Home Cine/TV Hannibal T2E3

Hannibal T2E3

Por el Cine/TV

Hannibal T2E3Dieciséis episodios después, la serie se sigue refiriendo a lo que ocurrió durante sus primeros minutos. El juicio a Will Graham es un desfile de caras conocidas, que empieza como en una típica serie de abogados y después no, nada que ver, porque es Hannibal.

Hannibal T2E3

En abril de 2013, Hannibal llegaba a los televisores del mundo a contar la historia de Hannibal Lecter, pero quedaba claro que no era el único protagonista. Por ahí andaba un tal Will Graham, que Edward Norton supo interpretar en Red Dragon, sin permanecer en la memoria del gran público.

Desde aquel abril, la serie construyó una complejísima relación entre ambos personajes, mientras otras caras iban y venían, con mayor o menor asiduidad. Y los guionistas armaron una historia que en marzo de 2014 se sigue refiriendo entre otros, a hechos ocurridos en el primer episodio, cuando un "asesino copión" empalaba muchachas en astas de ciervo, parecido a como lo hacía el primero de los supervillanos que atraparon.

Ese "asesino copión" era Lecter, claro. Después de otras imitaciones (y de muchos crímenes de los que el FBI ni se enteró), plantó evidencia para incriminar a Will y prácticamente desde entonces se encargó de ayudarlo para que recupere su libertad. Lo de "complejísima" no fue en vano.

Hassun, tercer episodio de esta temporada, por momentos parece una serie de abogados, ya que gran parte del tiempo está dedicado al juicio a Will Graham. También recuerda al episodio final de Seinfeld, por el desfile de personajes en la silla de los testigos, como Freddie Lounds, Alana Bloom, el doctor Chilton o el mismísimo doctor Lecter.

Hannibal T2E3

Mientras que Lecter habla a favor de quien "es y siempre será mi amigo", tras bambalinas el "copión" comete otros pecadillos para confundir a la justicia. Como mandar en un sobre la oreja de un pobre policía que luego es encontrado sin vida.

No tan rápido. La autopsia determina un modus operandi diferente a los crímenes anteriores, por lo que estaríamos ante un "admirador del copión", que le envió la orejita como un piropo vangoghiano (qué vivo, era la oreja de alguien más).

El juez también entiende que no el responsable no es el mismo que cometió los crímenes por los que Will es acusado, así que el juicio continúa. Y poco después el "admirador" se encarga de arrancarle el corazón y extraerle el cerebro al juez, para colocarlos de manera elaborada sobre una balanza de platos (ver tercera foto).

Para agregar algunas cositas, esta semana por fin comenzó a mostrarse el personaje del FBI que interpreta Cynthia Nixon, y que al principio estaba un poco "Fishburnizada". Se mencionó a la pasada a Bella, la esposa de Jack Crawford, y el demonio con astas volvió a aparecer en las visiones de Will, con todo y limpiaparabrisas (se extrañaba).

La serie mantuvo el buen ritmo, perdiendo por completo el miedo a nadar en tramas que recompensan a mediano y largo plazo, mientras que nos mostró, a la pasada, lo que piensan sus creadores sobre los juicios, en boca del abogado de Will: "esto no es abogacía, es publicidad".

Hannibal T2E3
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3