Home Cine/TV Hannibal T1E5

Hannibal T1E5

Por el Cine/TV

Hannibal T1E5Por segunda semana consecutiva, Hannibal se mantiene en un nivel inferior al de los tres primeros episodios, donde la maquinaria creada por Bryan Fuller funcionaba a la perfección. Es fácil detectar el porqué de este bajón, que esperemos pueda revertirse.

Hannibal T1E5

El quinto episodio de Hannibal, serie comandada por el colorido Bryan Fuller, fue el que decidieron transmitir en lugar del cuarto en Estados Unidos, debido a la sensibilidad luego de los atentados de la Maratón de Boston.

Así que el espectador yanqui, en lugar de encontrarse con la historia de unos niños que mataban a sus familias (algo perturbador), vieron cómo un tipo al borde de la muerte mataba a las personas, les arrancaba parte de la piel de la espalda y los transformaba en angelitos con alas de carne.

Mucho mejor.

La historia de "Coquilles" tiene dos grandes inconvenientes, que la hacen mediocre y (¡Dios mío!) lenta. El primero es otro flojo asesino de la semana, de quien apenas vemos los momentos en los que elige a sus víctimas, y al que ni siquiera el superpoderoso de Will Graham ("soy tan empático que me duele") logra sacarle el jugo.

El segundo inconveniente es que éste es un capítulo Jack-céntrico, siendo Jack el personaje que interpreta Laurence Fishburne, y siendo Laurence Fishburne un actor que hasta ahora no ha logrado aportarle gran cosa a la serie, más que ser el tipo que obliga a Will a empatizar (cosa que repiten una y otra vez esta semana).

En "1000 maneras de pegarle a Jack", perdón, "Coquilles", el doctor Hannibal Lecter siembra cizaña en el influenciable Will Graham, de quien descubrí su peor secreto y quizás eso también influenció el disfrute del episodio: tiene una sola cara. Medio como de sufridito. Es todo lo que tiene.

Hannibal T1E5

Por suerte siempre está Lecter para ponerse la serie al hombro, sin hacer acto de presencia en todas las escenas, pero comiéndose (pun) cada una de las que le toca aparecer. Escucharía con gusto su acento mientras me corta las gambas en juliana para hacerse una comidita.

No hay más remedio que mencionar a Jack, quien tiene problemas con Will Graham y con su esposa (la de Jack), algo que Lecter descubre con rapidez, gracias a su olfato. Literalmente.

Desde que apareció por primera vez, sabíamos que esta señora no se estaba llevando de la mejor manera con su dorima y aquí entenderemos el por qué. Debo aclarar que la escena en la que Jack lo descubre y debe disimular el llanto es (por lejos) lo mejor del personaje. Pero aun me cuesta ponerme en su lugar. ¡No soy Will Graham!

La tensión entre los investigadores, precisamente, es un poco traída de los pelos. Sobre todo por la insistencia en que el primero pone en peligro al segundo cada vez que lo lleva a investigar un crimen. Una-cara Graham es un tipo grande y puede tomar sus propias decisiones.

Mientras tanto, tuvimos otra escenita con los Tres Chiflados (cito la muy buena sugerencia del señor Santullo en Facebook, de juntar a los tres personajes en uno) y un criminal que veía Ghost Riders en todas partes. Puede y debe rendir más.

Hannibal T1E5

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3