Home Cine/TV Lovesick, segunda temporada

Lovesick, segunda temporada

Por el Cine/TV

Lovesick, segunda temporadaDespués de una compacta primera temporada, la serie inglesa que originalmente se llamó "Scrotal Recall" llegó con una segunda tanda de ocho episodios, que se sintieron como una continuación de los seis primeros, en todos los sentidos.

Lovesick, segunda temporada

Cuando terminó la primera temporada de Lovesick (otra de esas series "resucitadas" por Netflix para beneplácito de sus suscriptores), el enamoradizo de Dylan le confesaba su amor, de una vez por todas, a Evie. Justo cuando ella estaba por casarse.

Bueno, en realidad la cosa no fue tan así. El fornicador serial de Luke fue quien deschavó el asunto, cansado de estar en el medio de la tensión romántica entre dos de los tres protagonistas de esta simpática serie británica.

Todo terminaba con miradas incómodas, silencios incómodos y una espera incomodísima para aquellos espectadores que lo vieron por televisión sin saber si alguna vez se resolvería. Pues aquí está la respuesta, o al menos parte de ella.

Como otras series de los estilos más variados, aquí el "¿lo harán o no lo harán?" es una de las razones para seguir mirándola y sus creadores saben que no podrán estirar el conflicto de manera eterna. En estos ocho episodios lo siguieron estirando, aunque el disfrute no se vio resentido.

Lovesick, segunda temporada

Ocho envíos servirán para tener otros ocho momentos del pasado de nuestros protagonistas, de nuevo girando alrededor de las damas con las que Dylan se acostó y quienes podrían tener una enfermedad de transmisión sexual. Cada episodio se apoya firmemente en el pasado, mientras en el presente la trama avanza un poquitito.

Sin tener episodios para el olvido, algunos simplemente agregaban pistas sobre la relación entre Evie y Dylan, mientras que los mejores nos permitían descubrir a otros personajes, desde Luke al pobre de Angus o el bueno de Mal.

En particular, Luke es quien experimenta el crecimiento más grande como personaje, pasando de ser un simple playboy a un pobre diablo que no tiene la capacidad de encarar una relación adulta. En uno de los mejores episodios de las dos temporadas, el del flashback más antiguo, veremos su momento de mayor dolor (parafraseando a Bart Simpson, podemos ver justo el cuadro de cuando se le rompe el corazón).

Llegando al cierre y por más que el presente se va desarrollando de forma un poco predecible, los creadores de la serie nos complican la vida, al mostrarnos casi que por primera vez a Dylan en una relación saludable y divertida con la chica que conoció en aquel lejano primer episodio.

"El romance es una cuestión de timing", señaló el A.V. Club en su última reseña de la segunda temporada y quedará de manifiesto cuando Dylan, Evie, Luke y hasta Angus experimenten esa sensación de estar en un lugar diferente al que se encuentra la persona en la que no pueden dejar de pensar.

Si viste los primeros seis, no debería costarte devorar estos ocho, aunque por momentos sientas que no hay mucha cosa nueva bajo el sol. Si no los viste, podés leer lo que escribimos hace unos meses y prepararte para una linda maratón, ya que todos de corrido seguramente te dé una mejor idea de a qué (y a quiénes) se dedicó el enamoradizo protagonista en los últimos años.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3