Home Cine/TV Reseña: Attack the Block (2011)

Reseña: Attack the Block (2011)

Por el Cine/TV

Reseña: Attack the Block (2011)Esta invasión extraterrestre tiene la particularidad de que se desarrolla en un complejo de viviendas de Londres. Un grupo de bichos peludos y de filosos dientes se enfrenta a una pandilla de delincuentes juveniles, quienes serán la última esperanza de todo el barrio.

Reseña: Attack the Block (2011)

Reseña: Attack the Block (2011)No siempre uno puede mirar las películas que desea en la pantalla grande. A veces ocurre que ni siquiera existe esta posibilidad, pero ya no ocurre tanto como antes. En otras ocasiones, las circunstancias impiden que uno disponga de esas horas para arrimarse hasta el cine y sumergirse en el largometraje.

Por alguna razón no había visto Attack the Block (traducción estúpida: Ataque Extraterrestre) hasta los primeros días de este año 2013. Sabía que tenía una muy buena reputación, en base a las críticas de sitios en los que uno confía, así que daba por descontado que pasaría un buen rato, y finalmente así sucedió.

La historia de Attack the Block es bastante sencilla: un día en que Londres celebraba con muchos petardos ("remember, remember, the fifth of November..."), caen a la Tierra una gran cantidad de seres del espacio exterior. Lo malo (para nosotros) es que son grandotes, jodidos y dotados de dientes muy filosos. Lo malo (para ellos) es el lugar en el que cayeron: una especie de Euskal Erría londinense con matones y matoncillos que se enfrentaran a la amenaza extraterrestre con lo que tengan a mano.

El director y guionista Joe Cornish (quien estuvo detrás del guión de Tintin junto a Steven Moffat y Edgar Wright) plantea una película de acción con ligeros tintes de comedia, que parte desde un lugar incómodo. Los "héroes" de la película son presentados cometiendo una fechoría de la peor calaña, por lo que como espectadores estaremos luchando desde el primer minuto entre las ganas de que derroten a los bichos y las ganas de que reciban su merecido.

La acción no disminuye desde el primer minuto y Cornish nos tendrá preparados un puñado de momentos para hacernos saltar del asiento. Las criaturas extraterrestres, cuya simpleza de diseño no les resta credibilidad, van siendo reveladas con el correr de los minutos. Y los pandilleros humanos van haciendo méritos para quererlos un poquitito.

Por allí se cuela Nick Frost, un veterano de las películas de Big Talk Productions, en un papel fumeta que aporta algunas risas sin bajar la velocidad de la trama (apenas si nos permite recuperar el aliento).

Attack the Block va dejando, casi de manera subliminal, reflexiones acerca de la vida en los rincones más oscuros de la ciudad. Sin justificar las acciones de los protagonistas, el director nos muestra el lado humano de estos pillos, tratando de entender por qué tomaron algunas de esas (malas) decisiones.

El resultado final es altamente satisfactorio para aquellos que gusten de las películas de acción, aunque en lugar del típico héroe tendremos a un montón de menores infractores buscando la redención. Todo un tema.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3