Home Cine/TV Reseña: Gravity

Reseña: Gravity

Por el Cine/TV

Reseña: Gravity¿Qué mejor excusa para conocer una sala de Imax que la última película de Alfonso Cuarón? Las imágenes que nos muestra este director de una fallida misión espacial son perfectas para la pantalla grande, aunque su historia sea lo suficientemente buena como para funcionar en cualquier formato.

Reseña: Gravity

Reseña: GravityAprovechando la visita a la Convención de Cómics de Nueva York, me pareció que sería una buena idea el asistir a una proyección de Imax, el sistema de exhibición de películas en un tamaño bastante mayor al promedio, con sonido envolvente y todos los chiches. Ayudó en la decisión que estaban emitiendo Gravity y que en varios sitios de Internet recomendaban especialmente ver la película en este sistema (y en 3D).

El sitio elegido para verla fue cerca del Lincoln Center, donde la amable cajera nos contó que se trataba de la pantalla más grande del país y nos recomendó unos buenos asientos. Por supuesto, en el Primer Mundo también se pueden elegir los asientos y ahorrarse las espantosas filas antes de entrar.

La entrada, por tratarse de Imax y 3D, costaba alrededor de 22 dólares. Hay que señalar que la común estaba en unos 15 dólares, si mal no recuerdo.

Del complejo poco puede decirse; lo curioso fue tener que subir hasta el cuarto piso para llegar a la sala de Imax. Allí, mi señora y quien escribe compramos unos panchos y un vaso de refresco de un litro (para compartir). La aventura era completa.

Desde los tráilers previos a la película quedó claro que se trataba de una experiencia diferente, sin embargo, no puedo mentirles: pensé que la pantalla sería aún mayor. La proyección fue perfecta y el sonido de puta madre, pero en mi mente (y con los años) me había imaginado una pantalla a la que prácticamente había que barrer con la mirada para verla entera. En realidad, me recordó a cuando de chico iba a ver una película al Cine Casablanca, el Plaza o algún otro de los grandes.

Poco importó este detalle, ya que la película fue disfrutable de principio a fin, el 3D no se hizo molesto (aunque, una vez más y hasta el cansancio, prefiero mis películas con una dimensión menos) y la maravillosa fotografía merecía verse en esa pantallota.

Gravity es una película que combina lo mejor de las aventuras pochocleras (como los momentos en los que uno no puede hacer más que aferrarse del asiento) con una historia simple, minimalista y muy bien contada.

La historia es sencilla y tiene que ver con un grupo de astronautas cuya misión en el espacio no sale como esperaban. Se trata de otro exponente de la escuela del "tipo que se queda solo en el medio de la nada", que nos ha traído aventuras en cavernas perdidas o en el medio del mar (de hecho, uno de los tráilers era acerca de la última de Robert Redford en la que interpreta a un solitario navegante cuyo viaje no sale como esperaba).

No sé cuánto duró Gravity y no me interesa buscarlo ahora, pero durante toda la película el ritmo fluyó entre los momentos íntimos (que en parte lo fueron todos) y los de suspenso, cuya credibilidad en ambos casos va de la mano de las actuaciones de Sandra Bullock y George Clooney.

Este último tiene el papel más sencillo, porque su astronauta no deja de tener características del clásico "papel Clooney", aunque en ningún momento pierda credibilidad. Bullock es la que carga con el peso emocional de la historia, en su papel de astronauta algo verde, que sufrió un trauma en su vida que la dejó varada en el vacío.

De esas metáforas, no tan baratas como la que acabo de formular, está repleta la película. Alfonso Cuarón no solamente nos muestra bellísimas imágenes de la gravedad cero y la Tierra desde el espacio, sino que juega con ellas para recordarnos imágenes como la del bebé en el útero o la del nacimiento.

Por muchísimas razones fue un momento disfrutable de punta a punta y una verdadera experiencia de inmersión en la historia, tanto que no recordaba en que parte del mundo me encontraba cuando corrieron los créditos. Sin embargo, Gravity se sostiene por sí sola y debería satisfacer al público tanto en la pantalla de los microcines como en el televisor del hogar. Así de buena me pareció.

Reseña: Gravity
Actualización: aquellos que vieron la película (si no lo hicieron no sé qué están esperando) pueden disfrutar de este corto, que muestra la otra mitad de una conversación muy especial.
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3