Home Cine/TV Sense8

Sense8

Por el Cine/TV

Sense8En "Sense8", poderes misteriosos permiten a un grupito de personas interactuar más allá de las distancias. No fueron necesarios varios años para empezar a darnos respuestas sobre ellos, incluso cuando las preguntas no eran tan importantes. Los que importan son los protagonistas.

Sense8

Sense8 en lo previo llamaba muy poco mi atención. Por un lado estaban los Wachowski, cuyo mayor mérito había sido entretenerme con las tres Matrix (bajen las antorchas). Por el otro, J. Michael Straczynski, cuya Babylon 5 nunca vi, su cómic de Spider-Man aborrecí, y sus otras historietas disfrut-í.

Para peor, algunos comentarios flotando en Internet decían que la premisa era inentendible, que les dolía la cabeza después de ver un solo episodio.

Peeeeeeero... como pago Netflix todos los meses, me hubiera sentido un tonto si al menos no le daba una oportunidad. Vi el primer episodio, entendí la premisa claramente, me dio ganas de seguir mirando la serie y terminé disfrutándola bastante.

Hablemos de la premisa, que sobre eso se basa todo. Existen unos tipos (ocho) cuyas vidas están conectadas. Lo que siente uno lo pueden sentir todos, pueden verse a pesar de estar en distintas partes del mundo, incluso tomar el lugar del otro y utilizar sus habilidades.

Sense8

En pocos minutos conocemos al equipo, que está repartido en diferentes ciudades del mundo, con historias muy distintas y una intención clara (de los guionistas, no de las fuerzas del universo Sense8) de que sean un ejemplo de lo diferentes que somos los seres humanos. Aunque justo estos ocho sean todos "bonitos".

Una mujer coreana que lucha contra la discriminación de género, una química india con fuertes creencias religiosas, una mujer transexual hacktivista que gusta de las mujeres, un chofer keniata, una DJ de Islandia que anda de fiesta por Londres, un policía de Chicago, un actor del cine mexicano que no sale del clóset y un chómpiras alemán que suele andar desnudo por ahí.

Cada uno de ellos tendrá su arco durante los doce episodios, más o menos conectado con la mitología de la serie, que refiere a los sensates, sus diferentes grupos y (por supuesto) la organización maligna que se opone a ellos. Detrás de todo está el concepto de identidad, luchando contra toda clase de prejuicios, en el Primer Mundo, el Tercero y todo lo que exista en el medio.

Otra temática presente es la del destino, no solamente por estar cada uno de ellos destinado a ser parte de algo más grande, sino que en algún momento de sus vidas debieron o deberán luchar contra lo que los demás tenían preparado para ellos (un género, un rol en la sociedad, un empleo, una situación económica, etcétera).

Sense8

Además de interactuar con su mini elenco, cada "sensate" empezará a mezclarse con los otros, prestándose poderes, experiencia de vida o al menos haciéndose compañía.

Hay mucho de Lost en esta serie, no solamente la aparición de Naveen "Sayid" Andrews sino esa idea del elenco conectado de una manera más o menos fantástica. Pero donde ésta tardó varios años en darnos una respuesta (que para muchos no fue satisfactoria), Sense8 esboza detalles sobre la forma en que funcionan estas habilidades. Y, a diferencia de las aventuras en la isla misteriosa, aquí esa respuesta no importa tanto. Por eso no se hace tanto énfasis en la pregunta.

Las verdaderas preguntas que se formulan son: "¿cómo hará tal o cual personaje en salir de tal o cual situación?". "¿Cuánto tardará en utilizar los poderes de la coreana para patear unos cuantos traseros?". De hecho, cuando entran en juego los "enemigos", lo importante no es el enfrentamiento entre grupetes sino cómo hará la víctima de turno para zafar del quirófano.

Sense8

Entre los puntos bajos, podría mencionar que entre el episodio tres y nueve (maomeno) la serie cuenta una gran historia sobre ocho historias pequeñas, y el formato de "episodio" es una excusa. En cualquier momento de cualquier episodio podés poner pausa, dormirte un par de horas en el sillón del living, de madrugada pasarte para la cama helada, y al día siguiente continuar viendo la serie. Me contaron.

El concepto de cliffhanger pierde sentido en una ficción pensada para el atracón y eso es lógico, pero la falta de una más notoria compartimentación hizo que el segundo acto de Sense8 pareciera eterno.

Lo otro que considero como negativo, me ocurrió cuando estaba llegando a la recta final de episodios. En mi mente ya había aplaudido la velocidad con la que se explicaba el asunto y la forma en que las subtramas empezaban a resolverse... cuando leí que el "plan" de Straczynski y los Wachos consiste en cinco temporadas.

Sense8

Por más que me aseguren que tienen todo planeado e incluso el último episodio bien definidos (a diferencia de los de la isla), se me cayó un poco el disfrute del cierre. Quedó claro que vivimos en una era en la que las películas son "la parte X de una trilogía" y las series de televisión necesitan Biblias extensas antes de ponerse a filmar. Con la velocidad en que iban las cosas, podrían haber cerrado todo en doce horas de televisión y "conformarse" con haber contado una buena historia.

Eso no significa que vaya a dejar de verla. Allí me tendrán, al pie del cañón, cuando llegue una nueva tanda de episodios.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3