Home Cine/TV Hannibal T1E2

Hannibal T1E2

Por el Cine/TV

Hannibal T1E2La segunda semana de "Hannibal" tiene más Hannibal Lecter que la primera, y eso está muy bien. Más allá de eso, está el caso del tipo que planta personas para cultivar hongos, aunque además de la "gentuza de la semana" hay una historia más larga que se va presentando.

Hannibal T1E2

Hannibal T1E2Will Graham es un investigador policial que tiene una especie de superpoder, una super-empatía que le permite ponerse en el lugar de los criminales más perversos para entender cómo funcionan. Vamos a entendernos: es un poder bastante pedorro y podría explicarse de otra manera.

Lo importante es que por este poder (o porque el mundo lo hizo así), Will es muy susceptible, una especie de Mister Sensitive, aquel personaje de X-Statix que tenía sus sentidos hiperdesarrollados y cualquier cosa lo hacía sentir mal. Un "emoutante".

Lástima que su trabajo lo pone en constante contacto con las personas de peor calaña de la humanidad, como el de esta semana, un tipo que entierra a las personas para cultivar los hongos que les salen en la piel. Asqueroso por donde se lo mire.

Es importante aclarar que el episodio es una continuación pura y dura del anterior, y más allá de la "gentuza de la semana", la serie parece estar construyendo una narrativa continua, lo que lo aleja un poco de ser "Hannibal (Criminal) Minds".

¡Basta de hablar de Will! Que la serie tiene la característica de contar con uno de esos personajes que, basados en PARTE de su filmografía, suele ganar encuestas de "el mejor villano de la historia del cine".

Nosotros, que lo conocemos, nos enojamos un poquito cuando los protagonistas secundarios (que en general aportan poco, empezando por Laurence Fishburne) dicen "che, tendrías que contarle tus secretos más íntimos a Hannibal Lecter, te puede ayudar". Ellos no saben que gusta de comer churrasquitos de hombre, solamente saben que es bueno en lo suyo. Y lo es.

Las interacciones entre Hannibal y Will vuelven a destacarse, como el momento en el que el antropófago le firma de antemano la evaluación psicológica, para que el sensiblón se abra y cuente sus intimidades.

Si los Tres Chiflados secundarios siguen aportando poco y nada, en este capítulo se sumó un atractivo personaje (y no sólo por ser pelirroja): una reportera sensacionalista que se interesa tanto por los asesinos seriales que termina en medio de la acción. Y termina compartiendo un silloncito con Lecter, que es causa de deceso en 9 de cada 10 odontólogos.

Cada capítulo tuvo suficiente acción y al menos una gran "resolución", mientras siguen contando una única historia en la que uno de los "buenos" es archi-recontra-malo.

Hasta el plato que viene.

Hannibal T1E2

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3