Home Cine/TV Reseña: El Origen de los Guardianes

Reseña: El Origen de los Guardianes

Por el Cine/TV

Reseña: El Origen de los GuardianesEn esta nueva entrega animada de DreamWorks, un grupo de seres inmortales y poderosos popularmente conocidos, unen fuerzas e intentan reclutar a uno más de los suyos para salvar al mundo de los tenebrosos planes de un oscuro villano… ¡Agarrate, Liga de la Justicia!

Reseña: El Origen de los Guardianes

Reseña: El Origen de los GuardianesLa cosa es así: parece que desde tiempos inmemoriales hay un grupo de "Guardianes", cuya tarea es proteger a los niños y sus características más preciadas como el asombro, la esperanza, la imaginación y la diversión. Es así que en este equipo encontramos por ejemplo a Papá Noel, también conocido como Norte, que en vez de ser el simpático regordete al que estamos acostumbrados (gracias a Coca-Cola) es un simpático y valiente cosaco ruso, con brazos tatuados, un trineo todopoderoso, y duendecillos y yetis que le dan una mano en su morada del Polo Norte, centro de reunión de los Guardianes.

También aparece el Hada de los Dientes, que vendría a ser la versión anglosajona y femenina del Ratón Pérez, mitad humana y mitad colibrí, llena de energía y líder de un ejército de pequeñas haditas colibríes que la asisten en la tarea de intercambiar monedas por dientes de niños. Otro que no falta es el Conejo de Pascua, un conejo (duh!) medio australiano, siempre listo para entrar en acción con la ayuda de sus boomerangs, protector de la naturaleza y de los huevecillos que decora en su madriguera para luego esconder en la fecha correspondiente. Y finalmente está Sandman (o Sandy en la versión original y Meme en el horrible doblaje latino), un hombrecito silencioso que tiene como tarea hacer que los niños tengan dulces sueños ayudándose con esculturas de arena, quien además parece ser el más antiguo de estos Guardianes.

Reseña: El Origen de los Guardianes

Reseña: El Origen de los GuardianesEn esta historia aparece también el villano de turno: Pitch Black, o el Cuco, rey de las pesadillas a quien antiguamente todos temían, pero luego de mucho tiempo de padres diciéndole a sus hijos que no deben creer en él, fue perdiendo fuerza mientras los Guardianes la ganaban, ya que todos los niños siguen creyendo en ellos. Pero Pitch tiene un plan para hacer que los niños vuelvan creer en él y dejen de hacerlo en los Guardianes, y es ahí cuando deberán dejar sus diferencias de lado y aprender a trabajar en equipo.

Es así que buscarán la ayuda de alguien en quien nunca hubieran pensado: el travieso e irresponsable Jack Frost. Jack es un eternamente joven y solitario ser, que se divierte jugando con la meteorología, pues tiene la capacidad de manipular el frío, el viento, la nieve y el hielo (y tiene además un asombroso parecido con el desalmado Rey Joffrey de Game of Thrones).

El guión de esta película es una adaptación de la serie de libros The Guardians of Childhood (Los Guardianes de la Niñez) de William Joyce y es una historia con la que todos podemos identificarnos de alguna forma. La película está dirigida por Peter Ramsey, con el propio Joyce y Guillermo del Toro entre los productores ejecutivos. Visualmente es espectacular, con una animación muy bien lograda y de la calidad a la que nos tiene acostumbrados DreamWorks. Tanto es así que vale la pena bancarse la incomodidad de los lentes y verla en 3D.

También tiene la cuota de humor para grandes y chicos que nunca falta en estos largometrajes. A mí me tocó verla doblada al Español Latino (bueno, fue gratis y encima me regalaron pop y refresco), pero en alguna sala se la puede encontrar en su idioma original, con las voces de Alec Baldwin, Hugh Jackman, Jude Law, Isla Fisher (la muchacha loca por las compras en la película del mismo nombre) y Chris Pine (el joven Capitán Kirk en la última versión cinematográfica de Star Trek), lo que puede agregarle un bonus a esta muy disfrutable película.

Compartimos el tráiler:

Reseña: El Origen de los Guardianes

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3