Home Cine/TV John Wick

John Wick

Por el Cine/TV

John WickUna y otra vez nos contaron que si uno es mafioso o asesino a sueldo, es casi imposible retirarse. John Wick lo logró, decidido a tener una vida normal. En un momento oscuro de su normalidad, unos forajidos lo cascaron y le tocaron al Bobby. ¡Para qué! No saben la que les espera.

John Wick

John Wick"Tengo un argumento para usted, Álvarez...". De esa manera Alberto Olmedo, en el sketch de Álvarez y Borges, le presentaba a Javier Portales la idea para una película. Un encuentro familiar era arruinado por la llegada de una banda de forajidos que cometían cualquier clase de vejámenes a las damas. El perro, el Bobby, siempre salvaba su vida de milagro.

El protagonista de aquellas historias no se enfurecía cuando mataban a su esposa ni violaban a su hija, sino cuando (por ejemplo) el jefe de los forajidos sumergía un cacho de pan en la olla del tuco. ¡Para qué!

John Wick se asemeja al típico protagonista de las películas imaginadas por Borges, en tanto una banda de forajidos irrumpe en su hogar y le da para que guarde y reparta. Lamentablemente, en este siglo oscuro por el que estamos transitando, el Bobby no tiene tanta suerte como en No Toca Botón.

¡Para qué!

Toda la película girará en torno a la venganza de Wick por lo sucedido en los primeros minutos. Un Wick interpretado por Keanu Reeves en un papel que le queda como anillo al dedo: de pocas palabras, dejando que su cuerpo hable por él.

Los forajidos de la película, así como los espectadores que no hayan visto el tráiler, no sabían con quién se estaban metiendo. Lo que hubiera sido un asalto casual se convierte en un problema mayúsculo, ya que el dueño del Bobby supo ser uno de los más efectivos asesinos a sueldo en la historia de los asesinos a sueldo.

Como vimos unas cuantas veces en el cine y la televisión, esta gente nunca termina de retirarse. Wick creía que había dejado atrás el mundillo de las muertes violentas, pero deberá desenterrar (literalmente) su arsenal y encargarse, uno por uno, de aquellos que le arruinaron su tranquila viudez.

John Wick

A John Wick (la película, no el personaje) no podemos pedirle mucho más que lo que nos da: una sucesión de muertes de forajidos desechables, algunos forajidos de medio pelo y un puñado de popes forajidos.

En el medio tendremos un hallazgo de la cinta, un hotel para asesinos en donde no vale matar, con servicios que se pagan con monedas de oro y un boliche escondido en lo más profundo, porque aunque vayas a un hotel de asesinos te gusta que la diversión esté en un lugar todavía más clandestino.

El resto será muy familiar. Las muertes se destacan por lo despiadadas más que por lo creativas, algo que sí lograba una joyita del género como Shoot 'Em Up, aquella con Clive Owen y Monica Belucci. Aquí veremos a Wick matar, matar y matar, con una frialdad y una precisión inusitadas.

Por ahí radica uno de los problemas de la cinta, y es que luego del asunto con el Bobby pasa un buen rato en el que John es presentado casi como una "Fuerza de la Naturaleza", una máquina imparable a la que hasta el más pope de los forajidos le teme con sólo escuchar su nombre.

Las primeras muertes serán demasiado fáciles y luego irá aumentando la dificultad, de una forma demasiada calculada, en progresión casi aritmética. Y uno puede imaginarse en qué momento se le complicará mucho, poquito o nada la misión de venganza.

El otro problema radica en el forajido máximo. En la película tenemos a figuras como Alfie Allen, Adrianne Palicki, Ian McShane, John Leguizamo y Willem Dafoe, además de varias caras conocidas que pasaron por series de HBO... creo que el director de casting es fanático de ese canal. Sin embargo, Michael Nyqvist (Mikael Blomkvist en las adaptaciones suecas de la saga Millenium) deja mucho que desear.

Su cobardía al enterarse de quién está detrás de su familia funciona, pero cuando debe ponerse malo malísimo se queda a mitad de camino.

Seguramente John Wick sea una película para ser disfrutada en grupo, por el altísimo body count y por la rudeza del protagonista. Entretiene, pero no quedará en el recuerdo por su historia ni grabará en la retina de los espectadores una escena en particular por su originalidad. Claro que todos recordaremos al Bobby.

John Wick
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3