Home Cine/TV Inmortales (2011)

Inmortales (2011)

Por el Cine/TV

Inmortales (2011)Año Nuevo, reseñas nuevas. Después de un merecido descanso, vuestro cronista cinematográfico regular (probablemente sólo uno de ellos, el número 1,234,324) regresa al campo de las reseñas con un análisis de la última película de Tarem Singh, “Inmortales”. Pasen y vean, qué lindos grieguitos.

Mi rencuentro con el cine capitalino fue de la mano de esta producción 3D que mezcla mitología, efectos visuales al estilo 300 y Whiplash vs. Superman. Esta oración no tendrá mucho sentido (efectivamente, luego de revisarla, carece del mismo en cantidades pasmosas), pero para aclarar un poco el panorama, permítanme ensayar una nueva modalidad de reseñado.

Me explico: a continuación, incorporaré un punteo de algunos elementos relevantes a “Inmortales”. Sumen los puntajes y cotejen la tabla final, para tener una idea aproximada de cuánto les puede llegar a gustar la película.

Helenofóbicos abstenerse, que conste.

Inmortales (2011)+3 puntosSi les gusta el estilo visual de Tarem Singh. El hindú tiene una impronta muy personal, si recuerdan películas como la relativamente desconocida “The Fall” o la mucho más difundida “The Cell” (aquella con Jennifer López metiéndose en la cabeza y sueños de un asesino serial, una excusa para mostrar imágenes oníricas con la pseudo-belleza de la americo-portorriqueña de por medio). Visualmente, la fotografía con características al estilo pintura griega es un aliciente importante de la película.

-2 puntosSi odian a Mickey Rourke. El antes actor en semidecadencia, ahora estrella potencial de culto en ascenso, tiene un papel a medida como el siniestro rey Hiperión, un desquiciado monarca que quiere castigar a los dioses del Olimpo por tragedias personales. Muchas de las perlas actorales de la película se las lleva el actor de la cara recauchutada cual cirugía correctora de deformación post-choque contra una columna de concreto.

Inmortales (2011)+1.6 puntosSi quieren ver a Henry Cavill, el nuevo Superman, en acción. Henry, un muy buen actor que supo interpretar con gran solvencia al Duque Charles Brandon en la espectacular serie de Showtime “The Tudors”, encarna a Teseo en la película, el muchachito griego que en los mitos de la Hélade clásica termina liquidando al bichejo feo del Minotauro. El papel no permite un lucimiento mayúsculo del actor, ya que no tiene diálogos particularmente bien escritos (por ejemplo, hay un discurso central frente a un grupo de guerreros que deja que desear, no tanto por la interpretación de Henry sino más bien por la calidad del diálogo). Sin embargo, el actor se luce lo suficiente como para vislumbrar una potencial excelente interpretación del Hombre de Acero en la película a estrenarse de Zack Snyder.

+2 (y chirolas)Si les gusta la tecnología 3D en el cine. El famoso tema de los lentes llegó a cansarme, pero en el caso de esta película vale la pena. La mayor parte del uso de 3D en “Inmortales” vale realmente la pena. Como “Hugo” (salvando las distancias), la película de Tarsem Singh me dio la impresión de ser de lo más rescatable que se ha visto en expresiones de este mal que azota las salas de cine de la actualidad. El uso del zoom 3D apoyado en el lujo y excentricidad visual de la propuesta hacen que valga la pena ponerse los asquerosos lentes una vez más.

Inmortales (2011)-6 puntosSi les gustan las historias que separan lo mitológico de lo más realista o las que se apegan a las tramas históricamente consagradas. “Inmortales”, escrita por dos guionistas griegos, es una mélange de elementos mitológicos entremezclados con interpretaciones más bajadas a tierra, sin patrones muy definidos. Teseo no es el hijo de Poseidón, sino el producto de una violación muy terrenal (nada de dioses ‘polinizando’ mujeres griegas en forma de lluvia o toro), cuestión que genera un rechazo prejuicioso entre sus compatriotas. Los dioses son bien reales, por otro lado, con un Olimpo atento a las acciones de los mortales pero comprometido a no interferir con su destino. Sin embargo, estos mismos dioses pueden (y llegan a) morir. Asimismo, tenemos arcos mágicos, titanes, pitonisas-oráculo, minotauros (aquí no tanto bestias mitológicas, sino hombres con yelmos-cascos-mecanismos de tortura entretejidos y encasquetados en sus miserables cabezas), etc. La mezcla es irregular y funciona en el marco de esta propuesta en tanto se aleja de la narrativa que uno esperaría en una película con elementos de mitología griega. “Inmortales” es mucho más “inspirada tangencialmente en el mito de Teseo” que “el mito de Teseo, en la pantalla grande”. Este punto, quizás, sea el de mayor contención para un posible espectador conocedor del paño, por lo que se solicita prestarle particular atención. Muchas gracias.

Inmortales (2011)+5,3 puntosSi les gustan las buenas peleas de “sandalia y espada”. Para los que disfrutaron la coreografía de combate de “300”, “Inmortales” es un estadio más avanzado de la misma bestia. Las peleas de los mortales están excelentemente coordinadas, con buena cadencia y despliegue visual interesante. Los combates de los dioses son sencillamente formidables. De “Thor” a esta parte no presenciaba en cine un despliegue marcial tan palbable en su representación de poderío como el representado en las peleas de Zeus y su murga contra los villanos de turno. El uso ralentizado de las cámaras lentas que permite a quienes luchan moverse con velocidad ante enemigos detenidos en el tiempo es uno de los puntos de mayor brillo cinematográfico de la película del hindú.

-4 puntosSi no les gustan los ritmos desparejos en el cine. Por todo su frenesí en los momentos de enfrentamiento bélico, “Inmortales” tiene muchos momentos de fuerte contenido introspectivo, calmo y mucho más mesurado. La transición entre pausa-acción-pausa no está tan orgánicamente lograda como para que uno se sienta absolutamente cómodo con el producto final, que a veces resulta un poco demasiado rápido, otras veces demasiado lento. Sin embargo, la película termina siendo más que entretenida, a pesar de esos tropiecillos en la narrativa que hacen al viaje un poco más cargado de saltitos de lo que me gustaría.

Inmortales (2011)+1 puntoSi les cae bien Stephen Dorff. El “Diácono Frost” me resulta de lo más simpático y en “Inmortales” tiene un papel de “ladrón-incorregible-reformado” que en otro actor podría caer caricaturesco, mientras que Dorff logra hacerlo interesante.

-0,5 puntosSi tienen ambulofobia o sienten asco por los pies descalzos. Mucha gente sin calzado o con sandalias de época. De todas formas, si marcan esta opción, intenten no acercarse a cualquier película de “sandalias y espadas”.

+2 puntos Si les gustan los arcos (el arma, nada relacionado a ninguna metáfora futbolera). Porque “Inmortales” probablemente tenga el arco más interesante de los últimos tiempos (cinematográficos).

-3 puntosSi cuando les digo “película de griegos” piensan en “Zorba el Griego”, “Mi Gran Casamiento Griego”, o “My Big Fat Greek Life”.

+4,1 puntosSi les gustó “300”, la nueva “Clash of the Titans”, o si les gustan los juegos de rol tipo "Exalted" o "Agon".

Sumados los puntos, remítanse a la siguiente tabla, estimados lectores:


  1. Si la sumatoria del puntaje final es positivo: vayan a ver “Inmortales” con confianza, amiguillos. No será una película que redefina el género, pero el atractivo visual que sólo puede lograr Tarsem Singh mezclado con una tendencia helena heroica y una trama sin complejidades pero atrapante se combinan en un producto altamente disfrutable para quienes aprecien producciones de esta naturaleza. Recomendada, seguro nos cruzaremos pronto en el cine.
  2. Si la sumatoria del puntaje final es negativa: ni se les ocurra pisar un cine para ver “Inmortales”.  Indudablemente no están para estas cosas, muchachos, hay otras propuestas que les van a resultar infinitamente mucho más interesantes, con ritmos más mesurados, interpretaciones mucho más refinadas (dicen que “La Dama de Hierro” está muy bien) y productos finales más a vuestro gusto. Pueden pasar de verla sin remordimientos. Si nos cruzamos en el cine, nos saludamos desde colas vecinas, prometo.

Inmortales (2011)

Nota del editor: como habrán percibido, el sentido de las matemáticas de Nick es mucho menos desarrollado que el del colega RinTinTin. Solicito comprensión ante irregularidades constatadas en la sumatoria de los puntos. En todo caso, a quejarse a Zeus...

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3