Home Cine/TV Reseña: The Image Revolution

Reseña: The Image Revolution

Por el Cine/TV

Reseña: The Image RevolutionReseñamos The Image Revolution, el nuevo documental de Patrick Meaney (Grant Morrison: Talking With Gods y Warren Ellis: Captured Ghosts), que cuenta los hechos relacionados a la fundación y primeros años de la editorial Image. La película recoge los testimonios de sus fundadores, así como de otros actores de la industria del cómic norteamericano.

Si sos de aquellos que siguen más o menos de cerca el día a día de la industria del cómic norteamericano, seguramente la historia de Image no te es ajena. A principios de la década de los 90, un grupo de dibujantes, todos ellos primeras figuras de Marvel, cansados de las condiciones poco beneficiosas a las que las grandes compañías sometían a sus creadores, pegaron el portazo y decidieron fundar su propia editorial (en la que los autores tendrían el control absoluto sobre sus obras). Así, con este éxodo nació Image, convirtiéndose en uno de los hitos más importantes que la historia del cómic gringo recuerde.

Veinte años después de aquel cimbronazo, el cineasta Patrick Meaney (a quien hace un par de años tuvimos la posibilidad de entrevistar, y cuya película Grant Morrison: Talking With Gods reseñamos en este mismo sitio) decidió contar esa historia en su nuevo documental titulado The Image Revolution.

A diferencia de sus anteriores películas (la recién mencionada Talking With Gods sobre Morrison y el documental acerca de Warren Ellis), en las que a partir de los testimonios de los propios protagonistas y sus colegas, proponía una suerte de construcción colectiva para determinar la influencia y legado de ambos guionistas, en The Image Revolution el encare se da por el lado de la perspectiva histórica.

Una posible mirada hacia los años de gestación de la editorial podría haber sido la de apelar a la ruptura que significó desde el punto de vista artístico el cambio de estilo que introdujeron McFarlane, Liefeld y compañía respecto al tipo de historias que se venían contando hasta ese momento (básicamente, los últimos coletazos de la "invasión británica"). Sin embargo, esa no es la intención de Meaney. De hecho, la "revolución" que menciona el título nada tiene que ver con aspectos artísticos, sino con una postura de no tolerar más los destratos de los dos gigantes de la industria del cómic norteamericano.

Reseña: The Image Revolution

El director propone un paseo cronológico que toma como punto de partida el momento en que los artistas deciden fundar Image, y desde ahí traza el camino recorrido: el éxito inicial que se dispara hacia la estratósfera, las posteriores diferencias y los egos en juego, el colapso de la industria y la situación actual de la editorial.

Para poner en contexto las circunstancias que detonaron esa decisión, el director hace un breve repaso de la eterna batalla legal entre DC y los creadores de Superman (Jerry Siegel y Joe Shuster), así como el conflicto entre Jack Kirby y Marvel referido a los derechos de autor. Este segmento, así como la recreación de la reunión en la que los fundadores les comunicaron a los ejecutivos de la Casa de las Ideas su salida de la editorial, son puestas en pantalla mediante la utilización de una suerte de motion comic. Se trata de un recurso que funciona eficazmente y que agrega un bienvenido atractivo visual al de las impecablemente filmadas entrevistas.

Conjuntamente con las filmaciones de la época en las que se muestran a los fanáticos abarrotando las comiquerías, están los registros caseros de los artistas en sus respectivos estudios; todos elementos que contribuyen a dar una idea de la realidad que se vivía a principio de los 90. Una época en la que los creadores de cómics (particularmente los dibujantes) despertaban el mismo grado de fanatismo que una estrella de rock. Si hasta Rob Liefeld tuvo su propio comercial de Levi's filmado por Spike Lee. Como comenta el guionista Nick Spencer en una de sus intervenciones, se trataba de una época en la que parecía que cada joven de esa generación leía cómics.

Sin dudas, el mayor logro de Meaney es el de haber reunido los testimonios de los siete fundadores (sin repetir y sin soplar: Todd McFarlane, Rob Liefeld, Jim Lee, Marc Silvestri, Jim Valentino, Whilce Portacio, Erik Larsen). Cada cual da su versión de los hechos y es interesante cómo los comentarios de uno y otro, en ciertas oportunidades entregan una mirada distinta de los mismos.

Reseña: The Image Revolution

Dichos testimonios hablan por sí solos y dejan bien en claro las diferentes personalidades y egos involucrados, y cómo los mismos llevaron a que la editorial atravesare momentos muy tensos que la pusieron en jaque.

El otrora golden boy, Rob Liefeld, se roba la pantalla en cada una de sus apariciones, demostrando que todo lo que le falta de talento le sobra de carisma. Asimismo deja algunas frases para la posteridad como "nosotros le quebramos la columna a Batman y matamos a Superman", en clara alusión a los manotazos de ahogado que daban Marvel y DC para tratar de competir con sus ex empleados. Como frutilla de la torta, Liefeld nos regala una imitación de McFarlane magistral y que por sí sola vale la película.

A medida que el documental avanza, es notorio cómo las figuras de McFarlane y Lee van acentuando sus diferencias. Mientras que este último aparece como un "company man", que finalmente deja la editorial al vender su estudio a DC, McFarlane aparece como aquél que lleva su idea inicial hasta las últimas consecuencias. De hecho, Lee terminó convirtiéndose en uno de los ejecutivos más importantes de DC, mientras que el creador de Spawn es el único de los fundadores que nunca más volvió a trabajar para alguna de las Big 2.

El momento más dramático de la película tiene que ver con la debacle del 96, con la implosión de la industria a raíz de la caída del mercado de especuladores. Hecho que terminó por deshacer una interna que venía convulsionada a partir de ciertas actitudes de Liefeld que fueron mal vistas por sus colegas, y que detonaron su salida (o más bien expulsión) de la editorial. En ese contexto, Liefeld explica la razón de ser de Heroes Reborn, que básicamente se resume en los tres millones de dólares que Marvel le ofreció a él y a Lee para relanzar sus principales franquicias.

Los minutos finales están dedicados a destacar la situación actual de la editorial, con Robert Kirkman y su Walking Dead a la cabeza. Si bien a priori resulta un salto temporal demasiado abrupto (casi no hay registro de lo que sucedió en la editorial en los años 2000), la intención de Meaney parecería ser la de darle un cierre feliz a la historia de la editorial.

The Image Revolution es un nuevo acierto en la carrera del director, y una película que llega en el momento justo en que la editorial está pasando por una etapa notable de popularidad y de calidad artística. Sin dudas, una buena oportunidad para reivindicar el impulso de siete tipos que mostraron que un camino de mayor respeto para los creadores era posible. La discusión sobre la anatomía de los personajes de Liefeld la dejamos para otro día.


Los interesados en adquirir la película pueden pasar por la web de Sequart, a través del siguiente link: http://sequart.org/store/

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3