter Sarsgaard) y padre (Tim Robbins). Los tiempos de la película no fueron manejados habilidad uniforme, por lo que por momentos parece titubear sobre dónde concentrar las tintas.

Green Lantern, aunque pudo ser muchísimo más, cuenta con excelente despliegue visual, buenas actuaciones y un guión desparejo pero comprometido en representar una versión fidedigna del origen de GL (con "Secret Origin" como modelo). Lejos de ser una película aberrante, GL entretiene y es fiel al material de origen...

(… y eso no es algo que podamos decir de unas cuantas propuestas similares).


Green Lantern, la películaHijo de Chuck Norris:

Green Lantern tenía un misión casi imposible: explicar desde cero una historia de policías intergalácticos que utilizan la energía de la fuerza de voluntad, a un público que está cada vez más acostumbrado a las remakes donde las tramas son refritadas una y otra vez.

Green Lantern, la películaDecididos a crear una franquicia luego del fin de Harry Potter (y por la necesidad de recuperar la millonada que iban gastando), los popes de Warner demandaron un espectáculo para todos los públicos. Y esos "pies en la tierra" terminaron minando la posibilidad de una aventura cósmica a la altura de las mejores sagas de Hal Jordan y sus 3599 (o 7199) coleguillas en el cómic.

Cabe aclarar que Green Lantern no me pareció una mala película, como sí opinaron muchas personas (y están en todo su derecho). La decepción va de la mano con el potencial que tenía para sorprender a los espectadores durante casi dos horas.

Cada vez que la acción se trasladaba a Oa, daba gusto ver el diseño del planeta y los variopintos personajes que allí se encontraban. En Oa ocurren los momentos más épicos y las apariciones más disfrutables del filme (Sinestro, Kilowog, Tomar-Re, los Guardianes del Universo).

Sin embargo, esos momentos están intercalados con situaciones en la Tierra que bajan dos cambios a todo lo que viene ocurriendo. Algo que no ocurría en "Thor", que también iba y venía del planeta, pero sin desacelerar la trama.

Los actores cumplen bien con lo que les marca el guión, y no es culpa de Blake Lively que la cosa no fluya, sino del guión. Ryan Reynolds está bien en el papel de un Hal Jordan que trata de redimirse quién sabe de qué, porque nunca es tan malo como quieren pintarlo.

Lo más destacable fue el tercer acto, ya que en mi opinión hubo muchas cintas de superhéroes que llegaron bien alto para caer un poco sobre el final ("Capitán América", la más reciente). Green Lantern logró terminar allá arriba, lo que permite aún más soñar con una historia que se anime a zambullirse en lo más hondo del mito de las linternas. Aunque viendo cómo le fue en la taquilla, parece difícil.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3