Home Cine/TV Hannibal T1E10

Hannibal T1E10

Por el Cine/TV

Hannibal T1E10El décimo episodio permitirá entender mejor los últimos acontecimientos en la vida de Will Graham, al tiempo que da herramientas para tratar de entender mejor a Hannibal Lecter, por difícil que sea. Además está el asesino de abajo de la cama, que promete más de lo que cumple.

Hannibal T1E10

Por un momento creí entender a Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen), el protagonista de esta gran serie de Bryan Fuller, cuya segunda temporada ya se confirmó. Desde el comienzo, se encargaron de contarnos acerca del famoso asesino a través de sus hechos, más que de sus palabras. El problema es que esos hechos podían ser contradictorios.

Ya vimos al caníbal matando gente para satisfacer a sus invitados, en las preciosas cenas que organizaba. Y en Buffet Froid, el capítulo del miércoles pasado, lo vemos mintiendo para que Will Graham (Hugh Dancy) no sepa que padece una enfermedad en la cabeza.

¿Será que el más frío de los asesinos en serie necesita tener gente cerca? Lo de sus invitados podría ser un tema de orgullo, recibiendo halagos por cada plato de afamada cocina (desconociendo que el ingrediente cárnico venía de cuerpitos de gente). Sin embargo, el caso de Will es diferente.

En conversaciones con su terapeuta (Gillian Anderson, quien aparece de vez en cuando), Lecter le confesó, si es posible para él hacer esta clase de cosas, que considera a Will un amigo. Will, por supuesto, es el agente especial del FBI cuya capacidad para empatizar lo hace un investigador perfecto y un ser humano en proceso de desmoronamiento.

La gran revelación de esta semana ocurrió cuando Lecter lo llevó a conocer a un neurólogo, el doctor Sutcliffe. Un estudio permite determinar que Will sufre una encefalitis, y que todas las rarezas que le están ocurriendo (bastante perturbadoras en este episodio) son culpa de un mal de su organismo y no de su mente.

Lecter le pide a Sutcliffe que no se lo cuente. Will solamente empeorará, y es una buena oportunidad de estudiarlo. A la vez, ¿será que Lecter quiere seguir teniéndolo cerca? Si Will piensa que lo suyo es un trastorno mental, nada mejor que conversar con un experto en la materia.

También podríamos decir que Lecter quiere a Will solamente como caso de estudio, pero el mundo está lleno de loquitos tan o más interesantes que él.

Mientras tanto, Jack Crawford (Laurence Fishburne) venía quedando como un sorete desde hace varias semanas, ya que sigue utilizando los "poderes" de Will pese a que esto lo estaría matando. En una conversación tan necesaria como tensa, es Jack es el que le pregunta al investigador por qué no se retiró, si todo eso le hace tanto daño. Para Jack es al revés, investigar las escenas le da estabilidad a su apadrinado. Pobrecito.

Las escenas son, justamente, lo que nos está quedando por repasar del episodio. El "caso de la semana", protagonizado por una criatura muy rara que se esconde debajo de la cama y te abre la jeta en dos. Y que protagonizaba Dead like me, otra creación de Fuller.

Pese a que escuché un par de comentarios positivos, va para la bolsa de los asesinos perturbadores "flojos". Algunos aspectos de su historia no agregaban nada ni se explicaban bien, como la pielcita o el hecho de que había estado catatónica. Diría que alguna conversación explicativa quedó afuera por falta de tiempo.

Sin embargo, el peor pecado del capítulo, en relación al criminal rotativo, fue volver con el síndrome como perico por su casa. La persona responsable de la primera muerte no solamente se cuela por los techos, sino que vuelve a una escena del crimen, se cuela en una afamada clínica y se meterá debajo de la cama de un agente del FBI. Imperdonable.

Además, no tiene gracia un asesino al que podés derrotar con un sommier.

Hannibal T1E10

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3