Home Cine/TV La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón

La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón

Por el Cine/TV

La Gran Aventura de Mortadelo y FilemónEn 2003, llegaba a las salas de cine español la adaptación de la pareja de detectives más inepta de los tebeos de Editorial Bruguera. La película rescata el universo delirante y colorido de Francisco Ibáñez, y debería ser obligatoria para cualquiera que guste de su obra.

La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón

La Gran Aventura de Mortadelo y FilemónPobres aquellos que elaboran listas de las mejores adaptaciones del cómic al cine y no incluyen a La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón. Apenas serán perdonados aquellos que la incluyan del segundo puesto para abajo.

Claro que mi opinión está viciada de subjetividad. Aprendí a leer gracias a los cómics de Mortadelo y Filemón (y de sus coleguillas de Editorial Bruguera) así que jamás será lo mismo ver al profesor Bacterio aparecer en la pantalla que a Dick Tracy, John Hartigan, Hellboy o Thor.

Esto es un arma de doble filo, ya que una película basada en un cómic desconocido no sufrirá de mi parte el mismo escrutinio que una sobre los dos personajes más queridos de Francisco Ibáñez. El escrutinio lo ganan con luz, mayoría absoluta, escaños ilimitados y un golpe certero en el colodrillo del humor.

En el cómic, Mortadelo y Filemón son dos torpes agentes de una inoperante organización de espías llamada la T.I.A., que suelen meterse en problemas gracias a su torpeza o los cacharros de Bacterio. Sufren el acoso del Jefe, aunque también lo ponen en apuros, y huyen de otra clase de acoso por parte de la Ofelia. Practican (en carne propia) el humor de golpe y porrazo, con detalles delirantes que ocurren detrás de la acción principal.

En la película... también.

El gran responsable es Javier Fesser, el mismo de El Milagro de P. Tinto, otra cinta delirante y colorinchuda, que me recomendaron durante un tiempo pero que no colmó mis expectativas (que tampoco eran la gran cosa) cuando la vi. Aquí, su visión multiplicada por la de Ibáñez elevan el nivel hasta la chupósfera. Perdón, es que cuando me meto con estos tíos empiezo a hablar como ellos.

Tratar de contar la historia no es sencillo, porque el guión tiene una gran densidad narrativa para esta clase de películas. Por supuesto que cada minuto y medio habrá un personaje recibiendo un certero impacto en el cráneo, pero mientras tanto nos llevarán por una aventura que combina invenciones extraviadas, herederos al trono, un rufián al que le enoja que le digan "Elton" y (¡por supuesto!) los disfraces de Mortadelo.

La historia contiene guiños a otras creaciones de Ibáñez, como 13, Rue del Percebe con su almacenero embustero, la portera y el ladrón del tercer piso. También tiene un papel destacado Rompetechos, transformado en un nostálgico del franquismo. Y se mencionan Zipi y Zape, las hermanas Gilda y Anacleto, Agente Secreto (este último en un pequeño dibujo).

Los efectos visuales ayudan a construir el mundo de fantasía, con un mosquito cantarín y bastantes modificaciones físicas, especialmente luego de recibir los golpes más diversos. Herederos de un humor que tuvo entre sus exponentes más famosos a los Tres Chiflados, aquí no tienen nada que envidiarles. Y yo me encontré riendo como si fuera la primera vez que veía la película.

Es importante señalar que la edición que tengo en de-uve-de trae subtítulos en español y en algunos momentos de la cinta, especialmente al comienzo mientras se acomoda el oído, podrían ser necesarios.

Si alguna vez fueron brugueristas, gozarán de una hora y pico de aquello que conquistó a tantos niños de los ochenta. En caso contrario, disfrutarán de una película de tropiezos, tortazos, ideas delirantes y una estética muy original.

Ojalá queden con ganas de más. Hay una secuela, pero en lugar de eso recomiendo sumergirse en las recopilaciones que se consiguen por pocos pesos en librerías. Si está, compren "Hay un traidor en la T.I.A.".

La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3