Home Cine/TV Jessica Jones, temporada 1

Jessica Jones, temporada 1

Por el Cine/TV

Jessica Jones, temporada 1Ella es una detective que se mama y no quiere saber nada con el resto del mundo. También es una persona con superpoderes, que comparte un oscuro pasado con el mejor villano que nos ha dado Marvel en cine o televisión. Hablemos de la señorita Doble Jota.

Jessica Jones, temporada 1

Una vez que la pegaste, todas las miradas van a estar encima de vos. Pasa en las bandas, los libros (me contaron) y también en las series de televisión. El éxito de Daredevil hizo que los ojos se posaran en las propiedades intelectuales de Marvel que revoloteaban en Netflix, así que la segunda historia iba a ser vista con ojos más críticos que la primera.

Si a esto le sumamos que Daredevil generaba una mínima cantidad de "ah, me suena" mientras que Jessica Jones es un personaje conocido solamente para el núcleo duro del cómic, digamos que la adaptación de las aventuras de esta detective autodestructiva tenía un duro rival a la hora de enfrentarse con el público.

Tiene todo con qué ganar, y si no le garantizo la victoria es porque desde aquí se repitió una y mil veces que cada experiencia es única. Seguramente habrá quien la desprecie, pero podría arriesgarme y decir que las probabilidades de disfrutarla serán mayores.

En lo personal, Jessica Jones (la serie) me gustó incluso más que Daredevil, por las mismas razones que me atraían del cómic original de Brian Michael Bendis y Michael Gaydos: se anima a escapar todavía más de la narrativa superheroica.

Jessica Jones, temporada 1

Ya pasaron aquellos tiempos en donde el único sinónimo de "cómics" era "ropa interior sobre los pantalones" y a esta altura el público desconoce que está consumiendo un producto originado en el noveno arte (Road to Perdition, A History of Violence, Oldboy, The Losers, por nombrar algunas películas).

No se confundan. Esta serie no solamente abraza sus orígenes sino que está ambientada en el mismo Universo Marvel de las películas de Thor, el Capitán América y los Avengers. Tiene elementos imposibles y varios personajes con habilidades especiales, pero dentro de una historia de tinte "noir" y pensada para un público maduro.

Jessica Jones (el personaje) es una detective de mala muerte, con oficina cayéndose a pedazos y alcoholismo galopante. A diferencia de otros investigadores clásicos, su presente misántropo y descuidado tiene una explicación, aunque convengamos que desde chiquita ya venía mal barajada la botija.

La razón de su pesar es, después de todo, la base sobre la que se construirá toda la temporada, de manera mucho más centralizada incluso que lo de Matt Murdock con Daredevil. Todo empieza y termina con Kilgrave. Y por suerte Kilgrave es el mejor villano que ha dado Marvel desde su renacimiento en las pantallas.

Jessica Jones, temporada 1

David Tennant se come la serie en el papel del tipo que, al igual que Jesse Custer en Preacher, te dice lo que tenés que hacer y vos no te podés negar. En las manos equivocadas, queda demostrado que es un poder terrible, capaz de las cosas más oscuras. Las manos de Kilgrave son equivocadísimas.

Por momentos el villano opaca la actuación de Krysten Ritter (JJ), a quien en un par de episodios ya descubriremos con todos sus defectos y un par de virtudes. El pasado en común los enfrentará y comenzará un (perdonen la expresión trillada) juego del gato y el ratón, a buena velocidad, sin estirar misterios ni desencuentros, y con giros interesantes en su mayoría.

El guion no escapa a temas jodidos ni escenas truculentas. Algunos personajes tienen arcos extraños, pero los más importantes salvan con buena nota.

Jessica Jones, temporada 1

Además de los dos mencionados, es imposible olvidarse de un enorme Luke Cage, interpretado por Mike Colter, quien pondrá a prueba nuestra orientación sexual cada vez que se saque la camisa. Del otro lado (de las orientaciones) está Trisk "Patsy" Walker, necesario cable a tierra de la protagonista.

Carrie-Anne Moss hace de Robin Wright en House of Cards pero más lesbiana, con un arco atrapante. Otros arquitos son un lomo de burro en la historia principal, pero se pasan rápido. Este acompaña y lo hace de la mejor manera.

Jessica Jones, temporada 1

Con un público objetivo muy diferente, mantiene los necesarios niveles de feminismo de series como Supergirl, y cuando digo "feminismo" digo igualdad entre los sexos. Bajen las antorchas, busquen un diccionario y sean un poco menos machistas, háganme el favor.

Dicho esto, les recomiendo que pasen por su Netflix de confianza y se den un atracouns de Jessica Jouns.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3