Home Cine/TV Reseña: Los Magníficos (2010)

Reseña: Los Magníficos (2010)

Por el Cine/TV

Reseña: Los Magníficos (2010)La serie acerca de los comandos que son perseguidos por un crimen que no cometieron tuvo su remake, fiel al original en cuando a la acción y las explosiones, pero con una trama que resulta confusa en una película que necesitaba ser de consumo rápido.

Reseña: Los Magníficos (2010)

Reseña: Los Magníficos (2010)Allá por los años ochenta abundaban las series importadas de aventuras. Tenías a Lobo del Aire, con unos tipos que hacían justicia desde un helicóptero; El Cóndor, con un tipo que hacía justicia desde una moto; y Los Magníficos, con unos tipos que hacían justicia desde el vehículo que encontraran entre la chatarra. No serían muy originales, pero entretenían.

La premisa de Los Magníficos era repetida cada vez que empezaba un episodio: unos comandos marchan presos por un crimen que no cometieron, pero se escapan y a partir de ese momento se convierten en mercenarios del bien, ayudando a las personas con una frecuencia semanal, mientras huyen del ejército.

Fueron 5 temporadas y 98 episodios, dejando una propiedad intelectual que años más tarde, algún ejecutivo decidió resucitar en medio de una pasión casi excesiva por las remakes. Y pese a tener plata atrás y ser superior a esas reinterpretaciones que pretenden darle ironía a lo que no tenía, la película se queda corta.

The A-Team entretiene, pero la intención de no ofrecer una aventura "llana" termina complicando las cosas. Parece que las películas de acción tienen que tener traiciones y grandes revelaciones, cuando el espectador lo que realmente quiere ver son cosas volando por los aires. En especial en este caso, porque si algo tenía la serie eran cosas volando por los aires.

Podría decirse que la película se tarda casi dos horas en contar lo que el locutor de la presentación decía en pocos segundos. Y para peor, antes de llegar al origen de los Magníficos, tenemos que pasar por el origen del origen. Paciencia.

Lo primero será, entonces, ver cómo Hannibal Smith (Aníbal), Faceman Peck (Faz), B.A. Baracus (Mario Baracus) y Howling Mad Murdock (Murdock) se conocieron y formaron un grupo de comandos. Esto se lleva unos cuantos minutos, aunque hay que reconocer que la acción está bien llevada.

Recién ahí el director Joe Carnahan (el mismo de Smokin' Aces) nos llevará ocho años en el futuro, para encontrarnos con el grupo consolidado.

El líder es Aníbal (Liam Neeson), un tipo obsesionado con los planes. Parece que el guionista hubiera tomado la frase de cabecera de la serie original y decidió que el actor dijera la palabra "plan" al menos dos veces en cada oración. Junto a él está Faz (Bradley Cooper), el conquistador del grupo. Mario (Quinton Jackson) cuyo arco en el filme podría resumirse a "pasar de un corte de pelo a otro". Por último Murdock (Sharlto Copley) está loco y es piloto, nunca precisamos saber nada más de él.

Será éste el momento en que el equipo se verá involucrado en una misión, que por supuesto fracasará y ellos serán injustamente condenados. Al menos el guionista entendió que esto era imprescindible para la trama.

Lo innecesario para la trama era la presencia de diferentes grupos de inteligencia y del ejército, que van formando alianzas o se van entrometiendo en los planes del grupo conforme avanza la cinta. El propio Liam Neeson contaba que cuando vio la película la encontró confusa. Y él estaba ahí.

Tampoco es que estemos hablando de física nuclear, pero en medio de las disparatadas escenas de acción (que involucran aviones, helicópteros, tanques y contenedores) se ven afectadas por la historia del agente que los ayuda, pero no tanto, y la soldado que los ayuda, pero no tanto, y el milico viejo y la mar en coche. Cabe mencionar también un par de momentos en los que los malos se comportaban de manera bastante conveniente para que los planes de los buenos funcionaran.

Los puntos altos están en lo que debió verse lindo en la gran pantalla (aunque incluso alguna escenita de acción puede resultar entreverada). Las flaquezas se podrían haber solucionado eliminando alguna voltereta de la trama. Quizás haciendo que el guionista volara por los aires.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3